aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




En el abandono, vehículos de reciente modelo de la PF

Silvia Otero| El Universal
Sábado 24 de noviembre de 2012

Alrededor de 50 camionetas balizadas con el logotipo de la Policía Federal están "abandonadas" en un predio de la delegación Iztapalapa, en el Distrito Federal Fernando Ramírez /EL UNIVERSAL

Algunas patrullas están siniestradas –con huellas de choques-, pero también hay unidades que a simple vista no muestran ningún desperfecto Fernando Ramírez /EL UNIVERSAL

EL UNIVERSAL solicitó a la vocería de la Policía Federal información para conocer cuáles fueron los criterios que se aplicaron para retirar de circulación los vehículos y enviarlos a este sitio. No hubo respuesta oficial Fernando Ramírez /EL UNIVERSAL

Tan sólo entre enero y junio de este año la Policía Federal adquirió 700 vehículos y recibió en donación 107 nuevas unidades del gobierno de Estados Unidos, a través de la Iniciativa Mérida, entre ellas 50 camionetas blindadas Fernando Ramírez /EL UNIVERSAL

Se informó que en el primer semestre de 2012 la Policía Federal decidió dar de baja 55 vehículos, aunque no se ofrecen detalles sobre las razones o criterios que se aplicaron en estos casos para retirar las unidades del servicio Fernando Ramírez /EL UNIVERSAL

En total, al finalizar el sexenio la corporación elevó su flotilla terrestre a más de mil unidades, cuando en 2007 contaba con un parque vehicular de 187 Fernando Ramírez /EL UNIVERSAL

En el abandono, vehculos de reciente modelo de la PF

CHATARRA. En un predio de la delegación Iztapalapa está el deshuesadero de vehículos de la Policía Federal, entre viejas, siniestradas y unas prácticamente nuevas . (Foto: FERNANDO RAMÍREZ EL UNIVERSAL )

La corporación compró durante el último año 700 automóviles

[email protected]  

A la intemperie, entre vehículos que cada día se vuelven chatarra, patrullas de la Policía Federal (PF) de reciente modelo parece que también serán un desecho. Alrededor de 50 camionetas balizadas con el logotipo de la corporación están abandonadas en un predio de la delegación Iztapalapa, en el DF.

Algunas de las patrullas están siniestradas —con huellas de choques—, pero también hay otras unidades que a simple vista no muestran ningún desperfecto.

En contraste con la pérdida que puede representar la degradación de estas camionetas, tan sólo entre enero y junio de este año la Policía Federal adquirió 700 vehículos y recibió en donación 107 nuevas unidades del gobierno de Estados Unidos, a través de la Iniciativa Mérida, entre ellas 50 camionetas blindadas.

Así lo revela el Informe de Rendición de Cuentas de la Administración Pública Federal 2006-2012 que elaboró la SSP federal, en el que se detalla que tan sólo en el último año suman 807 las nuevas unidades que se integraron al parque vehicular de la Policía Federal.

En el mismo documento se indica que —independiente a las nuevas adquisiciones— el parque vehicular activo de la PF es de 344 vehículos, 161 de los cuales son propiedad de la SSP, cuyo modelo promedio es de 2008; mientras que 173 más son arrendados, modelos de 2010.

Además, se informa que en el primer semestre de 2012 la PF decidió dar de baja 55 vehículos, aunque no se ofrecen detalles sobre las razones o criterios que se aplicaron en estos casos para retirarlos del servicio

En total, al finalizar el sexenio la corporación elevó su flotilla terrestre a más de mil unidades, cuando en 2007 contaba con un parque vehicular de 187, cuyo mantenimiento representó en su momento un costo de 570 mil 8 pesos, por reparaciones mayores y menores: afinaciones, alineación y balanceo, rotación de llantas, lavado y engrasado, revisión de frenos y sistemas de transmisión y eléctrico, de acuerdo con el primer Informe de Labores de la dependencia.

Tan sólo en el primer semestre de 2012 el mantenimiento y conservación de vehículos terrestres, aéreos, marítimos lacustres y fluviales de la dependencia (partida presupuestal 35501), tuvo un costo de 11 millones 642 mil 14 dólares.

Recursos desechados

En el terreno un letrero oxidado indica: “Este predio es propiedad de la Secretaría de Gobernación”. Se ubica en el cruce de las avenidas Guelatao y Fuerte de Loreto, en la Unidad Habitacional Ejército de Agua Prieta, cercano al Centro de Mando de la Policía Federal.

Las patrullas con los logotipos y leyendas de la corporación, algunas intactas, destacan de entre decenas de vehículos oficiales sin balizar, que también han sido enviados a este “corralón”, donde es evidente la falta de cuidado o protección para impedir la degradación de las unidades.

Hay vehículos siniestrados, con evidentes huellas de accidente, aunque los daños no parecen ser pérdida total, como las patrulla 11108 y 13131 con logotipos de la Policía Federal; pero también hay unidades balizadas como las número 08973, 11065, 08973,10767, 84440, 08520 y 11105 que tienen la carrocería intacta, quizá tengan desperfectos, pero las condiciones que presentan hacen cuestionar las razones de que hayan sido abandonadas en el predio.

El vocero de la Policía Federal, José Ramón Salinas, explicó que este predio conocido como 12+500, es utilizado por la SSP federal como depósito de todos los vehículos que están en proceso de baja de la corporación, que tendrán como destino final ser convertidos en chatarra.

Actualmente hay 420 unidades —balizadas o no—, de las que 50% son consideradas como pérdida total, ya que fueron siniestradas o incluso sufrieron serios daños durante enfrentamientos con la delincuencia.

El funcionario explicó que el resto de los vehículos “no son operables, el costo de reparación rebasa 35% del valor comercial, es incosteable, sale más caro repararlo que comprarlo nuevo”, ya que presentan problemas mayores de motor, transmisión y suspensión, y en su mayoría son modelos de 2004 y de años anteriores.

Sin embargo, ante el hecho de que existen patrullas que al parecer son de modelos más recientes y se ven intactas, indicó que es posible que haya modelos de hasta 2010 pero inoperables. Todas, sin excepción al final se venden mediante licitación como desecho ferroso, para ser trituradas.

El predio enrejado que tiene como puerta de acceso sólo dos láminas acondicionadas, está custodiado por elementos armados de la Policía Federal. El oficial Bruno Oldair Ortiz, es uno de los encargados de la seguridad del predio, al que nadie puede tener acceso sin previa autorización de las autoridades de la SSP federal.

Este agente, quien tenía sólo dos días asignado al predio —ya que el personal se rota periódicamente—, sólo informó que “este predio está desde los años 60”, pero desconocía cuáles eran los criterios que se aplican para llevar a éste sitio las patrullas y cuál es su destino final, “nosotros nos encargamos de la seguridad”.

Los chatarrizan

José Ángel Pérez Domínguez y su ayudante Roberto, trabajadores de un taller mecánico que opera desde hace 15 años y está frente al predio, indicaron que desde que llegaron al lugar el terreno ha sido cementerio de patrullas y es frecuente que lleguen cada vez más unidades: “Los años pasados eran carros más viejos, ahorita ya son camionetas más recientes”.

Parecen vehículos que no tuvieron accidentes, se le comentó al mecánico: “Exactamente, vehículos que todavía sirven a lo mejor y pueden andar circulando (…) ellos los chatarrizan, dicen ya no sirven y los achatarran, más que nada es eso”.

Ante las condiciones de algunas de estas patrullas, el trabajador pidió al gobierno “que las cuiden, porque los que pagamos los impuestos somos el pueblo, realmente”; su ayudante sugirió que “si el gobierno quiere quitar toda la chatarra, por qué no nos dicen haber, daños tu carro viejo y te damos una patrulla que está mejor”.



comentarios
0