aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Hasta entre mexicanos hubo trato excluyente

Silvia Otero| El Universal
Sábado 09 de mayo de 2009
Doce personas que abordaron en Hong Kong la nave de rescate de México fueron llevados a la parte trasera por quejas de sus connacionales

[email protected]

Abordo del Boeing 777 en el que más de un centenar de mexicanos regresaron el martes de China, también se vivió discriminación.

 

En la última escala que realizó en Hong Kong, donde abordaron 12 paisanos, algunos de los pasajeros protestaron pues pensaron que este grupo representaba un riesgo de contagio del virus de la influenza A H1N1, y hasta se les asignó la parte trasera del avión, a distancia del resto, para las últimas 16 horas del viaje a México.

Adriana Castillo Hernández, diseñadora de ropa deportiva, y José Juan Melgar Cervantes, empleado de una farmacéutica, pasajeros del vuelo, relataron a EL UNIVERSAL que fueron maltratados y aislados a pesar de no tener ningún síntoma, fue hasta el interior del avión que los trajo de vuelta a México donde presenciaron discriminación.

La joven dijo que quizá su experiencia fue diferente, ya que llegó en tren a China el 29 de abril pasado, a la provincia de Guangzhou y al mostrar su pasaporte mexicano, la sometieron a un examen médico —muestras de mucosas y toma de temperatura—, pero no la retuvieron ni decretaron su cuarentena, como ocurrió a otros connacionales después del 1 de mayo, cuando se detectó el primer caso de influenza A.

Al ver que autoridades chinas endurecieron medidas hacia los mexicanos, contactó a la embajada para regresar a México en el vuelo que trajo a 138 personas.

Cuando el avión hizo escala en Hong Kong, para recoger a los últimos 12 pasajeros, “nos dijeron que quizá uno de ellos podría ser el paciente contagiado del virus, lo que provocó mucha inquietud en los que ya estaban a bordo”. El temor se intensificó cuando los nuevos tripulantes subieron cubiertos de pies a cabeza con trajes epidemiológicos, que les obligaron a usar, relató.

“Fue necesario que el piloto interviniera y explicara que ninguno de los nuevos pasajeros estaba infectado, pero las protestas fueron serias, hubo momentos de tensión y algunos hasta le preguntaron a la tripulación que cómo los iban a subir ante el riesgo de contagio”, contó Melgar Cervantes.

Este joven quien estaba de luna de miel con Ivonne Macías —llegaron el 30 de abril a Beijing—, aseguró que no recibieron maltrato pero ante las medidas impuestas en China se suspendió su viaje y su única opción de regresar a México fue en la aeronave que fletó por el gobierno federal, “fue en el avión donde hubo la discriminación”, dijo.

El martes en que arribó el vuelo, durante la conferencia que dieron cinco de los pasajeros, María Lourdes Castañeda, una de las viajeras que abordó en Hong Kong, dijo: “cuando nos subieron al avión con trajes como de astronautas, pensaban que estábamos infectados y nosotros creíamos que los contagiados eran ellos y nos discriminamos entre mexicanos”.

 

 



comentarios
0