aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Usará EU fondos de plan Mérida para atender crisis migratoria

Natalia Gómez| El Universal
Lunes 14 de julio de 2014
Usar EU fondos de plan Mrida para atender crisis migratoria

MEDIDA. Los niños que no puedan demostrar que necesitan protección, van a ser deportados, advierte Tom Shannon. (Foto: NATALIA GÓMEZ / EL UNIVERSAL )

El gobierno estadounidense prevé trasladar fondos de la Iniciativa Mérida (de combate al narcotráfico) a la atención de la crisis humanitaria de niños migrantes, informó el ministro consejero del Departamento de Estado, Tom Shannon

[email protected]

Tom Shannon, ministro consejero del Departamento de Estado, y encargado para la crisis humanitaria de los niños migrantes, anuncia que el gobierno del presidente Barack Obama se encuentra en el proceso de hablar con el Congreso para redirigir algunos fondos aprobados dentro de la Iniciativa Mérida, al programa de Frontera Sur, que es impulsado por el gobierno mexicano.

Detalló que serían 86 millones de dólares los que se destinarían a estos esfuerzos.

En entrevista con algunos medios de comunicación, Shannon aseguró que cada país tiene el derecho de autorizar quien ingresa a su territorio. No obstante, precisó que su gobierno cumplirá con sus obligaciones bajo las leyes y acuerdos internacionales.

“Todo migrante que cruza nuestra frontera va a tener a su alcance la posibilidad de hablar sobre su situación, pero de todos modos ustedes saben muy bien que cada país tiene el derecho de definir quién va a cruzar su frontera y quién no y bajo qué circunstancias”, afirmó.

Shannon añadió que “reconocemos el lado humanitario y por ello la solicitud del presidente (Barack Obama al Congreso) de más de tres mil millones de dólares (para atender el fenómeno)”, explicó.

Niñez requiere atención

Shannon reconoció que Estados Unidos tiene que mejorar sus capacidades de atención a los menores y entender mejor de dónde vienen y por qué están migrando.

“Obviamente, los niños que pidan una atención especial por amenazas que enfrentan en sus países de origen tendrán oportunidad de explicar a los oficiales y autoridades, así como presentar hechos para mostrar que sí cumplen con los requisitos internacionales y con nuestras leyes, entonces habrá procesos para considerar el refugio”, señaló.

El diplomático rechazó que sea correcta la versión de algunas voces que señalan que Estados Unidos debería invertir en el desarrollo de los países expulsores de migrantes en vez del reforzamiento de la seguridad fronteriza.

“Tenemos la obligación de construir una frontera segura, donde sabemos quienes están cruzando, pero la migración que vemos en el caso de los niños tiene una serie de razones que tiene que ver con circunstancias de América Central y debemos tener ese financiamiento para ambas cosas, la seguridad en la frontera, pero también para atacar las raíces y causas primordiales”, indicó el funcionario designado por Obama para atender esta etapa de crisis, que se ha agudizó sobre todo en el tema de los menores migrantes no acompañados.

El político estadounidense advirtió que el mensaje a los migrantes es claro: “los que no pueden demostrar una razón para quedarse porque necesitan protección van a ser deportados”.

Respecto a las voces de republicanos e incluso del propio gobernador de Texas, Rick Perry, que piden retirar el apoyo económico estadounidense a México por incumplir en detener a los migrantes, el funcionario consideró que México también está devolviendo niños no acompañados: “Realmente hasta este momento más que nosotros”, reveló.

Subrayó que, cuando se habla del aspecto humano de la migración, se debe entender que entre los países expulsores y Estados Unidos existe una cadena de traficantes que están moviendo a los niños, por lo que los países involucrados, dijo, están convencidos de que no pueden adoptar políticas públicas que institucionalicen el papel de los traficantes.

“Cuando uno piensa en las medidas que los países aplican en sus fronteras y cómo tratar a los niños, debemos pensar quiénes deben ser repatriados y quienes no, tenemos que entender que nuestras acciones no deben institucionalizar la acciones de los delincuentes que trafican con personas”, alertó.

Aliados contra el fenómeno

Para Shannon, México es el principal aliado de Estados Unidos en el proceso de entender el fenómeno migratorio a través del trato de los oficiales con las personas que salen de sus países por alguna razón, es por ello que en esta visita al país, además de participar hoy en el Coloquio México-Santa Sede sobre Migración Internacional y Desarrollo, acudirá a Tapachula, Chiapas, para conocer de primera mano cómo está y trabajando México en su frontera sur.

“La iniciativa de Frontera Sur anunciada por México es inteligente e interesante porque reconoce la importancia del movimiento seguro, al mismo tiempo pretende eliminar la acción de los traficantes en la zona, así como verificar que quienes atraviesan tienen una razón”, consideró.

Manifestó la satisfacción del gobierno estadounidense por la colaboración bilateral con México para construir algunas políticas y acciones, a fin de atender el problema migratorio, así como el acercamiento que se ha provocado con los gobiernos de Guatemala, Honduras y El Salvador.

Anunció que para septiembre de este año habrá una reunión entre los tres responsables de frontera de México, Estados Unidos y Guatemala para continuar el diálogo y definir políticas públicas para atender el problema.

Shannon dio la bienvenida también al anuncio hecho por el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, de poner orden en lo que se conoce como La Bestia —el tren por el que se transportan los migrantes indocumentados desde la frontera sur hasta Estados Unidos—, al señalar que cualquier iniciativa que detenga este flujo de personas es positiva.

Inversión en la región

El funcionario estadounidense anunció que “estamos en el proceso de hablar con nuestro Congreso, para dirigir algunos fondos con el objetivo de trabajar con el gobierno de México y colaborar en su iniciativa, que me parece muy inteligente e interesante”.

Shannon explicó que cuando se solicitaron en el Congreso de su país los tres mil millones de dólares, miembros del Senado les interrogaron sobre las metas de éstos recursos

El gobierno de Barack Obama explicó que el objetivo será reducir el flujo de menores migrantes que atraviesan hacia Estados Unidos y también invertir en desarrollo para los países centroamericanos, por lo que resulta importante que los legisladores estadounidenses aprueben los recursos.

Asimismo, el ministro consejero precisó que a la par de la atención humanitaria para el fenómeno, se tienen programas bilaterales en Guatemala, Honduras y El Salvador, con un enfoque especial centrado en combatir el tráfico de drogas que realizan los cárteles y las Maras, organizaciones y pandillas criminales que provocan violencia, pero que también participan en el tráfico de personas.

“Con esta nueva solicitud de fondos, se destinaría una proporción a este combate”.



comentarios
0