aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




"Llega México a cumbre fuerte por reformas"

J. Jaime Hernández / Corresponsal| El Universal
Miércoles 19 de febrero de 2014

Fuertes medidas de seguridad rodean el lugar donde se celebrará la cumbre de Norteamérica para intentar impulsar la relación entre los tres países Reuters

La reunión se llevará a cabo en esta ciudad de Toluca, a las afueras de la capital mexicana, donde se reunirán el presidente de EU, Barack Obama, el mexicano Enrique Peña Nieto y el primer ministro canadiense, Stephen Harper Xinhua

La Plaza de los Mártires, en donde se encuentra el Palacio de Gobierno de Toluca, capital del Estado de México, se encuentra cerrada y fuertemente custodiada por efectivos de la Policía Federal y del Ejército Xinhua

Las calles aledañas a esta plaza también se encuentran cerradas, mientras que helicópteros sobrevuelan la zona para llevar a cabo labores de vigilancia Reuters

Toluca es la ciudad más segura y vigilada del mundo, con cientos de elementos de los servicios secretos de Estados Unidos, del Ejército Mexicano, el Estado Mayor, guardias canadienses y de seguridad estatal, distribuidos en toda la capital del Estado de México Jorge Alvarado EL UNIVERSAL

Parques, edificios y plazas del centro histórico estarán cerrados al público, lo mismo que avenidas y calles en un radio de al menos un kilómetro Jorge Alvarado EL UNIVERSAL

Como parte de los preparativos para la celebración de la Cumbre de los Líderes de América del Norte, con la asistencia de Barack Obama, Stephen Harper y Enrique Peña Nieto, a celebrarse el próximo 19 de febrero Jorge Alvarado EL UNIVERSAL

La ciudad está en vías de convertirse en un bunker, con la colocación de vallas metálicas y de madera en prácticamente todo el primer cuadro de la ciudad, e instalaciones aledañas como el Museo de Bellas Artes, el Cosmovitral y la Plaza del Carmen, donde se espera que los mandatarios realicen una rápida visita Jorge Alvarado EL UNIVERSAL

Personal de gobernación confirmó que a partir del mediodía de este viernes el Palacio de Gobierno será desalojado en punto de las 12:00 del día y permanecerá vació y bajo el control de los servicios de inteligencia de Estados Unidos y el Estado Mayor Presidencial Jorge Alvarado EL UNIVERSAL

Se prevé que el próximo lunes, martes y miércoles se suspendan actividades en palacio de gobierno por parte de al menos 2 mil burócratas, en tanto las clases en instituciones educativas ubicadas en el centro de la capital serán suspendidas Jorge Alvarado EL UNIVERSAL

Ejército, policía Federal y elementos de seguridad estatal resguardan el Aeropuerto Internacional de Toluca, donde arribará el presidente estadounidense, Barack Obama, quien participará en la cumbre de Líderes del Norte Cuartoscuro.com

Helicópteros de la Secretaría de Marina ya se aprecian en el aeropuerto de Toluca Cuartoscuro.com

Elementos del Estado Mayor revisan a toda persona que ingresa a los alrededores del centro histórico de la capital mexiquense Cuartoscuro.com

Tanquetas de la Secretaria de Seguridad Ciudadana mantienen un retén permanente con elementos antimotines en el entronque de la autopista y carretera federal México-Toluca Cuartoscuro.com

OPERATIVO. Elementos del Estado Mayor revisan a todos los que ingresan a la zona centro de Toluca, donde hoy inicia la Cumbre de Líderes de América del Norte. (Foto: SAÚL LÓPEZ CUARTOSCURO )

Es hora de demostrar que es un socio sólido y buscar trato igual: expertos

[email protected]

WASHINGTON.— Cuando los presidentes de México y Estados Unidos, Enrique Peña Nieto y Barack Obama, se vuelvan a reencontrar este miércoles en la Ciudad de Toluca, la habilidad de ambos para bregar por esa barrera de amistad-enemistad que siempre ha marcado las relaciones entre ambos países será esencial para determinar si acaso la cumbre trilateral será una oportunidad perdida, o un encuentro para relanzar el diálogo y el liderazgo del Tratado del Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Su reencuentro podría ser además el preámbulo de una invitación que el presidente Barack Obama podría extender a Enrique Peña Nieto para que éste realice una visita de Estado en otoño próximo, según ha trascendido en Washington.

“La diplomacia es esa posibilidad que permite a los políticos pasar por encima de desencuentros para poder reforzar lo poco o lo mucho que tengan en común y creo que la cumbre trilateral de Toluca ofrecerá esa oportunidad”, aseguró a EL UNIVERSAL Duncan Wood, director del Instituto de México del Centro Woodrow Wilson, al considerar que, aunque el encuentro no promete grandes acuerdos, los líderes de los tres países deberían dar un nuevo aliento al TLCAN.

“El problema es que en Estados Unidos no hemos visto el liderazgo que se necesita para empujar más el TLCAN. Y por eso se necesitará de mucha voluntad política para conseguir acuerdos concretos”, dijo.

Para el especialista, el encuentro de Toluca permitirá a los gobiernos de los tres países superar desencuentros o malos entendidos. Como por ejemplo, las fricciones entre México y Canadá por el tema de los visados y los malos entendidos entre Washington y la ciudad de México por el asunto del espionaje y el nuevo esquema de cooperación en materia de seguridad.

Pero, además, “esta será una oportunidad para el presidente Enrique Peña Nieto para tratar de conseguir una forma de realineamiento; un momento para demostrar que México es una potencia emergente”, en el marco de las reformas que aún se encuentran en fase de implementación, pero que a pesar de ello son seguidas con mucha atención por sus principales aliados.

“Es un momento para demostrar que México está resurgiendo como un socio fuerte que busca un tratamiento más igualitario y mayor respeto de sus aliados en el TLCAN”, enfatizó.

A pesar que desde la Casa Blanca han sido muy cautos a la hora de anticipar acuerdos de alcance en Toluca, la apuesta en favor de enganchar el TLCAN a la órbita de la Alianza Transpacífica (TPP) será la que mayor atención y energía reciba del presidente Barack Obama.

Aunque el énfasis de la cumbre trilateral será el económico, funcionarios de la administración y analistas de las relaciones bilaterales reconocen que el tema de la seguridad no podrá ser soslayado, aunque se abordará de forma muy general.

Además, teniendo en cuenta el ambiente de ingobernabilidad en el vecino estado de Michoacán, el presidente Obama se cuidará mucho de criticar las acciones del gobierno mexicano y se limitará a reiterar el apoyo que ha ofrecido EU en el marco de la Iniciativa Mérida, particularmente el apoyo para la modernización del aparato judicial y el robustecimiento de las instituciones policiales.

En lo que la mayoría de los analistas y representantes de la Casa Blanca coinciden en señalar es que, durante su encuentro en Toluca, el presidente Obama dará un espaldarazo a las reformas del presidente Peña Nieto, aunque la ausencia de leyes secundarias obligará a extremar la cautela y la prudencia en el lenguaje. Un último apartado será dedicado a programas para la educación, en el que se podrían dar a conocer nuevos estímulos para la formación de nuevos profesionistas de México en Estados Unidos y una apuesta en favor del desarrollo de la tecnología.



comentarios
0