aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Álvaro Mutis falleció ayer Adiós a ‘El Gaviero’

Yanet Aguilar Sosa| El Universal
Lunes 23 de septiembre de 2013
lvaro Mutis falleci ayer Adis a El Gaviero

EN CASA. El escritor Álvaro Mutis, en una imagen de 2002, al sur de la ciudad de México . (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL )

El poeta y narrador colombiano, gran amigo de García Márquez y radicado en México desde 1956, murió a los 90 años a causa de un problema cardiorrespiratorio; será velado en el DF

[email protected]  

lvaro Mutis, el poeta y narrador que emocionó a millones con sus versos y nos descubrió el mundo a través de los ojos aventureros de su Maqroll el Gaviero, murió ayer a los 90 años en el Instituto Nacional de Cardiología, víctima de un problema cardiorrespiratorio y después de un largo tiempo enfermo y alejado de la vida pública.

Su viuda, Carmen Miracle, confirmó ayer a EL UNIVERSAL la muerte del el poeta, novelista y periodista colombiano; aun con la voz atribulada dijo: “Ya falleció. Hoy a las 4:20 de la tarde en el Instituto Nacional de Cardiología”. Agregó que sus restos serán velados hoy en la agencia funeraria de García y López, en San Jerónimo.

El gran amigo del Premio Nobel de Literatura 1982, el colombiano Gabriel García Márquez, apenas el pasado 25 de agosto había alcanzado los 90 años de vida.

Ese día y a propósito de sus 90 años, Álvaro Mutis Jaramillo (Bogotá, 25 de agosto de 1923), prefirió no dar entrevistas, calló y ayer lo hizo de nuevo y para siempre.

El escritor que desde finales de 1956 hizo de México su casa, fue autor de los libros de poesía La Balanza, Los elementos del desastre, Los trabajos perdidos, Reseña de los hospitales de Ultramar; también escribió prosa, su obra narrativa sobre Maqroll el Gaviero, el personaje que nació en la poesía pero se hizo adulto en el relato, fue reunida hace algunos años en el libro Empresas y Tribulaciones de Maqroll el Gaviero que conjunta los libros La nieve del Almirante, Ilona llega con la lluvia, Un bel morir, La última escala del Tramp Steamer, Amirbar, Abdul Bashur, Soñador de navíos y Tríptico de mar y tierra.

Mutis fue ganador del Premio Príncipe de Asturias, en 1997, y del Premio Cervantes, en 2001.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, lamentó ayer la muerte del narrador y poeta, nacido en Bogotá. En su cuenta de Twitter, desde Nueva York, Santos escribió: “Los millones de amigos y admiradores de Álvaro Mutis lamentamos profundamente su muerte. Colombia entera le rinde honores”.

En la misma red social, Rafael Tovar y de Teresa, presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), externó sus condolencias:

“Álvaro Mutis ha fallecido. Mi pésame a Carmen y sus hijos. Y a Gabriel García Márquez por la muerte de su amigo más entrañable”.

El escritor mexicano Jorge Volpi escribió también: “Lamento la muerte del entrañable, irónico y sutil Álvaro Mutis, uno de nuestros grandes narradores. Maqroll emprende su último viaje”.

Aun cuando en México no se ha anunciado ningún homenaje, se espera. Hoy, el presidente de Conaculta, conversará para tal motivo con la viuda del narrador colombiano. En Colombia, el Ministerio de Cultura de ese país y la Biblioteca Nacional, que en agosto pasado homenajearon al ganador del Premio Cervantes de 2001 durante la celebración de sus 90 años, también lamentaron la muerte del poeta.

La difícil vida del escritor

Álvaro Mutis pasó su infancia primero en Bélgica y luego en una finca de Coello, Tolima; sus años juveniles los vivió en Bogotá y su vida adulta la decidió vivir en México. Aquí las pasó duras.

A principios de la década de los 40 comenzó a trabajar en la radio, donde dirigió un programa dedicado a la literatura y ejerció varios años como locutor de noticias. Debió alternar su carrera literaria, que en sus primeros años estaba influenciada por los escritores surrealistas, con sus labores en distintas empresas.

En México, Mutis vivió etapas difíciles, conoció la cárcel, el exilio, el amor y ya luego, después de varios años, alcanzó el reconocimiento literario. Mantenerse fiel a la literatura, fue otra complicada tarea que consiguió a base de mucho esfuerzo; se vio obligado a emprender una serie de trabajos extraños.

Se hizo famoso por ser actor de doblaje en varias cintas y series policiacas norteamericanas. Fue el narrador de la serie de gansters “Los intocables”, donde aparecía el célebre Eliot Ness, y vendedor de películas de productoras multinacionales norteamericanas para todo el continente americano, en especial para la Twentieth Century Fox, y de Columbia Pictures. Fue también, durante muchos años gerente de relaciones públicas de la aerolínea Lansa.

Alguna vez dijo que hubiera querido morir en Coímbra, desterrado por el Conde Duque, alejado de la Corte y ya muertos sus viejos amigos. Hoy que ha muerto, le sobreviven amigos muy cercanos, entre ellos Mario Lavista y Gabriel García Márquez, con quien se encontró públicamente el 25 de noviembre de 2007, durante el homenaje que le rindió a Álvaro Mutis, la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

Ese día, en la mesa que compartía con “Gabo”, el Premio Nobel de Literatura 1982, rompió el silencio que lo caracteriza. Fue breve pero emotivo al hablar de su amigo de toda la vida Álvaro Mutis. “Es un pacto tan serio, tan entrañable y tan útil que creo que iría contra nuestros principios y contra nuestra amistad que yo dijera ahora algo más de lo que vine a decir que es “¡Cuanto queremos a Álvaro Mutis!”.

García Márquez y Mutis mantuvieron siempre el pacto entre caballeros y amigos que firmaron para no hablar en público de sus historias personales. Sin embargo, el creador de Maqroll el Gaviero, sí dijo que su vida había tenido episodios muy duros y difíciles, pero muy normales como todo ser humano. “No me quejo, yo no califico los malos momentos y los buenos, todo viene como un río”, afirmó abrumado por el cariño Álvaro Mutis.

Esa noche, a Mutis se le notó algo agotado, incluso se dolió de la espalda cuando se levantó para dejar su lugar en la mesa de honor durante algunos minutos; a pesar de todo agradeció “la ola maravillosa de cariño firme, certero, auténtico; realmente ahí sí, como dicen los famosos oradores; no tengo palabras”.

Los baluartes de su obra

Al llegar a los 90 años, el balance de su obra literaria no lo hizo él, lo hicieron sus amigos, entre ellos Mario Rey -quien trabaja un libro sobre Mutis-, Piedad Bonnet, Juan Manuel Roca y Adolfo Castañón.

Con motivo de sus 90 años de vida, el escritor y editor colombiano Mario Rey aseguró: “Álvaro Mutis es, sin lugar a dudas, uno de los poetas más importantes en español, autor de una de las más significativas y singulares obras escritas en el pasado siglo XX y de uno de los más célebres personajes y voces, Maqroll el Gaviero”.

La crítica literaria ha resaltado muchos méritos en la obra de Álvaro Mutis, por ejemplo, entre algunas de las características que se han mencionado, el escritor Mario Rey celebra: “el origen poético de sus relatos; su espléndida manera de contar y su aura poética; los ‘imprevisibles virajes’ de su intriga; su teatralidad y facilidad para crear personajes y situaciones verosímiles a partir de rápidos bocetos y brochazos; su gusto por contar historias y la épica; su renovación del placer infantil de la lectura; su trascendencia del costumbrismo, el realismo, el folclor, el exotismo y la violencia comunes en la narrativa latinoamericana; así como la variedad de puntos de vista, narradores y formas narrativas empleadas”, afirmó el escritor y editor Mario Rey.

Piedad Bonet dijo hace algunos días sobre Mutis a propósito de sus 90 años: “Lo que más aprecio de su poesía es la imagen que intranquiliza, su manera de acercarnos al misterio a través de los objetos gastados, las atmósferas sórdidas y el deterioro devorador del trópico. Y su manera de aludir a la muerte aún allí donde la vida pareciera triunfar”.

Mutis, quien en 2007 en Guadalajara señaló emocionado: “Sólo me queda contarle un día a Maqroll toda esta tarde magnífica que hemos pasado, ustedes y yo. Un abrazo para todos”, se refirió así al arte poético dijo: “Morirá el último hombre y seguirá habiendo poesía”.



Ver más @Univ_Cultura
comentarios
0