aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Choca la PF con maestros y normalistas; hay 25 heridos

Dennis A. GarcÍa Enviado| El Universal
04:10Lunes 15 de diciembre de 2014

Integrantes de la Coordinadora Estatal de los Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) se enfrentaron con elementos de la Policía Federal Cristopher Rogel Blanquet/ EL UNIVERSAL

El encontronazo se llevó a cabo sobre la Avenida Insurgentes, en Chilpancingo, Guerrero Cristopher Rogel Blanquet/ EL UNIVERSAL

Alrededor de las 06:00 horas, la CETEG comenzó a colocar vallas sobre esa avenida con motivo del concierto en solidaridad de los familiares de Ayotzinapa Cristopher Rogel Blanquet/ EL UNIVERSAL

Los normalistas que ayudaban en esa actividad, informaron que fueron agredidos por los Federales Cristopher Rogel Blanquet/ EL UNIVERSAL

Luego inició un roce de palabras entre los policías, quienes les pedían a los docentes de la CETEG que dejarán salir a los elementos que se habían quedado al interior de un hotel Cristopher Rogel Blanquet/ EL UNIVERSAL

Los presuntos maestros ingresaron al hotel y sacaron a tres personas que al parecer eran Policías Federales Cristopher Rogel Blanquet/ EL UNIVERSAL

Fueron golpeados y subidos a una de las camionetas que utiliza el magisterio Cristopher Rogel Blanquet/ EL UNIVERSAL

Más adelante los esperaban los uniformados, quienes comenzaron a lanzar proyectiles Cristopher Rogel Blanquet/ EL UNIVERSAL

Un saldo de cinco civiles y tres policías federales heridos, dejó el enfrentamiento Cristopher Rogel Blanquet/ EL UNIVERSAL

Los agentes repelieron a los docentes con gases lacrimógeno y balas de goma Cristopher Rogel Blanquet/ EL UNIVERSAL

Una persona vestida de civil que no fue identificada arrolló a varias personas y lesionó a un federal Cristopher Rogel Blanquet/ EL UNIVERSAL

Durante los preparativos del concierto

GRESCA. Durante los preparativos del concierto "La luz en la oscuridad por Ayotzinapa" se enfrentaron policías federales e integrantes de la CETEG. (Foto: CRISTOPHER ROGEL BLANQUET. EL UNIVERSAL )

En una jornada violenta en la que integrantes de la CETEG, normalistas y familiares de los 43 desaparecidos se enfrentaron en dos ocasiones con policías federales, ocho agentes resultaron heridos, tres de ellos reportados como graves. También hubo 17 civiles lesionados y tres vehículos oficiales incendiados

[email protected]

Chilpancingo, Gro.— El saldo de la jornada violenta que se vivió ayer en Chilpancingo fue de ocho policías federales heridos —tres de ellos reportados como delicados de salud por los golpes que recibieron— así como 17 civiles lesionados y tres vehículos oficiales incendiados, cuando los uniformados querían contener a un grupo de encapuchados y rescatar a tres de sus elementos que fueron sustraídos del hotel en el que se alojaban.

Alrededor de las 04:00 horas, estudiantes normalistas, familiares de los 43 desaparecidos e integrantes de la de la Coordinadora Estatal de los Trabajadores de Guerrero (CETEG), colocaban vallas sobre la avenida Insurgentes como parte de los preparativos del concierto La Luz en la Oscuridad, convocada por bandas de distintos géneros en apoyo a los familiares de Ayotzinapa.

La Policía Federal había solicitado a la CETEG y a sus acompañantes que dejaran salir a los elementos que aún estaban en el hotel que había quedado entre el territorio cercado para el concierto; sin embargo esto no sucedió.

Cuando se colocaban las vallas para el evento, según la versión de los normalistas, fueron interceptados por cinco policías vestidos de civil que viajaban en un taxi, tenían supuestamente aliento alcohólico y los agredieron verbalmente.

El grupo radical comentó que al llegar al hotel Real del Sol, los federales salieron acompañados por más elementos y amagaron con sus armas a los normalistas.

Sin embargo, el grupo de encapuchados detectó que en el Hotel Diplomático, ubicado una calle antes del Real del Sol, había policías federales y fueron por ellos.

Ingresaron al hotel para obligar a salir a los policías a punta de palos, patadas, puñetazos y todo lo que encontraron para golpear. Los tres elementos asegurados fueron subidos a una de las camionetas color blanco que utiliza la CETEG, y se los llevaron.

Enfrentamientos. Al circular el grupo disidente sobre Avenida Insurgentes, se encontraron con más elementos de la Policía Federal quienes llegaron para auxiliar a sus tres compañeros privados de la libertad.

Con gases lacrimógenos y balas de goma, la Policía Federal contuvo a los maestros de la CETEG, a normalistas y familiares de Ayotzinapa; pero no logró rescatar a sus compañeros pues la camioneta que los llevaba a bordo logró salir de la trifulca, que dejó cuatro detenidos.

Cuando ya todo se había calmado, hubo otro enfrentamiento sobre la Avenida Insurgentes. Una persona vestida de civil que no ha sido identificada como Policía Federal ni como parte del movimiento de la CETEG o de Ayotzinapa, subió a una camioneta y embistió a varias personas, entre ellas a tres policías federales.

Entre los civiles lesionados en los disturbios está Ernesto Cruz Flores, estudiante de la UNAM, quien fue alcanzado por un proyectil en la mandíbula, ocasionándole una fractura.

También resultaron lesionados Lambertino Cruz Antonio y Mario César González Cabrera, padres de dos de los normalistas desaparecidos en septiembre pasado.

Otros de los lesionados son los maestros Manuel Salvador Rosas Zúñiga y Osmín Valdés Hipólito, ingresados al hospital del ISSSTE en Chilpancingo; y los periodistas Carlos Alberto Ogaz Torres, reportero de Regeneración Radio; y Alejandrino González de Associated Press (AP).

Alrededor de las 7:30 horas, José Luis Solís López, el comandante Espartaco de la Policía Federal, comenzó las negociaciones con el líder de la CETEG, Ramos Reyes Guerrero, para recuperar a sus compañeros.

El mando de la Policía Federal pidió el regreso de sus tres elementos que fueron sustraídos del hotel; en tanto que Reyes Guerrero solicitó la liberación de cuatro personas.

Minutos después los cuatro manifestantes fueron liberadas, una de ellas con golpes visibles en el rostro, quien exigió se le devolviera su mochila y su cartera.

El líder de la CETEG indicó al comandante Espartaco que indagarían dónde se encontraban los tres Policías Federales; minutos después fueron liberados cerca de la caseta de cobro del nuevo libramiento a Tixtla.

Vandalismo. Horas después se registraron otros hechos vandálicos. El primero sucedió afuera del Instituto Universitario de Ciencias Policiales de la policía estatal (Infocap).

Ubicado sobre la autopista del Sol, ahí llegaron personas encapuchadas y prendieron fuego a dos camionetas oficiales; asimismo arrojaron piedras al inmueble. En otra acción, incendiaron otra camioneta oficial a la altura de la glorieta del Caballito, sobre la Avenida Insurgentes, cerca de donde ocurrieron los hechos de la mañana.

jram



comentarios
0