aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Senado, refugio de ‘chapulines’ políticos

Ricardo Gómez| El Universal
Miércoles 07 de septiembre de 2011
Senado, refugio de ‘chapulines’ polticos

MOVILIDAD. Los senadores María de los Ángeles Moreno (PRI), Pedro Joaquin Coldwell (PRI) y Pablo Gómez (PRD), en la sesión de ayer. (Foto: MIGUEL ESPINOSA EL UNIVERSAL )

En la actual Legislatura 20% pidieron licencia

[email protected]

Debido a que la ley les permite saltar de cargo en cargo, de acuerdo con sus intereses personales y el tejido de su propio futuro político y de grupo, los senadores iniciarán este último año de trabajo de la 61 Legislatura con 80% de los legisladores originales que arribaron en septiembre de 2006.

De los 128 senadores que conforman la Cámara Alta, sólo 106 integran el grupo original. De acuerdo con un conteo realizado por EL UNIVERSAL, se contabilizan 22 senadores en total que dejaron definitivamente su encargo legislativo —a través de la petición de licencia y luego la ratificación de la misma— y por ende encargaron a igual número de suplentes que se desempeñan en esa Cámara.

Y se ungieron como gobernadores o funcionarios en algún gobierno o de aspirantes a alguna candidatura.

Hoy hay 22 suplentes de esos senadores, que equivalen a 17.1% de los 128 que integran esa Cámara. El resto, 82.9%, se mantienen en el escaño, lo que no quiere decir que hayan trabajado ininterrumpidamente durante los últimos cinco años, pues algunos han pedido licencia para contender a un cargo de elección o encabezar un puesto y, tras su derrota, regresan al cobijo del Senado para seguir cobrando y mantener el fuero.

El fenómeno de los Chapulines —senadores que brincan para contender por una elección o asumir un mejor encargo— propició la petición indiscriminada de licencias.

En la actual Legislatura en el Senado han surgido 10 gobernadores: Ivonne Ortega (PRI), de Yucatán; Leonel Godoy (PRD), de Michoacán; José Calzada Rovirosa (PRI), de Querétaro; Guillermo Padrés (PAN), de Sonora; Fernando Ortega (PRI), de Campeche; el convergente Gabino Cué (PRD-PAN), de Oaxaca; el ex priísta Ángel Aguirre Rivero (PRD), de Guerrero; el ex priísta Mario López Valdez (PRD-PAN), de Sinaloa; Rafael Moreno Valle (PAN), de Puebla y Carlos Lozano, (PRI) de Aguascalientes.

En ocasiones las licencias no se piden para contender por un cargo, sino por motivos personales. El conteo de este diario arroja al menos 48 licencias solicitadas en los últimos cinco años por senadores. Hay casos particulares. Como el de la senadora del PAN Beatriz Zavala, quien ya ha pedido licencia dos veces.

El también panista Ulises Ramírez —ex alcalde de Tlalnepantla— también pidió dos veces licencia. La primera para ser coordinador de asesores en la Secretaría de Gobernación. Posteriormente volvió a pedir licencia para intentar hacerse de la candidatura a gobernador del Estado de México, que no logró, y regresó al escaño. Otro caso es del actual candidato del PRD en Michoacán a gobernador, Silvano Aureoles, quien pidió licencia, pero su suplente Selene Vázquez no tiene en sus planes asumir el cargo, pues es funcionaria en esa entidad. Unos se fueron con un color partidista, como Minerva Hernández, quien contendió por la gubernatura de Tlaxcala por el PRD, pero declinó por el PAN, y en la actualidad es panista.



comentarios
0