aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Grupo México contamina también en Taxco

Vania Pigeonutt Corresponsal| El Universal
04:12Sábado 27 de septiembre de 2014
Unas 350 personas dicen que han con la aparicin de ronchas en la piel; pese a que el color del agua

AFECTACIONES. Unas 350 personas dicen que han con la aparición de ronchas en la piel; pese a que el color del agua es ocre, la usan para lavar ropa, trastes y bañarse. (Foto: EDUARDO GUERRERO EL UNIVERSAL )

Arroyos, barrancas y ríos en Taxco, Guerrero, están contaminados por desechos de las mineras El Solar, Remedios y San Antonio, propiedad de Grupo México. Aunque pararon labores desde hace siete años, ante el inicio de una huelga, la empresa no ha realizado trabajos de remediación

[email protected]  

TAXCO DE ALARCÓN

MÁS DE 7 DÉCADAS DE HISTORIA
Mapa

El agua contaminada por las presas de la Unidad Minera desemboca en dos ríos; el Balsas (el más grande de Guerrero) y el Xochula, afectando desde hace siete décadas al menos una decena de pueblos de Taxco de Alarcón.

Un estudio elaborado por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) concluye que las represas formadas con terraplenes, llamadas jales, tienen altos grados de contaminación y podrían traer complicaciones en la población. Grupo México, empresa que explotó la mina hasta hace siete años cuando trabajadores iniciaron una huelga, no ha hecho nada para solucionar el problema, señala.

En los años 40, Grupo México comenzó la extracción de plata, zinc y plomo de tres minas de Taxco: El Solar, Remedios, y San Antonio (La Concha); desde esa década, recuerda Guillermo Salgado, uno de los obreros en huelga, el agua comenzó a contaminarse.

Salgado, quien muestra la contaminación en el punto que los mineros denominan 14—12, frente a la bocamina de El Solar, asegura que hay comunidades cercanas, como Puente Campuzano, Hueymatla, San Sebastián, Taxco el Viejo, cuyos animales han tomado el agua del río Xochula, pero “nadie ha hecho nada, parece que es normal”. El olor a metal impregna las fosas nasales y el color ocre del agua turbia genera desconfianza.

En el estudio de suelo y residuos, cuya copia tiene EL UNIVERSAL, la Profepa concluye que esas presas de jales tienen altos grados de contaminación, pues hallaron residuos de diversos materiales tóxicos.

Detalla la investigación de 2009 que el suelo está contaminado por arsénico, plomo, cadmio y vanadio. Sugiere a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) analizar los niveles de contaminantes en los caudales de agua; sin embargo, desde esa fecha nada ha cambiado en el área, denuncia el dirigente de la sección 17 del sindicato minero, Roberto Hernández Mojica.

En la comunidad de Xochula, a unos 20 minutos del municipio minero está la bocamina, la entrada de la Unidad del Solar 1, donde se observa cómo el río de Xochula se une a las aguas amarillentas. En los poblados cercanos a esa bocamina, como El Fraile, de acuerdo con el documento de la dependencia federal: “En una escuela cercana a las minas se realizó un estudio de sangre a alumnos, dando como resultado la presencia de plomo”.

También indicó la Profepa que hay contaminación del agua y suelo ocasionado por los jales abandonados en los poblados de Santa Rosa de Lima, El Fraile y Paintla, por donde pasa el río que contamina a pueblos como Dolores.

***

Juan Pérez, de 62 años de edad, oriundo de Santa Rosa de Lima, recuerda que hace 30 años había muchos árboles de manzanas, guayabas, limones y aguacates pero desaparecieron con la contaminación.

Además, en la comunidad de unas 350 personas, todas han padecido “enronchamientos” por el agua turbia. La gente ocupa el agua color ocre para lavar la ropa, los trastes y otras actividades del servicio doméstico; incluso, se bañan con ella “porque no hay de otra; esa es el agua que nos llega y ni modo”.

Para Juan, las autoridades han sido cómplices de la minera, porque no han hecho nada para obligar a Grupo México a desaparecer los jales y regular la situación.

***

El 30 de julio de 2007, 398 mineros de Taxco se declararon en huelga, por falta de la minera al Contrato Colectivo de Trabajo (CCT); resisten 156. Un mes antes del estallido, en el preámbulo de la negociación anual del CCT, Grupo México dijo que cerraría trabajos porque la unidad agotó sus reservas.

“No quieren hacerse responsables de la contaminación, pero ni las autoridades obligan a Grupo México a resarcir el daño”, dice Esteban Estrada, minero en huelga.

Las conclusiones del análisis del suelo y agua arrojaron que : “del total de las muestras puntuales de suelo de las presas de jales se considera que, con respecto al arsénico y plomo, rebasaron los límites máximos permisibles del 22 mg/kg y 400 mg/kg, respectivamente, para uso de suelo agrícola establecidos en la NOM-747- SEMARNAT / SSA1-2004”.

La comparación de los resultados de las muestras de suelo y las tomadas de las presas determina que la contaminación es originada por dichas presas. También se detectaron como contaminante el cadmio y vanadio.

Entre las medidas correctivas que solicitó la Profepa realizar a Grupo México se resalta que debieron presentar un informe de esa situación a la Profepa de Guerrero para que determinara lo que tenían que realizar para revertir la contaminación en la zona.

Además, debieron entregar el proyecto detallado de la caracterización ambiental del sitio, el cual debe incluir: la distribución del tiempo estimado para la ejecución de los trabajos de acuerdo con un diagrama de Gantt, herramienta gráfica cuyo objetivo es exponer el tiempo de dedicación previsto para diferentes tareas.

También solicitó que donde se expongan los contaminantes, origen de la contaminación, sus receptores potenciales, se realicen perfiles de suelo, hidrología superficial, hidrología subterránea, precipitación pluvial, flora y fauna silvestres, cultivos y ganado, población, uso de suelo, infraestructura para el aprovechamiento hidráulico, rutas de exposición, límites de remediación y volumen de suelo contaminado, entre otros.

Además, pide invitar a la Conagua para que supervise, en el ámbito de su competencia, el cumplimiento de la Norma Oficial Mexicana o cualquier otro asunto de su competencia, dado el escurrimiento de los jales al río.

Las acciones enumeradas, sólo quedaron allí, en el papel, señalan los habitantes de Taxco, mientras sigue en espera que el daño en el río sea reparado.

EL UNIVERSAL solicitó a Grupo México —a través de la empresa que maneja sus relaciones públicas— su versión sobre los hechos, pero no hubo respuesta.



Ver más @Univ_Estados
comentarios
0