aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Marisela, víctima de errores judiciales

Evangelina Hernández| El Universal
Domingo 02 de enero de 2011
Marisela, vctima de errores judiciales

CLAMOR. Escobedo Ortiz exigía justicia en las calles. (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL )


[email protected]

Marisela Escobedo Ortiz murió asesinada el 16 de diciembre de 2010. Los últimos 28 meses los dedicó: primero a buscar a su hija desaparecida, luego a ubicar su cadáver y después a exigir castigo para el homicida de Marisol Rubí, de 16 años.

Frente al palacio de gobierno de Chihuahua, a donde Marisela corrió en busca de refugio, cayó muerta de un tiro en la cabeza tras ser perseguida por su atacante.

Marisela, de Ciudad Juárez y madre de cinco hijos, llevaba ocho días manifestándose frente a las oficinas del gobierno estatal, de donde no pensaba moverse hasta que se cumpliera la orden de aprehensión de Sergio Rafael Barraza Bocanegra, quien fue pareja de Marisol Rubí y que está prófugo por el asesinato de la joven.

El 29 de abril de 2010, Barraza Bocanegra fue presentado como el homicida ante un tribunal oral, de acuerdo con el nuevo sistema de justicia penal de Chihuahua, en el que los jueces lo absolvieron por considerar que el Ministerio Público no demostró la causa de la muerte. Ese mismo día Marisela Escobedo emprendió una lucha contra esa decisión.

Se manifestó hasta que el caso se desahogó en una segunda instancia —Tribunal de Casación—, en el que Barraza Bocanegra fue sentenciado a 50 años de prisión y a pagar 40 mil pesos como reparación del daño.

Para entonces el homicida ya se había fugado y Marisela Escobedo se propuso encontrarlo para que pagara por el crimen que cometió.

Lo siguió hasta Zacatecas, ubicó a la actual compañera sentimental de Barraza Bocanegra, una joven de 17 años quien aceptó que vivía con ella desde que huyó de Ciudad Juárez, pero entonces la Procuraduría de Chihuahua, según las palabras de Marisela, no le creyeron y “aflojaron la búsqueda de Sergio Rafael, una vez más”, se quejó en octubre.

Al día siguiente del asesinato de Marisela, el hermano de su esposo fue secuestrado y asesinado. El negocio familia fue incendiado y sus hijos solicitaron asilo político a Estados Unidos.



comentarios
0