aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




IFE alista su extinción, bajo presión de tareas

Carina García| El Universal
Lunes 03 de febrero de 2014
Reforma electoral no detiene sus labores, pero sí es factor que lo hace vivir en la incertidumbre, afirman

[email protected]

En la fase terminal del Instituto Federal Electoral (IFE), los consejeros electorales comenzaron a preparar el finiquito de ese órgano, cuya extinción inició con la partida de 5 consejeros, y a ellos se sumarán, en breve, y hasta en tanto no haya Instituto Nacional Electoral (INE), los titulares de la Contraloría General y de la Secretaría Ejecutiva.

Por lo pronto, el secretario ejecutivo del instituto, Edmundo Jacobo Molina, representante legal de ese órgano y quien deberá entregar las llaves a quienes lleguen como nuevos consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE), está ya en proceso de cierre de administración.

Además de las tareas regulares del IFE, y de los preparativos del proceso electoral federal 2014-2015 se alista ya la entrega de bienes materiales, humanos, financieros, así como el reporte del estado que guarda la administración en general, informó.

"Me han pedido los consejeros que preparemos todo eso y hay un trabajo muy intenso de todas las áreas; están levantando los documentos correspondientes para la entrega del IFE", dijo.
Pero el instituto podría enfrentar un problema legal justo en la etapa de transición de IFE a INE, si esa entrega de estafeta se empata con el término del periodo para el que fue nombrado el contralor general del instituto, Gregorio Guerrero Pozas, cuyo mandato concluye el próximo 30 de abril.

Esa es la misma fecha límite que los diputados tienen marcado como plazo para nombrar a los consejeros del INE, y su toma de posesión marcaría el nacimiento de la nueva institución.

Ese proceso, por ley, deberá ser vigilado por la Contraloría, responsable de intervenir en los procesos de entrega-recepción por inicio o conclusión de encargo de los servidores públicos del IFE; verificar y auditar el uso de recursos del instituto, así como verificar los controles administrativos para proteger su patrimonio.

Por eso, planteó Edmundo Jacobo Molina, "la Cámara de Diputados tendría que sacar una convocatoria, para ya sea ratificar al contralor o nombrar uno nuevo, porque cabe la posibilidad de que el contralor pueda ser reelecto.

"Pero además aquí hay un problema legal que resolver; tiene la Cámara que nombrar a un contralor para la nueva institución y eso dependerá de la fecha en que se constituya la nueva institución.

"Mientras tanto, podría tener el recurso de que si para el 30 de abril en que concluye el periodo del señor contralor no se ha constituido el INE a lo mejor los diputados incluyen un transitorio o alguno para extenderle su mandato hasta en tanto no esté el INE", planteó.

Piden evitar "lagunas legales"

Expuso que cualquier decisión que se tome debe evitar "una laguna legal sobre quién es el contralor de la institución, porque eso no sería conveniente para nadie".

Para el ex consejero electoral y constitucionalista Jaime Cárdenas Gracia, éste es uno de los asuntos más delicados, desde el punto de vista administrativo, que deberá enfrentar el nacimiento del INE.

"El cambio debe implicar una escrupulosa acta de entrega-recepción de una institución a otra con todo el inventario de bienes inmuebles, muebles, cuentas bancarias, fideicomisos, personal del IFE que van a pasar al INE" incluidos bienes de institutos locales.

Por eso consideró que los diputados deben prever que, además de los 11 consejeros del INE, tienen que tomar decisiones respecto a la contraloría general.

"Tal vez habría que ver si tendría posibilidad de reelegirse o designar uno nuevo", pero tener presente que ese asunto no se resuelve en unos días, pues cualquier error podría conllevar la posibilidad de responsabilidades administrativas, planteó el ex consejero.

El contralor general del IFE, Gregorio Guerrero, indicó que si bien su gestión concluye en abril próximo, el IFE realiza tareas preparatorias para la entrega. Los tiempos, los responsables de llevar eso a término dependerá de cuándo esté el INE y eso es decisión del poder Legislativo, expuso.

Sin embargo, para el profesor investigador del Centro de Estudios y Democracia de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Manuel Larrosa Haro, si bien el de la contraloría es un asunto trascendente, y no debe paralizarse, hay más preocupaciones en este periodo de transición.

"Hay no cientos, sino miles de asuntos y decisiones por tomar que son importantes y que deben resolverse antes de que inicie el proceso electoral de 2015", dijo.

Por ejemplo, expuso, la integración de las juntas locales y consejos distritales, "¿Se van a quedar o van a ser relevados en todo el país? Ese es un cambio enorme y hay ahí una cantidad de operación de recursos humanos, materiales y financieros", aspecto que urge resolver con legislaciones secundarias "que ojalá estuvieran en febrero", planteó.

No se detienen labores

Como ya se dijo, en abril terminará el periodo para el que fue nombrado el contralor, y en junio será el secretario ejecutivo, Edmundo Jacobo Molina -si aún existe el IFE como se le conoce hoy-, el que termine sus funciones.

En entrevista, Jacobo Molina insistió en que no obstante que la vida legal del IFE podría concluir en meses, eso no ha detenido labores, e incluso han aumentado, pues hay tareas adicionales para dejar cerrado el ejercicio administrativo del IFE.

"Mi mandato concluye el 5 de junio de este año, fui designado para 6 años, cabe también la posibilidad de una reelección, eso tendría que resolverlo el Consejo General", dijo.

Antes de cerrar puertas

Molina detalló las actividades que el IFE tiene pendientes, las que son permanentes y siguen con normalidad -como la expedición de credencial electoral- y las que se realizan para dejar avanzado el camino a la próxima institución.

Destaca la preparación del proceso electoral 2014-2015, cuyo inicio legal aún debe definirse en leyes secundarias, pues la reforma adelantó un mes la elección federal, de julio a junio, y eventualmente podría también anticiparse la fecha de inicio del año electoral.

La muestra de que hoy se deben tomar decisiones para esa elección, explicó, es la experiencia del proceso de 2009.

La reforma electoral que se aplicó en ese proceso fue aprobada en 2007; fue promulgada en noviembre de ese año y en enero de 2008 se aprobaron las leyes secundarias. Aún así llevó meses al IFE reformar y homologar sus reglamentos "apenas logramos hacerlo a tiempo" para octubre de ese año.

"Estamos en febrero y no tenemos todavía reforma legal" por lo que no ha podido iniciar la reforma a los 22 reglamentos (sobre radio y televisión, propaganda, quejas, entre otros) para armonizarlos.

En cambio hay otras decisiones en curso, como el diseño preliminar de la estrategia de capacitación del "ejército" de capacitadores electorales (CAES) que a su vez capacitarán a los ciudadanos que serán funcionarios de casilla, en 2015.

Están en preparación las convocatorias a licitación de mochilas, manuales, vestuario para esos CAES, pues deben preverse los tiempos para el desahogo de los procedimientos, y la experiencia indica que esto debe estar listo desde diciembre del año anterior a la elección.

Además se toman decisiones sobre el número de secciones electorales, la estrategia a seguir para la insaculación de funcionarios de casillas; se estima el número de los que deberán ser llamados, y se diseñan las estrategias de capacitación y elaboración de manuales.

Ahora la dificultad adicional es que las reformas prevén que el IFE pueda delegar tareas de capacitación a los institutos locales y serán las leyes secundarias las que establezcan los casos en que así podrá ser, pero "no podemos esperarnos", por lo que en instituto ya toma previsiones.

De otra forma, aunque el INE comenzara pronto, el tiempo sería escaso para decisiones que deben tomarse ya, expuso.

Otro bloque de ellas se refiere a la contratación de la plataforma de telecomunicaciones que será empleada en 2015, decisión que también debe tomarse ya, pues "después los tiempos van a ser extremadamente cortos y los riesgos de la elección van a ser muy grandes".

Así, "estamos renovando todos nuestros contratos del soporte de telecomunicaciones" pues implica tender una red nacional "y necesitamos internet, telefonía y redes seguras por donde se va a operar el PREP y eventualmente los conteos rápidos", detalló.
Además, el IFE realiza labores relacionadas con el registro de nuevos partidos, aunque legalmente la decisión deba tomarse en mayo, y están tareas que el IFE no suspende en ningún momento, como la entrega de credencial para votar.



comentarios
0