aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




El cumpleaños 46 de Peña Nieto

Francisco Reséndiz| El Universal
Sábado 21 de julio de 2012
El cumpleaos 46 de Pea Nieto

CELEBRACIÓN. Enrique Peña Nieto saluda a reporteros y vecinos. (Foto: FRANCISCO RESÉNDIZ I EL UNIVERSAL )

De lado la política; el mexiquense se desprendió de sus hombres más cercanos y celebró en privado, lejos de las cámaras, del bullicio, con su familia

[email protected]

Enrique Peña Nieto mira hacia su derecha. Da una orden y la camioneta en que viaja se detiene. Entonces se baja. Un hombre se le acerca y le habla bajito. Lo felicita. Es su cumpleaños 46.

A 20 días de haber ganado la elección presidencial del 1 de julio, el mexiquense se desprendió de sus hombres más cercanos y celebró en privado, lejos de las cámaras, del bullicio, con su familia.

Fue un día tranquilo. De presentes, de flores, nada ostentoso para el candidato ganador. A lo largo del día llegaron mensajeros, tocaban a la puerta, pausas, discreción de los vigilantes.

A las dos de la tarde se abrió un gran portón de la casa que se encuentra entre embajadas. Escoltas se alistan. Aparece una camioneta negra. En el asiento del copiloto va Peña Nieto. El candidato ganador de la contienda presidencial trae camisa blanca, corbata roja, traje oscuro. Va a la oficina.

Mira a un par de reporteros y saluda. Desciende del vehículo. Los autos que pasan hacen pausas para verlo. Agradece el saludo. “Aquí, con la familia”, responde cuando le preguntan donde festejará.

Se acerca un hombre. Saluda con familiaridad a Peña. El priísta lo atiende. Recibe una pequeña tarjeta y luego un abrazo. Peña se ve feliz. Evita las grabadoras. Después de un par de minutos sube de nuevo.

—¿Recibirá a la clase política?, le preguntó EL UNIVERSAL.

—No, es un día con mi familia.

Pregunta a que hora llegaron los reporteros y sonríe. Se va.

Poco antes de las cuatro hay gran movilización del equipo de seguridad. Se van dos camionetas sin pasajeros, pero escoltadas. Siguen llegando presentes.

Con absoluta discreción se cambiaron los planes, la comida con la familia fue en un restaurante cercano a su casa. Solo acudió su circulo familiar mas cercano. Esta vez, sus hombres inseparables, Luis Videgaray Caso y David López, no lo acompañaron.

En el encuentro, comentaría de manera informal su vocero David López, habrían asistido la mamá del candidato, su esposa Angélica Rivera, sus seis hijos, sus hermanos Arturo, Cecilia y Verónica y las hermanas de su esposa.

Al anochecer había movimiento en la casa de Las Lomas. Fue el cumpleaños de quien será el próximo Presidente de la República.



comentarios
0