aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




PRI y PRD cobraban caro reformas: FCH

Rogelio Cárdenas Estandía| El Universal
04:10Lunes 25 de agosto de 2014


Para el ex presidente Felipe Caldern, las reformas energtica yde telecomunicaciones

EVALUACIÓN. Para el ex presidente Felipe Calderón, las reformas energética yde telecomunicaciones "son correctas", aunque cuestiona la ley fiscal. Lamenta no haber tenido el apoyo de la oposición durante su sexenio. (Foto: LUCÍA GODÍNEZ / EL UNIVERSAL )

El ex presidente Felipe Calderón Hinojosa subraya que para sacar adelante las reformas estructurales en su sexenio le faltó el apoyo de la oposición (PRI y PRD) que, a cambio, demandaba requerimientos "muy difíciles de conceder", como una gran cantidad de recursos para los gobiernos locales; acepta que también influyeron las muertes de Juan Camilo Mouriño y Francisco Blake, pues se afectó la capacidad operativa y política de su gobierno

[email protected]

El ex presidente Felipe Calderón, en entrevista con EL UNIVERSAL, asegura que la oposición le regateó el apoyo para sacar adelante las reformas. “Una gran cantidad de recursos para los gobiernos locales, y pues sí, en alguna ocasión requerimientos que eran muy difíciles de conceder”, dice en tono enfático. Admite que la muerte de dos secretarios de Gobernación minó la operación política de su gobierno.

Las reformas aprobadas en este sexenio, ¿son las que imaginaba?

Creo que algunas de ellas muy bien, y son exactamente las correctas. Claramente la energética es una reforma en el sentido correcto, que implica un reconocimiento de todos: para el gobierno, para el Presidente y para la oposición. Su ejecución va a ser clave para que funcione o no, y para ellos será fundamental que se ejecute con transparencia, que destierre cualquier sospecha de corrupción en los procesos. Va a detonar enormes flujos de inversión, en el mediano y largo plazos.

¿En el caso de la reforma de telecomunicaciones y la fiscal?

Telecomunicaciones también va en el sentido correcto. Nuestro objetivo era lograr las tres “C”: Convergencia, Competencia y Cobertura. Pienso que la reforma abona a que esto se tenga.

La fiscal no es la que yo imaginaba. Tiene que haber reformas por el lado del ingreso, pero lo que percibo es que algunos cambios fiscales sí generan una afectación a la economía y eso incide en el comportamiento económico de este año; por lo mismo, habrá que revisar si estos fenómenos son transitorios o permanentes. Si son transitorios, es entendible en el sentido de que las reformas fiscales están diseñadas para recaudar y eso frena la capacidad de consumo de la sociedad, lo cual incide precisamente en el desempeño de la economía. Pero si causa alguna afectación permanente valdría la pena revisar qué factores estarían incidiendo negativamente en el crecimiento económico.

¿Qué le faltó a usted para poder sacar adelante varias de estas reformas?

El apoyo de la oposición, porque la propuesta, la voluntad política, la conciencia o el entendimiento de que eran necesarias estaban ahí. En corto decían: “no pues, tiene usted razón señor Presidente, hay que hacerlas”, pero la verdad es que nunca estuvo el apoyo para todas. Debo reconocer que para muchas sí me apoyaron, como para realizar la reforma en materia de pensiones, para hacer una pequeña parte de la fiscal y una parte mínima de la energética, los contratos incentivados de Pemex.

¿Salía muy caro el apoyo del PRI y el PRD para aprobar sus reformas?

Honestamente, sí, eran cosas muy difíciles, siempre fueron negociaciones difíciles, y algunos apoyos sí fueron muy complejos.

¿Algunos apoyos que quisiera comentar?

Siempre, una gran cantidad de recursos para los gobiernos locales y, pues sí, en alguna ocasión requerimientos que eran muy difíciles de conceder.

¿Cree que le faltó un operador político, al fallecer dos secretarios de Gobernación muy leales y cercanos a usted?

No es que me haya faltado un operador político porque siempre tuve, pero la pérdida de dos secretarios de Gobernación, que eran cercanos, que además llevaban no sólo el vínculo con los partidos en general, sino el vínculo con el Partido Acción Nacional (PAN) de manera cercana con su militancia, fueron pérdidas muy difíciles de asimilar.

Tuve varios secretarios de Gobernación, todos ellos muy buenos, pero qué duda cabe que la pérdida de Juan Camilo Mouriño y José Francisco Blake sí implicó un muy duro golpe en lo personal, pero también en la capacidad operativa y política del gobierno.

¿Le pega que fuera en este sexenio donde se logró eso que usted soñó?

No, al contrario, a mí me da muchísimo gusto, porque en cierta forma muestra que en esas reformas teníamos razón. Qué bueno que se den, aunque en algunos casos tarde, como la energética.

Usted dejó una economía con crecimiento de 4%, pese a que vivió la peor crisis económica del mundo actual; en cambio hoy México no logra ni la mitad, ¿qué pasó o qué falta?

Puede haber muchos factores. Uno es el hecho de que la transición en sí misma sea muy larga, porque son 5 meses entre la elección y la toma de posesión, más la natural curva o el costo de aprendizaje inicial cuando hay nuevos funcionarios, pudo haber generado un menor ritmo en ciertos sectores que son detonantes de mercado interno. Pienso, por ejemplo, en infraestructura, y también pudo haber influenciado que el año pasado un sector clave como es la construcción tuviera un comportamiento menor. Y este año, probablemente los ajustes en materia fiscal que han habido, siempre implican un proceso de adaptación que puede ser más o menos complejo para la sociedad.

¿La inseguridad minó sus planes de empleo?

En general, la crisis de seguridad y la económica evidentemente no eran escenarios claramente previsibles e incidieron poderosamente en las metas que buscábamos. Cuando tienes una recesión te frustra o interrumpe poderosamente todos los planes de generación de empleo. Y, adicionalmente, el tema de inseguridad y la expansión del crimen organizado sí fueron factores que impidieron u opacaron muchas de las cosas que se hicieron en el país.



comentarios
0