aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




En el DF, 3 cantinas por cada biblioteca

Nurit Martínez| El Universal
04:00Martes 23 de septiembre de 2014
De acuerdo con un estudio, el fcil acceso al alcohol hizo que la edad de inicio de bebidas embriaga

CASO. De acuerdo con un estudio, el fácil acceso al alcohol hizo que la edad de inicio de bebidas embriagantes se redujera a los 12 años en el Distrito Federal. (Foto: DIANA DELGADO / EL UNIVERSAL )

En la capital del país hay tres cantinas por cada biblioteca, revelan cifras del Atlas Escolar y del Instituto Nacional de Estadística y Geografía

[email protected]

La compra de cervezas, coolers o vinos gasificados y bebidas alcohólicas en la delegación Cuauhtémoc se facilita a los niños y adolescentes debido a que existe una cantina, bar o centro nocturno por cada tres escuelas. Se trata de la mayor proporción en todo el Distrito Federal, en donde en promedio existe un expendio de bebidas embriagantes por cada 18 escuelas.

Los 247 comercios registrados formalmente bajo ese tipo de giro son equivalentes a 37% de las escuelas públicas y privadas existentes en esa demarcación, esto es, 671 planteles desde la educación preescolar hasta universidades.

El análisis de la Encuesta de Consumo de Drogas en Estudiantes, realizada por el Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz, refiere que el consumo en exceso de alcohol en Cuauhtémoc hizo que la demarcación pasara del tercero al segundo lugar en 2013. 

Pero por la cantidad de expendios en relación al número de escuelas, la delegación encabeza la lista en la capital del país. 

Ello sin contar los expendios de cerveza, chelerías, sin registro regularizado, en donde menores de edad y jóvenes tienen la posibilidad de comprar ese tipo de bebidas. 

Cifras del Atlas Escolar y del Instituto Nacional de Estadística y Geografía y (Inegi) señalan que en promedio en la capital del país existen 18 escuelas por cada cantina. Pero si se compara la cantidad de cantinas por bibliotecas públicas, se obtiene que en el Distrito Federal hay tres cantinas por biblioteca. 

Para contener el consumo infantil a temprana edad, el Instituto de Verificación Administrativa del Distrito Federal (Invea) suspendió y clausuró comercios de venta de bebidas alcohólicas, mejor conocidos como chelerías. 

El Programa para la Prevención de la Venta de Alcohol en Zonas Escolares, realizado en la primera semana de clases, hizo que tan sólo en las primeras horas de supervisión se cerraran o suspendieran tres chelerías por hora. 

La supervisión en las primeras 24 horas de clases hizo que “las tiendas se apegaran al permiso y dejaran de vender bebidas en envases abiertos”, por lo que, en el promedio de una semana se clausuraron o suspendieron 21 establecimientos por día. 

El propósito de este programa es “inhibir la venta y el consumo de bebidas alcohólicas en la periferia de los centros educativos”.

De los 141 establecimientos que violentaron las leyes sobre Desarrollo Urbano y Uso de suelo y les colocaron sellos de suspensión o cancelación, 38 expendios se ubicaron en las inmediaciones de planteles de secundaria y primaria. 

El resto estaba cerca de escuelas de bachillerato y de universidades, incluidas la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y el Instituto Politécnico Nacional (IPN). 

La Encuesta de Consumo de Drogas en Estudiantes de la Ciudad de México, presentada el año pasado y que se aplica cada tres años, reveló que siete de diez estudiantes en la capital han probado bebidas alcohólicas y que su fácil acceso hizo que la edad de inicio de bebidas embriagantes se redujera a los 12 años, esto es, la edad en la que ingresan a la secundaria. 

Al hacer un análisis de los datos del primer Atlas Educativo, a partir del Censo de Escuelas, Maestros y Alumnos (Cemabe), realizado por el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi), junto al censo económico aplicado por la misma institución, se encontró que en promedio en México existen 10 escuelas por cada cantina. 

En el caso del Distrito Federal, el promedio es de 18 instituciones educativas por cada cantina. Sin embargo, en Veracruz existen cinco planteles por cantina o bar; mientras que en Coahuila, Tamaulipas y Yucatán existen siete escuelas por centros de venta de alcohol. 

En el estudio de la Facultad de Psicología de la UNAM El consumo de alcohol en estudiantes del Distrito Federal y su relación con la autoestima y la percepción de riesgo, realizado entre 10 mil 659 personas de entre 12 y 19 años de edad, la investigadora Jessica Claudia Valdez encontró que el tipo de bebida alcohólica que más ingieren los estudiantes son: en el nivel de secundaria la cerveza con 39.6%, seguida por los coolers con 26.7%; y posteriormente, las bebidas preparadas (24.7%). 

En bachillerato, también la cerveza es la que encabeza la lista de consumo con 64.6%, seguida de los destilados con 61.6%; y en tercer lugar, los coolers con 58.6%. 

La investigación realizada con apoyo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) concluye que el problema del abuso de alcohol se ha trasladado entre delegaciones del Distrito Federal en el transcurso de 3 años. 

La única delegación que se ha mantenido en la lista de abuso, es la Cuauhtémoc, e incluso pasó de ocupar el tercer lugar al segundo en el año 2013, en cuestión de exceso en el consumo de personas. 

En la más reciente consulta las delegaciones del Distrito Federal más afectadas por el abuso de alcohol (consumo de cinco copas o más por ocasión, al menos una vez en el mes previo al estudio) se colocaron Azcapotzalco, Cuauhtémoc, Coyoacán, Iztacalco y Cuajimalpa. 

Pero en una consulta anterior fueron las delegaciones Álvaro Obregón, Benito Juárez, Cuauhtémoc, Gustavo A. Madero e Iztapalapa, las más afectadas por el abuso de alcohol entre los niños y jóvenes.

(Con información de Saúl Hernández y Periodismo de Datos)



comentarios
0