aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Frena modelo económico al país: expertos

Ivette Saldaña| El Universal
05:00Lunes 26 de mayo de 2014
Para subir el crecimiento econmico, Mxico debe, entre otros planteamientos, revisar el esquema del

CONDICIONES. Para subir el crecimiento económico, México debe, entre otros planteamientos, revisar el esquema del salario mínimo, aumentar el poder adquisitivo, transformar la estructura productiva y mejorar la educación del país. (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL )

Sin cambios estructurales de fondo, ni transformación del aparato productivo, más inversiones público-privadas y merma en el poder adquisitivo de los trabajadores, México mantendrá crecimientos "mediocres" y permanecerá en el "estancamiento estabilizador" bajo el actual modelo económico, advirtieron expertos

[email protected]

PROBLEMA ESTRUCTURAL
Gráfico

Sin cambios estructurales de fondo, ni transformación del aparato productivo, incremento de inversiones público-privadas y mejoría en el poder adquisitivo de los trabajadores, México mantendrá los crecimientos “mediocres” que ha registrado en la última década, al menos, y permanecerá en el “estancamiento estabilizador” en el que ha vivido bajo el actual modelo económico, advirtieron economistas.

Las reformas estructurales y las inversiones del Programa Nacional de Infraestructura (PNI), por 7.7 billones de pesos, darán a la nación un crecimiento potencial no mayor a 4%, lo cual significa que se requerirán de otras reformas y ajustes a futuro para crecer más, dijo el director para América Latina de Moody´s Analytics, Alfredo Coutiño.

Pese a la alternancia presidencial, México mantiene su modelo económico sin resultados favorables; aunque no hay recetas únicas, varios países de Latinoamérica se arriesgaron a cambiar sus políticas y obtuvieron crecimiento, disminución de la pobreza y de la desigualdad, destacaron investigadores.

En la última década Argentina acumuló un crecimiento en su Producto Interno bruto (PIB) de 95%; Brasil de 41%, y Bolivia de 47%, y el de México solamente fue de 28%. Esta diferencia contrasta, ya que en algunos países hay mayor gasto público, transformación del aparato productivo, inversión y mayor poder adquisitivo de la población, agregó el director de la Comisión Económica de América Latina y el Caribe (Cepal), Hugo Beteta.

Los ajustes que hizo la Secretaria de Hacienda el viernes pasado a su estimado de crecimiento del PIB, de 3.9 a 2.7%, lanzan un claro mensaje: “el modelo económico aplicado en los últimos 30 años no está diseñado para generar progreso productivo y bienestar social”, alertó el director general del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico, José Luis de la Cruz Gallegos.

Modelo podría quedarse, afirman

Sin embargo, para la directora del Centro de Análisis Económico del Tecnológico de Monterrey, Leticia Armenta Fraire, el actual modelo económico pudiera dejarse, sólo habría que hacerle ajustes y aplicarlo bien, porque hasta la fecha se hace “de manera incompleta”.

Se trata de incluir medidas más efectivas que empujen el crecimiento de la nación, que necesariamente requieren de mayor fuerza del Estado y compromiso del sector empresarial, agregó el investigador de la Facultad de Economía de la UNAM, Clemente Ruiz Durán.

“La realidad es fría. Ecuador, Bolivia, Venezuela, Brasil y Argentina han crecido más que México y aunque el modelo de ellos tiene sus limitaciones, son países que han registrado crecimiento”, mientras que la economía mexicana mantiene un desempeño mediocre, la mitad de su población vive en pobreza, su poder adquisitivo es bajo y hay una apuesta por las exportaciones más que por el consumo interno, explicó Beteta.

En México subió la pobreza

De los 164 millones de pobres que viven en América Latina, 57 millones son mexicanos; además, mientras en Venezuela, Ecuador, Brasil, Perú y en casi todas las economías latinoamericanas bajó la pobreza, en México aumentó de 36.3 a 37.1% de la población, 2011 a 2012, según el Panorama Social de América Latina de la Cepal del 2013.

Si bien los países Latinoamericanos que cambiaron su modelo económico no siguieron la misma receta, hay una constante: reactivaron su mercado interno para crear mayor equidad y bienestar, a pesar de que ello les generó en algunos países ruptura con el sector privado y tensiones sociales, explicó De la Cruz Gallegos.

Las nuevas políticas económicas de diversas naciones de América del Sur, como Bolivia, Argentina y Venezuela permitieron revertir la pobreza, porque se buscó generar gasto y atacar la desigualdad.

En Argentina, de 2005 a 2012, la pobreza bajó de 30.6 a 4.3%; en Bolivia se redujo de 63.9 a 42.4% del 2005 al 2011; en México aumentó en ese periodo de 31.7 a 37.1%.

Aunque de 1989 a 2012 México logró reducir la desigualdad, de 0.536 a 0.492 de acuerdo al coeficiente de Gini, donde el 1 es el más desigual y 0 la igualdad perfecta, es de los países de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) con más brechas; es decir, la diferencia de ingresos entre el 10% de la población más rica y el 10% más pobre es de 28.5 veces, mientras que el promedio de dicho organismo es de 9.8 veces.

La baja productividad también provocó que México tenga el mayor porcentaje de trabajadores viviendo en la marginación, lo que nos convierte en el país con la peor situación entre los 34 mimebros de la OCDE. El 18.5% de los mexicanos que laboran son pobres, cantidad mayor a lo visto en Turquía, con 18%, o Chile e Israel, con 15%.

Baja poder adquisitivo

Los trabajadores no alcanzan a comprar los mismos productos que hace 30 años, porque el poder adquisitivo acumuló una pérdida de 72% de 1976 al 2014, aseguró el coordinador del Centro de Análisis Multidisciplinario, Luis Lozano Arredondo.

El salario es uno de los instrumentos importantes a considerar y por ello debiera revisarse, de manera que mejore el poder de compra de los trabajadores y suba la productividad, dijo Ruiz Durán.

El problema es que en México no importó nunca el mercado interno, porque primero se pensó en exportar y luego en que los trabajadores necesitan mejorar sus ingresos para comprar los productos elaborados por la industria nacional, expuso Beteta.

La alternativa

El incremento de la inversión público-privada es de las acciones urgentes a aplicarse en el país, coincidieron Coutiño, De la Cruz Gallegos y Beteta. Ello porque en México se invierte solamente 22% del PIB, mientras que en países emergentes, como China, es de 45%.

Sin embargo, el Programa Nacional de Infraestructura no significa más de lo que se ha hecho en el pasado. A pesar de que la cantidad representa poco más de 40% del PIB nominal de 2014 no es superior a lo hecho en 2009, ya que como proporción del PIB sería 5% del PIB real de aquí al 2018, estará debajo de 5.5% visto hace 5 años, dijo Coutiño.

Pese a ello, pareciera que “el gobierno reconoce que la estrategia debe centrarse en la inversión productiva y no en la productividad, ya que es la acumulación de capital la que va a aumentar el crecimiento potencial y, por ende, la productividad y no al revés”, y ello se puede hacer manteniendo el modelo de libre mercado con contenido social que hasta ahora se aplica, explicó el analista de Moody´s Analytics.

 

“El crecimiento es magia, sino que se requiere de una base estructural que lo permita”, afirmó Armenta Frairé. Por ejemplo, con una mejoría del sistema educativa habrá mejor calidad de la mano de obra, pero también, conservando el modelo económico actual, las exportaciones debieran incorporar a proveedores nacionales a las cadenas productivas, como se hace en los cuatro sectores: automotriz, eléctrico, electrónico y aeroespacial.

Aunque no hay recetas únicas ni modelos perfectos, para Beteta una de las salidas es apostarle a un pacto social que combata la desigualdad, genere desarrollo y un nuevo equilibrio. Más allá del modelo económico Ruiz Durán afirmó que a México le ha faltado una visión de largo plazo.



Ver más @Univ_Cartera
comentarios
0