aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




"Chapo" vuelve a penal

Ariadna García y Marcos Muedano| El Universal
Domingo 23 de febrero de 2014

TRASLADO. Tras la conferencia de prensa para anunciar su captura, “El Chapo” fue subido a un helicóptero de la Policía Federal para llevarlo al penal de alta seguridad del Altiplano. (Foto: LEO MORALES EL UNIVERSAL )

PGR asegura que el operativo para su arresto duró varios meses, incluyó a todas las instancias de seguridad del país y contó con información de agencias de Estados Unidos

[email protected]  

Joaquín El Chapo Guzmán, el hombre más buscado dentro y fuera de México, fue capturado ayer, luego de 13 años de persecución por parte de las autoridades, en un operativo de precisión de la Secretaría de Marina en Mazatlán, Sinaloa, y fue trasladado al penal federal de máxima seguridad del Altiplano, en Almoloya de Juárez, Estado de México.

A las 10:00 horas, un alerta noticioso de la agencia Associated Press anunció que un alto funcionario de Estados Unidos confirmaba el arresto del líder del cártel de Sinaloa.

Un poco más tarde, alrededor de las 13:00 horas, el ex presidente Felipe Calderón Hinojosa felicitó al gobierno de Enrique Peña Nieto en Twitter ante las versiones de la captura, hecho que confirmaría más tarde el propio mandatario mexicano por la misma vía.

En un escenario preparado en el hangar de la Secretaría de Marina (Semar), el titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Jesús Murillo Karam, informó que la detención del narcotraficante se llevó a cabo a las 6:40 horas de ayer en la ciudad de Mazatlán, Sinaloa, por parte de la Semar y sin que se disparara un solo tiro.

Murillo Karam, acompañado por el almirante Vidal Francisco Soberón Sanz, titular de la Armada de México; el secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos; el comisionado nacional de seguridad, Manuel Mondragón y Kalb, y el director del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), Eugenio Imaz, dio a conocer que a El Chapo se le detuvo en compañía de otra persona, identificada como Carlos Manuel Hoo Ramírez.

Joaquín El Chapo Guzmán Loera, líder del cártel de Sinaloa, ha sido considerado el principal traficante de drogas dentro y fuera de México. En 1993, en el entonces gobierno de Carlos Salinas de Gortari, fue detenido en Guatemala y trasladado a México, en donde se le recluyó en el penal de alta seguridad de Jalisco.

En 2001, ya en la administración del presidente Vicente Fox, escapó y se convirtió entonces en el narcotraficante más buscado en México y por las autoridades del FBI y la Policía Internacional (Interpol).

Ayer, el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto anunció su detención como producto de una operación en la que se trabajó durante varios meses.

Plena identificación

En un mensaje que duró menos de cinco minutos, el procurador Jesús Murillo Karam justificó que si las autoridades mexicanas oficializaron la captura pasado el mediodía, fue porque se quiso tener certeza total de que el detenido realmente es El Chapo Guzmán.

“Preferimos tener una plena identificación y ya los peritos de la Procuraduría lo hicieron: está identificado al 100%, ha sido revisado por los médicos”, comentó.

La detención, detalló el funcionario, fue producto de una operación que se trabajó durante varios meses entre todas las instancias de seguridad del gobierno federal que laboraron de manera coordinada y con información que fue proporcionada por agencias estadounidenses.

Agregó que los momentos definitivos para la captura se dieron entre el 13 y 17 de febrero pasados, cuando se localizaron algunos domicilios en los que el narcotraficante acostumbraba estar.

“En alguno de ellos [de los domicilios] lo que dificultó la detención es que se encontró que estaban conectados por medio de túneles con siete casas, ubicada no sólo por túneles, sino utilizando el propio drenaje de la ciudad”.

Las puertas de las casas que intervino la autoridad, añadió Murillo, estaban reforzadas con acero, lo que hizo que se retardara la entrada de los elementos de seguridad y permitió que el líder del cártel de Sinaloa escapara.

El procurador destacó que hubo varios momentos en los que Guzmán Loera pudo haber sido detenido, pero se mantuvo la prudencia para evitar realizar la aprehensión en lugares donde ciudadanos pudieron haber salido afectados.

“Preferimos no poner en riesgo a la ciudadanía y esperar el momento más adecuado, que justamente es el que se dio en el momento en que, con una enorme eficiencia y sin un solo disparo, los elementos de la Marina lograron la detención”, dijo.

En paralelo a la captura de El Chapo Guzmán se detuvo a 13 personas y se decomisaron 97 armas largas y 36 cortas, dos lanzagranadas, un lanza cohetes, 43 vehículos, entre ellos 19 blindados, 16 casas y cuatro ranchos.



comentarios
0