aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Policía de San Diego, en alerta por ataques de narco

Víctor Solís | El Universal
Domingo 06 de mayo de 2012
Polica de San Diego, en alerta por ataques de narco

AL ACECHO. Para lograr su objetivo los cárteles mexicanos generalmente emplean automóviles y camionetas para aislar a las víctimas en una zona de fuego letal. (Foto: ARCHIVO I EL UNIVERSAL )

El Departamento de Policía de San Diego, California, realizó un análisis sobre los métodos empleados por la organización de los Arellano Félix para atacar a través de emboscadas a cuerpos de seguridad que operan en la ciudad mexicana fronteriza

[email protected]

Luego de identificar las letales tácticas que el cártel de Tijuana emplea para realizar ataques contra corporaciones policiacas, autoridades estadounidenses alertaron a sus oficiales para evitar convertirse en víctimas de ese grupo delictivo.

El Departamento de Policía de San Diego, California, realizó un análisis sobre los métodos empleados por la organización de los Arellano Félix para atacar a través de emboscadas a cuerpos de seguridad que operan en la ciudad mexicana fronteriza.

Ante un eventual uso de tácticas similares del lado norte de la frontera contra oficiales estadounidenses, la dependencia lanzó una serie de medidas preventivas que incluyen, entre otras, mantener el asiento delantero del vehículo despejado para agacharse o salir por la puerta ante un ataque armado y utilizar la unidad en la que se viaja como arma ofensiva.

El reporte titulado Tactis of the Tijuana Cartel: An Análisis of Ambush Attacks on Tijuana Law Enforcement (Tácticas del cártel de Tijuana: Un análisis de las emboscadas contra las fuerzas de seguridad en Tijuana), filtrado hace unos días por la organización de hackers Anonymous, revela que desde noviembre de 2010 el Centro de Coordinación de la Policía de San Diego advirtió a sus oficiales de la colaboración de pandillas locales que operaban como “grupos de choque” para la organización de los Arellano Félix.

“Una investigación del Departamento de Policía de San Diego (SDPD) arrojó información creíble de que las organizaciones de tráfico de drogas de México, en colaboración con pandillas callejeras de San Diego, están empleando técnicas sofisticadas contra la vigilancia y están dispuestas a realizar ataques armados para proteger sus cargamentos de drogas”, señala el documento.

El análisis asegura que los cárteles han demostrado tácticas de gran complejidad, como variar la velocidad de los vehículos empleados en las emboscadas, coordinar cambios en los carriles y rotar las unidades que viajan en un convoy para identificar los cargamentos.

La mayoría de estos ataques, advierte el reporte, reflejaron un alto nivel de entrenamiento y planeación, y por lo general fueron realizados en acciones que iban desde un vehículo hasta convoyes de seis unidades.

Las locaciones preferidas de los cárteles para este tipo de ataques son las avenidas amplias, con por lo menos dos carriles en cada sentido, ya que éstas permiten a los atacantes separar los vehículos de la caravana para que adopten distintos roles durante la emboscada, como bloquear las calles, restringir el movimiento del objetivo y “limpiar” las rutas de escape preestablecidas.

Para lograr su objetivo generalmente emplean automóviles y camionetas para aislar a las víctimas en una zona de fuego letal, y las armas más empleadas para este tipo de ataques suelen ser los rifles de asalto como el AK-47 y variantes del AR-15. En muchos casos se usan copias de uniformes de los elementos de seguridad y los vehículos se camuflajean para imitar a los de las corporaciones policiacas locales, estatales y federales.

Los tipos de emboscadas

Según la Policía de San Diego son tres los métodos para emboscar más utilizados por el cártel de Tijuana en contra de las autoridades de esa ciudad: El “punto ciego”, “al acecho” y la “emboscada móvil compleja”. Las tres, según el reporte, están diseñadas para tomar a las víctimas por sorpresa, limitar su movilidad y atacarlas con fuego abrumador.

Para el tipo del “punto ciego” se emplea una táctica de vehículo contra vehículo. Los delincuentes se aproximan al auto de la víctima por el lado del conductor, colocándose en el “punto ciego” para que múltiples tiradores disparen contra la unidad con el objetivo de inmovilizarla. Por lo general, una vez que se detuvo el vehículo, descienden rápidamente para rafaguear con “tiros de gracia”.

En el ataque “a la espera” los miembros del cártel se encuentran estáticos en una posición determinada momentos antes de la llegada de la víctima o víctimas. Este tipo de tácticas requiere además de tareas de vigilancia y recolección de inteligencia para familiarizarse con las rutas, puntos clave y vías de escape. Además, los atacantes necesitan conocer donde y cuándo los elementos de seguridad estarán en un punto específico.

Las principales víctimas de este tipo de ataque son los oficiales con rutas de patrullaje fijas. En muchos casos la información para llevar a cabo estas emboscadas es proporcionada al cártel por policías corruptos. Otros de los métodos empleados son las falsas llamadas de emergencia al número 066.

El último de los métodos es la “emboscada móvil compleja”. Para éste, los narcotraficantes emplean pequeños convoyes desplegados para abrir fuego desde posiciones estratégicas y crear así una “zona de muerte” con disparos de armas automáticas desde flancos que se interceptan, matando a todo el que quede en medio.

Adicionalmente, se utilizan los vehículos de la vanguardia y retaguardia de la caravana para bloquear las rutas de escape, mismos que luego son abandonados en las zonas vecinas a donde ocurre el ataque. Las casetas de seguridad o sitios donde los oficiales pasan varias horas son los blancos perfectos para estas emboscadas.

Recomendaciones a oficiales

Para evitar que las fuerzas de seguridad de San Diego caigan abatidas por un ataque de los cárteles, el Departamento de Policía delineó medidas de prevención que los oficiales deberían seguir en caso de enfrentar una situación de peligro.

Cuando se encuentren en el campo, les pide mantener su vehículo siempre en movimiento y nunca detenerse ante un ataque; siempre virar la unidad hacia el “lado ciego” desde donde se está siendo atacado; y mantener el asiento delantero libre para agacharse o salir por cualquiera de las puertas.

También recomienda emplear las patrullas como un arma contraofensiva; cuando sea posible viajar en el último carril de la izquierda; alternar las rutinas diarias de traslado; estar atento a vehículos en caravana y siempre mantener una distancia de al menos un automóvil cuando se espera en un semáforo.

Además, como parte de los entrenamientos y cuando se está fuera de servicio, deberían practicar movimientos evasivos de zonas de fuego en automotores; tener conocimientos de contra vigilancia y desarrollar, implementar y actualizar planes de seguridad para el hogar y para las horas de servicio.



comentarios
0