aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




CETEG incendia Congreso y destroza oficina de la SEP

Alberto Morales / Enviado| El Universal
Jueves 13 de noviembre de 2014
CETEG incendia Congreso y destroza oficina de la SEP

FUEGO. Integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero lanzaron bombas molotov en el interior del Congreso. (Foto: JORGE RÍOS / EL UNIVERSAL )

Maestros queman salón de plenos, biblioteca y autos en el recinto legislativo. También realizaron pintas en otros inmuebles públicos; no hay lesionados

[email protected]

Chilpancingo, Gro.- Por segundo día consecutivo, integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) realizaron destrozos y quemas en edificios públicos como el Congreso local y la Contraloría del Estado, sin que alguna autoridad detuviera su paso.

La acción fue de tal magnitud que un grupo de docentes entró al salón de plenos e incendió la pared del costado izquierdo -por donde entran los legisladores- con bombas molotov. Al ver esto, personal de seguridad del recinto empleó extintores y agua en garrafones para evitar que el fuego se expandiera en el salón.

Minutos antes, los trabajadores del Congreso apenas alcanzaron a salir, luego de que les "avisaron" que los maestros estaban a una cuadra de la sede legislativa.

Algunas personas que observaban a un costado de la Autopista del Sol cómo destrozaban el inmueble, fueron agredidos verbalmente por cetegistas, quienes les exigieron que bajaran sus celulares. "No tomen fotos, cabronas", refiriéndose a un grupo de mujeres.

Con los ánimos caldeados, los docentes también prendieron fuego a la biblioteca Sentimientos de la Nación, donde quemaron dos estantes de libros y destrozaron computadoras. Todos los vidrios de los dos inmuebles que conforman el Congreso fueron quebrados con proyectiles lanzados con sus resorteras y golpeándolos con palos y tubos.

En el estacionamiento exterior de la sede legislativa los docentes juntaron cinco vehículos y les prendieron fuego rociándolos con gasolina. Un grupo de policías antimotines que resguarda el inmueble salió para hacerle frente a los profesores, pero por su reducido número fueron replegados de inmediato a la parte trasera.

Ahí, un maestro de la región de la Montaña "disciplinaba" a sus compañeros. "!A ver, compa, la acción no es contra ellos, avance!", dijo el mentor ante la furia de los cetegistas que amagaron con quitarles escudos y cascos a los uniformados, quienes eran superados en número.

Daños en Contraloría

En otra acción, los maestros fueron a la Contraloría Interna de la Secretaría de Educación Pública (SEP) local, donde irrumpieron de manera violenta, sacaron toda la documentación, sillas, mesas, escritorios y computadoras, y los incendiaron.

Todas estas acciones fueron parte de la "estrategia de lucha" para exigir a los gobiernos federal y estatal la localización con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa, desaparecidos en Iguala desde septiembre pasado, luego de un ataque realizado por policías de ese municipio.

Tras el incendio del Congreso del Estado y de la Contraloría local a manos de la CETEG, Protección Civil de Chilpancingo explicó que no tenía reportes de personas lesionadas, sólo daños materiales en los inmuebles, mismos que hasta anoche eran cuantificados, comentó Alfredo Cuenca, titular de Protección Civil municipal.

Por separado, el director del Heroico Cuerpo de Bomberos de Chilpancingo, Eduardo Caballas Castillo, explicó que los autos quemados en el Congreso quedaron completamente calcinados y dos más con parabrisas y cristales rotos, así como todas las ventanas del recinto, mientras que en la Contraloría el daño fue total.

Cabañas dijo que serán las dependencias públicas las que determinarán los costos económicos provocados por los maestros.

Después, el grupo avanzó hacia las oficinas del DIF estatal, donde los profesores realizaron pintas e ingresaron por la fuerza. "¡Hasta ahí compas, porque hay gente!", ordenaba el maestro de la región de la Montaña a la vanguardia del contingente. 

Tras casi una hora de desmanes los maestros regresaron por la avenida Lázaro Cárdenas a su campamento. En su camino pasaron por un lujoso restaurante que como música de fondo escuchaba uno de los himnos cetegistas: "El pueblo unido jamás será vencido.

"De pie, a luchar, el pueblo va a triunfar/ Será mejor la vida que vendrá/ a conquistar nuestra felicidad y en un clamor/ mil voces de combate se alzarán/ dirán canción de libertad/ con decisión la patria vencerá".



comentarios
0