aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Desaparece en México piloto colombiano

José Guaderrama| El Universal
04:15Domingo 03 de agosto de 2014

BSQUEDA. El acta circunstanciada de la Secretara de Gobernacin y el volante para difundir la desaparicin del piloto Mario Fernando Nocove Muoz tras la denuncia ante la Procuradura General de Justicia del Distrito Federal
En mayo, el general venezolano Vladimir Padrino inform va Twitter del derribo de un avin en su te

POLÉMICA. En mayo, el general venezolano Vladimir Padrino informó vía Twitter del derribo de un avión en su territorio. (Foto: TWITTER DE VLADIMIR PADRINO )

El joven desapareció en mayo pasado en la ciudad de México luego de ser contratado para probar un avión recién adquirido, de acuerdo con una averiguación previa, mientras que su familia vincula el caso con el derribo de una avioneta en Bruzual, Venezuela, a fines del mismo mes

[email protected] 

PIEZAS QUE EMBONAN Mapa

La localidad de Bruzual, en el estado venezolano de Apure, es el punto de encuentro de dos historias presuntamente vinculadas con el tráfico de drogas internacional.

En la primera de ellas, una avioneta es secuestrada en Puebla y derribada luego en territorio de Venezuela. En la segunda, un piloto colombiano desaparece en la ciudad de México en condiciones poco claras. Ambos hechos ocurren por las mismas fechas.

Declaraciones públicas dan cuenta de que los restos de ambos, los de la aeronave y los de Mario Fernando Nocove Muñoz —según aseguró un desconocido a su familia a pocos días de su desaparición— descansan en tierra venezolana.

¿Es coincidencia o los sucesos están directamente relacionados? El siguiente relato de eventos trata de dar luz sobre lo ocurrido a fines de mayo de este año.

Avión inutilizado

El 25 de mayo pasado, un empresario recibió una llamada en la que sujetos le dijeron que tenían secuestrado a su primogénito, y lo amenazaron con matarlo si no accedía a llamar a personal del aeródromo de Atlixco, Puebla, para autorizar la partida de una aeronave.

Más tarde, él supo que el avión había partido y se enteró también de que su hijo nunca había estado privado de la libertad, que se encontraba bien.

La denuncia fue presentada el 27 de mayo con el número 1127/2014 en aquella entidad. De acuerdo con la averiguación previa, el pasado mes de febrero el empresario que presentó la denuncia adquirió la avioneta marca Beechcraft Super King Air en una subasta realizada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), y en el mes de mayo la nave le fue entregada. Y como es conocido, poco después se la robaron.

Pero el 28 de mayo, el jefe del Comando Estratégico Operacional del Ejército venezolano, el general Vladimir Padrino López, subió una foto a Twitter con la leyenda: “Una vez más nuestra FANB (Fuerza Aérea Nacional Bolivariana) hace respetar nuestra soberanía. Inutilizada aeronave King 300 al sureste de Bruzual, Apure”. Un lugar muy cercano a la frontera con Colombia.

El joven aviador

El 13 de junio EL UNIVERSAL publicó una historia bajo el título: “Apure, zona riesgosa para aviones”. El texto fue leído por la familia de Mario Fernando Nocove Muñoz, un piloto comercial nacido en Colombia, de 38 años, empleado de Aeronáutica Civil de ese país.

Una prima de Fernando cree que los datos publicados por este diario en cuanto al derribo en Venezuela de una avioneta robada en Puebla, podrían vincularse con la desaparición de su joven familiar, y ella aporta información adicional para unir el rompecabezas.

Las primeras versiones establecen que Fernando fue contratado para revisar en México una aeronave que después sería trasladada a Colombia, luego de un trato de compra. El piloto viajó a la ciudad de México en los primeros días de mayo.

En su declaración ante las autoridades mexicanas, realizadas en junio pasado, el padre de Fernando, don Gonzalo, relata los eventos que preocuparon a la familia al no saber nada del piloto.

Afirma que el 10 de mayo de este año trataron de comunicarse con él y no contestó su celular. Que el 25 de mayo se comunicó con su madre y le dijo que estaba en México, en el hotel Century de la Zona Rosa. Él se decía muy cansado y que al día siguiente, el 26 de mayo, terminaría con su trabajo para regresar a casa.

La ex esposa de Fernando dice que él le llamó a su hija y le dijo que ese día salía a Bogotá. Fue la última vez que se supo de él.

El padre de Fernando dice que el 6 de junio llamó a la novia de su hijo y ésta le dijo que fuera a Bogotá, sin precisar el por qué de tal petición. Tras llegar a dicha ciudad, contactó a la ex esposa de su hijo, quien le contó que Fernando le había dicho que iba a México a revisar dos aviones del Ejército, sin especificar cuál Ejército. Su hijo labora en Aeronáutica Civil de Colombia, que depende del gobierno, por lo que a él le pareció extraño que fuese a realizar dicha tarea.

El sábado 7 de junio, el padre de Fernando se percata de que alguien se comunica con la ex esposa de éste, y le dice que él salió de México piloteando un avión. Le comenta que el joven se reportó cuando iba sobrevolando Cuba rumbo a la ciudad fronteriza de Arauca, departamento de Meta, en Colombia, pero que su avión se estrelló.

El 8 de junio, el papá recibe una llamada en la que alguien desconocido le dice: “Don Gonzalo, esto es duro, que Mario está muerto”, y le cuelga sin más. El padre de Fernando marca al número de origen y le contesta un hombre que dice llamarse 'Kiko'. El padre desesperado pregunta dónde está su hijo, y del otro lado del teléfono le contestan que en Bruzual, Venezuela.

El 9 de junio, 'Kiko' le llama de nuevo y le pregunta al papá que dónde está, y él le responde que en el trámite de pasaporte para ir a México. Le pregunta: “¿A qué va a México?, y el padre responde: “A buscar a mi hijo, allá es la fuente. 'Kiko', quiero verlo, verlo a la cara, verlo a los ojos”. El hombre le dice que espere y en menos de media hora llega al sitio.

En una cafetería, el sujeto le dice que Mario está muerto tras estrellarse en Venezuela. Y posteriormente le dibuja en una servilleta un croquis con cuatro círculos y una raya en medio de cada uno. El primero era México, el segundo Bruzual, el tercero Guasdualito —Venezuela— y el cuarto sería Arauca, Colombia.

“Y yo le dije que iría a buscar a mi hijo, y me dijo: tiene que irse a Arauca, después a Guasdualito, después a Bruzual, ahí se veía el avión accidentado”, relata el papá de Fernando.

Resumen de hechos

La aeronave derribada en Venezuela fue robada en Puebla el 25 de mayo. La última vez que se supo de Mario Fernando fue el 26 de mayo. Fernando dijo a su familia que de la ciudad de México al lugar donde se encontraba el avión que volaría estaba a tres horas de distancia.

El dueño de la avioneta denunció el hurto el 27 de mayo, y el 28 de mayo Vladimir Padrino subió a Twitter la foto de la aeronave derribada en Bruzual, Apure.

El sujeto que habla con la familia afirma que Fernando se estrelló en Bruzual, Apure. En México, la Secretaría de Gobernación elabora el 18 de junio un acta circunstanciada en la que pide colaboración de Cuba, Venezuela y Colombia para esclarecer la desaparición.

En ninguno de los tres casos de destrucción de aviones con matrícula mexicana Venezuela ha informado de víctimas fatales o sobrevivientes. Tampoco hay informes al respecto por parte de las autoridades mexicanas.

La familia de Mario Fernando sigue buscando respuestas y no sabe dónde encontrarlas, aunque todo apunta a Apure, Venezuela, una zona de alto riesgo para los aviones.





comentarios
0