aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Caso ABC: Y la justicia aún no llega

THELMA GÓMEZ DURÁN| El Universal
00:10Martes 05 de junio de 2012

Roberto Armocida/ EL UNIVERSAL

Roberto Armocida/ EL UNIVERSAL

Roberto Armocida/ EL UNIVERSAL

Rosalio Huizar/ EL UNIVERSAL

Rosalio Huizar/ EL UNIVERSAL

Roberto Armocida/ EL UNIVERSAL

Rosalio Huizar/ EL UNIVERSAL

Padres mantienen su exigencia: castigo a responsables

DEMANDA. Padres mantienen su exigencia: castigo a responsables. (Foto: LUIS CORTÉS / EL UNIVERSAL )

Funcionarios que ocupaban cargos en el gobierno municipal y estatal hace tres años, cuando ocurrió el incendio que cobró la vida de 49 niños, hoy están en campañas políticas para legisladores, en candidaturas del “cinismo”

[email protected]

HERMOSILLO, Son.- Hace unos días, Luis Carlos Santos escribió una carta. Lo hizo después de mirar por su ventana lo que sucedía frente a su casa. Ahí en el centro deportivo donde, hasta hace tres años, jugaba su hijo Carlos Alan.

Luis Carlos miró cómo instalaban un templete y colgaban pendones. A los organizadores del mitin político les entregó la carta que dice: "Les pido que se retiren de este sitio, porque no tienen derecho a realizar promesas políticas en el lugar donde jugaba mi hijo". El acto político no se canceló. Al centro deportivo llegó Luis Güero Nieves, candidato del PAN a diputado local por el Distrito XII y familiar de Sandra Lucía Téllez Nieves, una de las cuatro dueñas de lo que fue la guardería ABC de esta ciudad.

Carlos Alan Santos, de dos años y 10 meses, fue uno de los 49 niños que fallecieron el 5 de junio de 2009, por el incendio en la guardería ABC. En la bodega improvisada como estancia infantil, y subrogada por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), había poco más de 150 niños, todos menores de cuatro años; 80 niños sobrevivieron; 24 de ellos con quemaduras de segundo y tercer grado.

El día del incendio, Luis Carlos Santos -como muchos otros padres- buscó a su hijo Carlos Alan por todos los hospitales de Hermosillo. Lo encontró cuando casi eran las 10 de la noche en el anfiteatro.

Hace tres años, cuando sucedió el incendio, también eran tiempos electorales, recuerda Luis Carlos. Quienes entonces ocupaban cargos en el gobierno municipal y estatal hoy están en campaña política para diputados o senadores.

En la sala de espera de la oficina del abogado Lorenzo Ramos están reunidos padres que perdieron a sus hijos el viernes 5 de junio de 2009, por el incendio en la guardería ABC.

Ellos escuchan a Luis Carlos contar cómo entregó la carta al equipo del candidato a diputado y familiar de Sandra Lucía Téllez Nieves, una de las cuatro dueñas de la guardería ABC.

Julio César Márquez -cuyo hijo de dos años murió en la guardería- recuerda que Abel Murrieta, quien estaba al frente de la Procuraduría General de Justicia de Sonora cuando ocurrió el incendio, también está en campaña política para ser diputado por el PRI. Ernesto Gándara, quien era presidente municipal de Hermosillo el 5 de junio de 2009, también busca ser senador por el Revolucionario Institucional.

Para los padres de los niños fallecidos en la guardería ABC, esas candidaturas son "un cinismo que no podemos entender", dice José Francisco García Quintana, presidente del Movimiento Ciudadano por la Justicia 5 de Junio y padre de Andrés Alonso, quien también murió cuando tenía tres años, cinco meses.

José Francisco recuerda que los padres de los niños fallecidos no tuvieron acceso al expediente que, en un principio, integró la Procuraduría General de Justicia de Sonora. Además, dice, en el informe que presentó la Suprema Corte de Justicia sobre el caso se menciona a Gándara como uno de los funcionarios que se deben de investigar por sus omisiones o acciones en el caso de la guardería.

Sólo tres, en la cárcel

Hace tres años, padres como José Francisco García, Julio César Márquez y Luis Carlos Santos, entre muchos más, se convirtieron en activistas. Formaron organizaciones civiles -entre ellas el Movimiento Ciudadano por la Justicia 5 de Junio- y desde entonces han recorrido oficinas gubernamentales, han hecho huelgas de hambre y marchas para exigir que se castigue a los responsables.

Y es que la guardería ABC, subrogada por el IMSS, no cumplía con las normas mínimas de seguridad.

Hasta el momento 26 personas están consignadas y sólo tres están en la cárcel; dos de ellas podrán salir cuando paguen una multa de poco más de dos millones de pesos.

"En tres años hemos tenido que empujar a la justicia", dice José Francisco García, quien menciona que ninguno de los cuatro dueños de la guardería está en la cárcel.

Los padres de los niños fallecidos realizan una lucha en el terreno legal para que el juez reclasifique el delito como homicidio doloso, ya que la investigación que se realiza es por homicidio culposo, lo cual implica que las personas que sean sentenciadas como culpables podrían salir bajo fianza.

Además, este año los padres buscan en diversas instancias que se deje sin efecto la resolución judicial que obtuvo Marcia Matilde Altagracia Gómez del Campo, una de las cuatro dueñas de la guardería y quien es pariente de la primera dama del país, Margarita Zavala.

En noviembre de 2011, Marcia Matilde Altagracia obtuvo una resolución de sobreseimiento, lo cual significa que se suspende el proceso judicial que existía en su contra por falta de pruebas.

"Para nosotros la justicia no ha sido pronta, imparcial ni expedita", dice José Francisco García.

En su búsqueda de justicia, los padres de los niños fallecidos en la guardería ABC acudieron hasta la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH). Ellos esperan que en los próximos meses el organismo internacional los reciba para exponer su caso en una audiencia temática.

Exigen reglamento

En los tres últimos años, los padres que integran el Movimiento Ciudadano por la Justicia 5 de Junio también impulsaron la creación de una ley para estancias infantiles, conocida como Ley 5 de Junio, la cual fue aprobada y publicada en el Diario Oficial el 24 de octubre del 2011. Sin embargo, aún no se ha publicado su reglamento para que entre en vigor.

"El 20 de abril se cumplió el plazo para que el Ejecutivo publicara el reglamento. Al día de hoy no se tiene. Estamos exigiendo ese reglamento", explica José Francisco García. "Estamos trabajando para impulsar muchas acciones para el cuidado de la primera infancia. Para nosotros eso también es parte de la justicia que pedimos. Para nosotros, justicia es castigo para los responsables de esta tragedia y la no repetición".

Roberto Guadalupe Zavala -padre de Santiago de Jesús, quien falleció cuando tenía dos años y un mes- está convencido de que el incendio en la guardería ABC sucedió porque "un grupo de personas quisieron tener dinero sencillo, fácil, sin esforzarse. Ellos querían más ganancias y lo hicieron gastando menos: con poco personal, sin invertir en medidas de seguridad, ahorrándose dinero en puertas maestras". Para él, los culpables son todos aquellos que "no hicieron su trabajo en forma correcta".

Y mientras el proceso judicial continúa, Luis Carlos Santos seguirá entregando su carta de reclamo a los candidatos que quieran realizar actos proselitistas en el centro deportivo donde jugaba su hijo Carlos Alan antes de morir en el incendio de la guardería ABC, el 5 de junio de 2009.

 

 Un memorial para no olvidar

En el edificio de lo que fue la guardería ABC aún están las huellas del incendio que el 5 de junio de 2009 mató a 49 niños, dejó a 24 con quemaduras graves y provocó problemas respiratorios en más de 50.

Lonas azules cubren los boquetes que hizo un vecino, estrellando su camioneta en la pared, para intentar sacar a los niños durante el incendio, porque las puertas que debieron funcionar como salidas de emergencia estaban cerradas con candado.

En el lugar donde aún está la bodega improvisada como guardería los padres de los niños fallecidos quieren construir el Memorial ABC, para honrar la memoria de sus hijos.

José Francisco García, del Movimiento Ciudadano por la Justicia 5 de Junio, explica que ya tienen un bosquejo de lo que será el memorial, cuyo proyecto comenzará a impulsar en cuanto terminen las investigaciones judiciales.

"Queremos que tenga una área en donde se exhiban las fotografías de los niños fallecidos, así como salas en donde se explique lo que originó el incendio y quiénes son los responsables.

"Queremos que las personas que lo visiten reflexionen sobre lo que pasó, que estén al tanto de las condiciones que presentan las instalaciones a donde llevan a sus hijos para evitar tragedias de este tipo", detalla el activista José Francisco García.



Ver más @Univ_Estados
comentarios
0