aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Obsoleto, 55% de flota aérea de la Sedena, reportan

Doris Gómora| El Universal
04:10Miércoles 18 de diciembre de 2013
En los prximos aos, la Secretara de la Defensa Nacional tiene previsto incrementar la cobertura d

PLANES. En los próximos años, la Secretaría de la Defensa Nacional tiene previsto incrementar la cobertura del espacio aéreo nacional, de 32% a 72%. (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL )

Poco más de la mitad (55%) de las 346 aeronaves de la Fuerza Aérea Mexicana tiene más de 21 años de servicio, por lo que la Secretaría de la Defensa Nacional programó la compra de 172 aparatos en los próximos años

[email protected]

De las 346 aeronaves que integran la flota de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM), 55% cuenta con más de 21 años de servicio, por lo que se proyecta la compra de 172 aparatos en el resto del sexenio, de acuerdo con el Programa Sectorial de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Del total de la flota de la FAM, 204 se encuentran en operación y 142 están fuera de servicio.

“Para revertir esta situación (de antigüedad), se tiene considerada la adquisición de diversos materiales de vuelo, entre ellos, 91 helicópteros, 81 aviones y tres sistemas aéreos no tripulados”, detalla el documento.

De esta forma, se tiene planteado que este año se cuente con seis aeronaves, 33 en 2014; 42, 47, 28 y 16, en los años sucesivos, hasta lograr 172.

Lo anterior resulta necesario a fin de “garantizar la seguridad del espacio aéreo nacional, mantener un adecuado adiestramiento de las tripulaciones, así como poder efectuar operaciones para reducir la violencia, vigilancia, intercepción aérea, operaciones contra el narcotráfico, transporte logístico y de personal y apoyo a la población civil en caso de desastres”, se explica.

A lo anterior se suma que los componentes del “Sistema de Integral de Vigilancia Aérea” (SIVA) tienen más de 10 años de servicio y requieren ser modernizados, así como renovados.

Para esto, se tiene contemplado que durante la presente administración se incremente la cobertura del espacio aéreo nacional de 32% a 72%, explicó la Defensa Nacional.

Por ello se propone adquirir, un centro de mando y control (2016), cinco radares de largo alcance (2016 y 2017), una plataforma aérea con radar aire-aire (2016), tres sistemas aéreos no tripulados (2016 y 2017), tres plataformas con sensores ISR (2016 y 2017) y actualizar sensores de tres plataformas aéreas (2014 y 2015).

En cuanto a vehículos terrestres se da a conocer que se dispone de un parque vehicular de 18 mil 221 unidades. “El promedio de tiempo de servicio de las unidades es de 20 años, y se encuentran al 80% operacional, esta antigüedad de los vehículos, genera elevados gastos de mantenimiento y operación”, afirma la Sedena, y plantea por ello comprar 3 mil 67 aparatos de transporte.

Además, la Sedena manifiesta que el gasto de defensa de México es uno de los más bajos a nivel mundial, por lo regular situado en 0.5% del PIB, muy por debajo de la mayoría de países de América Latina, que oscila alrededor de 1.31%.

El presupuesto asignado a la Sedena en los últimos años, ha sido destinado principalmente a gasto corriente y en un porcentaje menor a gasto de inversión, destacándose que su cuantía ha sido la mínima indispensable para mantener la operatividad del Ejército y FAM.

Las Fuerzas Armadas requieren infraestructura y pertrechos adecuados y modernos para desempeñar con eficacia las múltiples tareas que realizan.

“En consecuencia, la previsión del presupuesto de la Sedena, para que sea congruente a las necesidades de modernización de la institución, requiere tener un crecimiento sostenido y gradual, para que al término de la administración se logre alcanzar una relación de 1% respecto al PIB; calendarizando los recursos conforme a las necesidades institucionales para el mejor cumplimiento de los objetivos de los programas presupuestarios”, se registra.

Al mismo tiempo, el Ejército recuerda que en últimos años se ha presentado en algunas regiones del país una compleja realidad motivada por la presencia de grupos delictivos, por lo que se han elevado los índices de violencia e inseguridad que afectan a la población en general, “razón por la cual, se ha requerido la participación de las Fuerzas Armadas para coadyuvar a reducirla y garantizar la paz social”.

En consecuencia, la Sedena considera imprescindible promover una Ley de Seguridad Interior y una Ley de Defensa Nacional, para dar certeza jurídica a la actuación de las Fuerzas Armadas y otras instancias del Estado mexicano responsables en estas funciones.

Asimismo, será necesario impulsar la creación de mecanismos jurídicos para fortalecer el Sistema de Inteligencia Militar, para integrarlo con otras instancias de seguridad de la Administración Pública Federal, y promover una Ley de Inteligencia del Estado Mexicano, que tenga plena armonía con la legislación vigente.



comentarios
0