aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Comparece en la SEIDO procurador de Guerrero

Doris Gómora| El Universal
Viernes 31 de octubre de 2014
También es llamado a declarar el secretario de Seguridad. Su presentación fue en calidad de testigos, informa la PGR

[email protected]

La Procuraduría General de la República (PGR) interrogó, en calidad de testigos, a Iñaky Blanco Cabrera, procurador general de Justicia del estado de Guerrero, por el caso Iguala.

Leonardo Vázquez Pérez, secretario de Seguridad Pública estatal, también compareció ante el Ministerio Público federal, al igual que Ricardo Martínez Chávez, subprocurador de Justicia, quien se presentó en la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SEIDO) para declarar sobre la desaparición de los 43 normalistas el pasado 26 de septiembre.

Los funcionarios estatales fueron interrogados sobre las declaraciones de Sidronio Casarrubias, líder de la organización autodenominada Guerreros Unidos.

Funcionarios de la Fiscalía de Guerrero indicaron a este medio que ni el procurador ni el subprocurador harán comentarios sobre sus declaraciones ante el Ministerio Público Federal, dado que éstas forman parte de una investigación federal y que, en caso de hacerlo, estarían incurriendo en un ilícito.

Los funcionarios iniciaron sus declaraciones desde la noche del pasado miércoles y por lo menos el procurador Blanco regresó a Chilpancingo, donde rindió un informe al gobernador Rogelio Ortega, informaron fuentes estatales consultadas por este medio.

Tanto el procurador Blanco como el secretario Vázquez fueron implicados por el líder de Guerreros Unidos como los funcionarios estatales que presuntamente recibieron sobornos de la organización delictiva Los Rojos para infiltrar a miembros de ese grupo entre los normalistas el 26 de septiembre en Iguala.

En su declaración ante el Ministerio Público, el líder de Guerreros Unidos afirmó que su lugarteniente, al que ubicó como “Gil”, le informó que tenían localizados a 17 miembros de Los Rojos entre los estudiantes de la normal de Ayotzinapa.

“Les dicen que el operativo se hizo porque le dio 300 mil dólares al procurador de Guerrero, quien lleva el nombre Iñaky, al secretario de Seguridad Pública del estado, Leonardo Octavio Vázquez Pérez, para que el director de la escuela normal rural de Ayotzinapa permitiera que miembros de la organización delictiva Los Rojos se infiltraran en los autobuses con los estudiantes de Ayotzinapa”, afirmó el líder de Guerreros Unidos al Ministerio Público.

De manera paralela se les interrogó sobre José Luis Abarca, ex alcalde de Iguala, así como de familiares, funcionarios municipales y la organización Guerreros Unidos en ese estado, indicaron las fuentes.



comentarios
0