aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




También lo extrañaré y necesitaré mucho: FCH

Jorge Ramos| El Universal
Sábado 12 de noviembre de 2011

[email protected]

El presidente Felipe Calderón Hinojosa dijo que las condiciones de clima con nubosidad “hacen pensar en la probabilidad de un accidente” del helicóptero del Estado Mayor Presidencial (EMP) en el que murieron ayer el secretario de Gobernación, José Francisco Blake, sus colaboradores y la tripulación.

No obstante, aclaró, se agotarán las investigaciones con los “expertos más calificados del mundo”, según instruyó el mandatario al secretario de Comunicaciones y Transportes, Dionisio Pérez-Jácome.

Habrá una “minuciosa investigación” para conocer con precisión las causas de este hecho, y se “contemplarán todas las posibles hipótesis”, afirmó Calderón en un mensaje en el salón Adolfo López Mateos de Los Pinos, a las 14:40 horas, acompañado por su secretario particular, Roberto Gil Zuarth, y la vocera Alejandra Sota.

De acuerdo con fuentes de la Presidencia de la República, esta es la información que tienen: fue un banco de niebla la posible causa del accidente.

De inmediato, Calderón designó a Juan Marcos Gutiérrez, subsecretario de Gobierno, como encargado de despacho, como lo marca la ley.

“Aunque el piloto, se sabe, contaba con suficiente pericia, las condiciones de nubosidad que prevalecían precisamente a esa hora en el trayecto que el secretario recorrería rumbo a Cuernavaca, a un evento con servidores públicos de procuración y administración de justicia de los estados, hacen pensar ciertamente en la probabilidad de un accidente”, aseveró.

“No obstante, se agotarán exhaustivamente todos los indicios que rodean a esta fatal circunstancia, los cuales están debidamente resguardados desde ahora”, dijo.

Ataviado con traje y corbata negros, Calderón caminó hasta el atril colocado en el salón. Definió a Blake como leal, patriota, sagaz y negociador.

Con en el rostro serio, apesadumbrado, dijo: “Como me ocurrió, paradójicamente, con Juan Camilo Mouriño, a Blake también lo extrañaré y necesitaré mucho”.

El mandatario canceló un evento con el Instituto de Mexicanos en el Exterior, en Los Pinos; un encuentro por la tarde con empresarios en La Paz, Baja California Sur, y su participación en la cumbre Asia-Pacífico, en Hawai, donde sostendría un encuentro trilateral con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y el primer ministro de Canadá, Stephen Harper.

Calderón informó que la aeronave del Estado Mayor Presidencial recientemente recibió mantenimiento, estaba resguardada en el hangar del EMP y destacó la destreza del piloto.

Aseguró que el gobierno federal “actuará con toda transparencia” para que “se esclarezcan con precisión las causas del lamentable hecho”.

Calderón afirmó que Blake Mora participó, como un buen soldado raso en 1989, en los comicios en Baja California, la primera entidad que ganó el PAN.

Destacó su sagacidad y compromiso con el trabajo y patriotismo en el 2000, cuando coincidieron en la Cámara de Diputados, y lo calificó como hábil y firme, pero conciliador, como secretario de Gobierno en ese estado. “Se desempeñó con lealtad en Gobernación”, aseguró.

“Falleció mi tocayo, Felipe Zamora, joven brillante sinaloense. Luchador por la vida y los derechos humanos, extraordinariamente comprometido con México”, expresó el Presidente.

También, dijo, “falleció el director de Comunicación Social, el querido Tijuano”, José Alfredo García Medina.

Recuerda a Mouriño

Calderón expresó su más sentido pésame a los deudos y refrendó su apoyo absoluto a los familiares.

Afirmó que Juan Camilo Mouriño, quien pereció en un avionazo en la ciudad de México el 4 de noviembre de 2008, y Blake actuaron sin mezquindad ni soberbia.

“Pienso en ellos y, más allá de la enorme amistad que a los tres nos unía, pienso especialmente en los ideales que compartimos, las poderosas razones que los llevaron a todos ellos a dar un sí sin ambigüedades ni titubeos a México, un paso al frente en el servicio a la patria; y me convenzo de que la mejor manera de honrar su generosidad y lealtad y amor a México es no fallándoles en el esfuerzo en que me apoyaron y siguieron, y no desmayar, antes bien redoblar la lucha por la construcción de un México mejor”.

Calderón comentó que se debe avanzar con mayor vigor para lograr un mejor país, pues ellos, dijo, compartían el ideal de un México más seguro y donde impere el Estado de derecho, un ideal “al que ofrendaron sus vidas sin la mezquindad y la soberbia, hoy, por cierto, tan abundantes en la vida pública y que nunca pudieron ni siquiera tentarlos”.



comentarios
0