aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Arturo Zaldívar, deja bufete por la toga

Elena Michel| El Universal
Martes 28 de octubre de 2014
Arturo Zaldvar, deja bufete por la toga

PERFIL. Arturo Zaldívar Lelo de Larrea. El experto en materia constitucional se formó en los tribunales y fue exitoso litigante; hoy quiere presidir la Corte. (Foto: ILUSTRACIÓN LETICIA BARRADAS )

Arturo Zaldívar es uno de los ministros con posibilidad de presidir la SCJN. Originario de Querétaro, cambió el éxito que tenía en su despacho de abogados por cumplir la misión de ayudar a los ciudadanos frente a los abusos del poder

[email protected]

Su oficina tiene pocos muebles, los necesarios. Dos pinturas —que no son de su propiedad— adornan un cuarto sin identidad. La fría decoración es intencional para no crear arraigo.

Desde que el abogado Arturo Zaldívar Lelo de Larrea ocupó el despacho asignado en el pasillo “Venustiano Carranza” de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) asumió que ese espacio lo tenía prestado. Y decidió que no colocaría fotografías familiares ni objetos personales.

El ministro Zaldívar cree en el equilibrio como principio de una vida feliz. Quienes lo conocen saben que antepone a su familia —conformada por su esposa y tres hijos— frente a foros, conferencias, eventos del jet set o pasarelas en círculos académicos.

Su currículum vitae detalla que el ministro obtuvo el título de licenciado con la tesis El Juicio de Amparo en contra de Reformas Constitucionales y logró el doctorado con la investigación Hacia una nueva Ley de Amparo, por la cual obtuvo mención honorífica.

Cambió el éxito que tenía en su despacho Zaldívar Lelo de Larrea y Asociados cuando —según refieren sus colaboradores—, decidió que su misión sería “ayudar a los ciudadanos frente a los abusos del poder”. Y entró en sustitución del ministro en retiro Genaro Góngora Pimentel.

En su paso por la Escuela Libre de Derecho, el ministro tejió amistad con otros estudiantes como el ex presidente Felipe Calderón Hinojosa; el senador Javier Lozano o el ex secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont.

Entre 1985 y 2009 litigó de manera independiente. Llevó casos importantes: En 2006 defendió a los bancos involucrados en el Fondo Bancario de Protección al Ahorro (Fobaproa) para evitar que la Suprema Corte profundizara en las investigaciones sobre el rescate bancario. Era el abogado autorizado de BBVA Bancomer, Bital, Banamex y Banorte.

A su llegada a la Suprema Corte de Justicia, el ministro Zaldívar era identificado como cercano al Partido Acción Nacional (PAN). Desde su posición como experto constitucionalista fue miembro de la Comisión de Estudios para la Reforma del Estado, creada por el equipo de transición del entonces presidente Vicente Fox Quesada.

Y años más tarde su candidatura (para ser ministro) en el Senado fue impulsada por el ex presidente Felipe Calderón Hinojosa.

Pero la “alianza” con este partido se quebró luego de que Zaldívar concluyó en un proyecto de resolución para el caso de la Guardería ABC, que los ex directores del Instituto Mexicano del Seguro Social, Juan Molinar Horcasitas y Daniel Karam, tuvieron responsabilidad en el incendio que causó la muerte de 49 niños el 5 de junio de 2009 en Sonora. En el pleno de la SCJN no prosperó el proyecto.

Zaldívar sabe de política. No es ajeno al partido en el poder. En 1995, por ejemplo, fue coordinador de asesores del entonces procurador general de Justicia del Distrito Federal, José Antonio González Fernández, durante la última regencia del PRI en la capital del país, en el gobierno de Ernesto Zedillo.

Desde que es ministro de la Suprema Corte tiene poco tiempo para sumergirse en la literatura. Pero en su buró llegan a convivir hasta cinco libros, que a veces se ve obligado a leer al mismo tiempo.

Una de sus colaboradoras directas asegura que Zaldívar disfrutó recientemente Anatomía de un instante, del escritor español Javier Cercas, que habla sobre el fracaso del golpe de Estado de 1981, encabezado por Alfonso Armada y Jaime Miláns del Bosch.

Al abogado egresado de la Escuela Libre de Derecho le apasiona también el cine. Como todos los actores políticos disfrutó El Padrino. Pero uno de sus directores preferidos es el español Pedro Almódovar y, en general, se inclina por el cine europeo. En su top ten está La vida de los otros, del alemán Florian Henkel von Donnersmarck.

Uno de los momentos que más disfruta el ministro Arturo Zaldívar es una comida gourmet en un buen restaurante. La cocina italiana y los postres franceses pueden cerrar de la mejor manera sus días.

El ministro Arturo Zaldívar nació el 9 de agosto de 1959 en la capital de Querétaro.

En su ciudad natal estudió su educación básica y media superior hasta que se trasladó a la ciudad de México para iniciar sus estudios universitarios.

Ingresó a la Escuela Libre de Derecho en 1978. Posteriormente realizó una maestría y doctorado en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

También cursó una especialidad en Derecho Constitucional y Administrativo en la División de Estudios de Posgrado de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México, en 1985-1987.

Sus inicios. El ministro procede de la academia y del sector privado. Litigó durante muchos años desde su bufete. Fue fundador y vicepresidente del Instituto Mexicano de Derecho Procesal Constitucional. Formó parte de la Barra Mexicana-Colegio de Abogados, en donde se desempeñó durante seis años como coordinador de la Comisión de Derecho Constitucional y Amparo. Se ligó a la político cuando fue miembro de la Comisión de Estudios para la Reforma del Estado, creada por el equipo de transición del presidente Vicente Fox.

Impartió la cátedra de Derecho Procesal Constitucional en el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) y de derecho constitucional en la Universidad Iberoamericana. También Participó en el jurado de especialistas en el concurso de oposición abierto en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, en septiembre de 2009.

Durante 25 años fue abogado postulante en materia constitucional. Es autor del libro Hacia una nueva ley de Amparo (Porrúa), y de más de 60 ensayos publicados en libros colectivos y revistas especializadas.



comentarios
0