aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Sicarios y no militares mataron a niños: Sedena

Francisco Gómez| El Universal
Sábado 01 de mayo de 2010
Los hermanos Almanza murieron por las esquirlas de granadas, dice

[email protected],mx

Las investigaciones realizadas hasta el momento por autoridades militares y civiles para esclarecer la muerte de los menores Bryan y Martín Almanza Salazar, concluyeron que ambos infantes fallecieron por el fuego lanzado por sicarios que atacaron a soldados en Ciudad Mier, Tamaulipas, el pasado 3 de abril, informó el procurador general de Justicia Militar, José Luis Chávez García.

Con ello quedó descartado que fueran militares los responsables de la muerte de los niños Bryan y Martín Almanza Salazar, dijo Chávez García, en una conferencia de prensa en la que se dieron a conocer los resultados de los peritajes efectuados sobre el enfrentamiento en el que murieron Bryan y Martín Almanza, de cinco y nueve años de edad, respectivamente.

Acompañado por el procurador de Tamaulipas, Jaime Rodríguez, y el vocero de la Procuraduría General de la República (PGR), Ricardo Nájera, el funcionario militar informó que la muerte de ambos menores se debió en específico a las esquirlas de una granada calibre 40 —que no es usada por el Ejército— y que fue lanzada por los sicarios durante la agresión a soldados, la cual impactó en la parte trasera de la camioneta Tahoe en la que viajaban los pequeños Almanza y sus padres.

Las conclusiones

Para llegar a esa conclusión, Chávez García dio a conocer que el enfrentamiento de sicarios contra soldados, en el que murieron los menores Almanza Salazar, ocurrido en el kilómetro 117 de la carretera Reynosa-Nuevo Laredo, a la altura de Ciudad Mier, fue posterior a un primer choque que protagonizaron dos grupos antagónicos de sicarios que participan en la disputa por el control de las actividades criminales en el estado de Tamaulipas.

En el primer enfrentamiento, en el cual sólo participaron bandos opuestos de sicarios, el procurador militar informó que en éste se produjo alrededor de las 19:30 horas a la altura de los kilómetros 108 y 109 de la citada carretera, y que al llegar los militares al lugar, luego de recibir una denuncia sobre esos hechos, encontraron seis vehículos abandonados y todos presentaban impactos de bala de diversos calibres, uno de ellos era una camioneta Ford Explorer, color blanco, que presentaba un impacto de granada similar al que afectó la camioneta en la que viajaban los dos menores que resultaron muertos.

El armamento

Después de los dos enfrentamientos ocurridos el pasado 3 de abril, el personal militar y las autoridades civiles reportaron el aseguramiento en esos hechos de nueve vehículos, cinco de ellos con reporte de robo en Estados Unidos, siete fusiles de asalto AK-47 y AR-15, dos armas cortas, así como un lanzacohetes calibre 71 milímetros, dos cohetes, una carga para cohete, 76 cargadores para armas, dos tambores para fusiles de asalto, dos granadas de fragmentación de mano, 4 mil 171 cartuchos, dos cascos de granada calibre 50 y tres cascos de granada calibre 40.

La muerte de los menores Almanza Salazar tiene como contexto la confrontación actual que mantiene el grupo de sicarios de Los Zetas contra sus ex aliados del cártel del Golfo, por el control que pretenden ejercer uno y otro bando sobre el narcotráfico, la venta de protección, los secuestros, el tráfico de indocumentados y otras actividades criminales.

Quienes encabezan esta disputa están Heriberto Lazcano, El Lazca, o sus ahora contrincantes, Jorge Eduardo Costilla Sánchez, El Coss, y Ezequiel Cárdenas Guillén, Tony Tormenta.

La confrontación ha ocasionado una ola de violencia en la entidad desde enero.

En una detallada explicación con reportes periciales, fotografías, testimonios y documentos, el procurador militar reveló que el ataque a la camioneta en la que viajaban los dos menores, se realizó con granadas calibre 40 milímetros y que fueron las esquirlas las que hirieron y causaron la muerte de los infantes.

Armamento diferente

Dijo que este tipo de armamento no corresponde a las granadas usadas por el Ejército, además de que el personal militar que ese día participó en los hechos no contaba con ese tipo de armamento.

El procurador Chávez García dio a conocer que la participación de personal militar se dio después de que recibió una denuncia de un enfrentamiento sobre la carretera Reynosa-Nuevo Laredo, y que al verificarlo, los soldados corroboraron que entre los kilómetros 108 y 109 de dicha vía se encontraban seis camionetas abandonadas con impactos de bala.

“Se aseguró el área y una partida de militares permaneció en el sitio esperando la llegada de las autoridades ministeriales”. Al continuar con el reconocimiento del área, otro contingente de soldados se topó de frente con un convoy de siete camionetas, cuyos ocupantes agredieron con armas de fuego a los soldados.

 

 



comentarios
0