aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




“La Presidencia no le cae mal a nadie”: René Fujiwara

NURIT MARTÍNEZ CARBALLO [email protected]| El Universal
Sábado 21 de febrero de 2009
El aspirante a diputado federal por el Panal habla del impulso que recibió de su “abue”, la poderosa líder sindical de los maestros, para incursionar en la política, aunque en el SNTE y en su partido no les guste la imposición ni el aparente bajo perfil del joven

Como en las narraciones de espejos mágicos, a mediados de 2008 los reportes concluían siempre del mismo modo: “Las cosas van mal”. Puesto que se referían a las giras mediante las que su nieto René Fujiwara Montelongo, de 24 años, estaba siendo promovido como presidente de Alianza Joven, su “abue”, Elba Esther Gordillo, intervino, ayudándolo a trepar el primer escalón de la carrera política que proyectó para él —primer varón en tres generaciones de los Gordillo—, en las filas de su partido Nueva Alianza.

La noche del 11 de octubre pasado, durante el 26 Consejo Nacional Extraordinario en Hermosillo, la presidenta del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) se apartó un espacio en la agenda para resolver asuntos familiares. Esta vez, con toda energía: “Instruyó” a los 300 dirigentes sindicales para que “respalden” las reuniones e iniciativas lideradas por el nieto a través del país. Las excusas de dichos dirigentes para ni siquiera asistir a las reuniones estatales convocadas por el muchacho dejaron su lugar a la mayor diligencia.

Hoy, el joven René hace más que solitos. Se siente algo más a sus anchas como presidente de Alianza Joven, corriente juvenil de su partido; es el número uno entre los candidatos plurinominales a las diputaciones federales por Nueva Alianza, y su poderosa abuela no deja de aconsejarle, en medio de edificantes conversaciones familiares, “sacrificar tu bienestar personal por un proyecto más trascendente”.

 

LA VIDA DE FUJI

 

No le gusta su nombre, prefiere ser llamado simplemente “Fuji”. Pues bien, Fuji es hijo de Maricruz Montelongo Gordillo, ex diputada federal —por Nueva Alianza—, hija de Elba Esther Gordillo y René Fujiwara, subdirector del ISSSTE. Pero a nadie admira como a “mi abue” —así alude a ella—; le parece sólo comparable con “Nelson Mandela, Gandhi y Churchill”, y cita cada vez, de memoria, frases simples con las que ella lo guía por el derrotero impredecible de la política, como la de que “los políticos están para servir y no para servirse”.

Siendo tan joven, ha vivido al menos dos de las más duras experiencias que alguien pueda tener: la muerte de su hermano mayor y un secuestro. A principios de los noventa, su hermano Francisco fue aplastado por un elevador mientras jugaba en el pozo de éste. Fuji es parco en el tema, salvo cuando afirma que “mi proyecto político” está dedicado a su hermano Francisco.

En 2000, cuando tenía 16 años, un grupo armado de 12 hombres encapuchados asaltó su casa en Polanco para secuestrarlo. Liébano Sáenz, secretario particular del entonces presidente Ernesto Zedillo, siguió personalmente las incidencias de la investigación policial. Fuji estuvo alrededor de un mes en cautiverio, hasta que su familia pudo pagar “una cifra importante”.

En cuanto lo liberaron marchó a Suiza, donde terminó el bachillerato. Más tarde se estableció en Inglaterra, para estudiar política y filosofía en la Universidad de Sussex, materializando un sueño frustrado de Elba Esther Godillo, según ella misma ha dicho. Y volvió a México porque “extrañaba a mi mamá”. Desde entonces dispone de una guardia personal, lo cual no tranquiliza a “mi abue”, quien cuando viaja a Colombia aprovecha para buscarle ropa blindada.

Evocar ambos sucesos lo hacen parecer aún más retraído. Durante la conversación acepta que el secuestro le ha dejado “secuelas psicológicas”, aunque enseguida matiza: “Lo superas y ya”.

 

FUJI EN LA REALPOLITIK... A VECES

 

A pesar de los consejos y el impetuoso respaldo de su abuela, Fuji ha atraído enormes antipatías en las cúpulas del SNTE y el partido Nueva Alianza, a las que parece no gustarles esta imposición de su líder, ni la aparente pusilanimidad del nieto. Murmuran que una “carrera política no se construye por imposiciones”, y que en las reuniones sindicales y partidistas el muchacho tiene “dificultades para hilvanar ideas” y “le cuesta desarrollar posicionamientos”, mientras que en los mítines partidistas carece del aplomo esperable en un dirigente de Alianza Joven, que es además la apuesta de Elba Esther Gordillo.

Es probable que parte de esto obedezca a su inexperiencia. La presidencia de Alianza Joven es, digamos, su segundo empleo. El primero fue en la Coordinación de Microrregiones de la Secretaría de Desarrollo Social, cuando era secretaria Josefina Vázquez Mota y adonde ingresó a través de un colaborador de su abuela, ganando 15 mil pesos mensuales. Seis meses después, harto del trabajo de escritorio, se fue a pasar dos años en busca de “mis propias inquietudes”.

En ese lapso de confusión vocacional convenció a su “abue” de visitar Las Vegas, “para ver los espectáculos y conocer el Gran Cañón”, lo cual sucedió en mayo pasado. Una serie de videos ampliamente difundidos muestra de shoping a la líder magisterial y a su nieto.

Sabe que hoy “que te digan político es un insulto”. Pero es probable que, de cualquier modo, al volver supiera ya que lo suyo es la política, pues menos de tres meses más tarde, el 8 de agosto, hizo su primer ensayo: acompañado por amigos y miembros de Alianza Joven, entró al salón principal de la Cámara de Diputados, en San Lázaro, para sentarse en la silla de la Presidencia, donde se hizo varias fotografías que hoy pueden verse en su espacio de Facebook.

 

“SIEMPRE TERMINOSIENDO EL NIETO”

 

Fuji reconoce que es malo para la mayoría de los deportes, pero tiene afición por el boliche y se describe como alguien con dotes para los videojuegos. Desde 1992 colecciona tarjetas de superhéroes, de entre los cuales “me identifico” sobre todo con Batman, por ser “mucho más oscuro” que cualquier otro.

No es persona de gran iniciativa, pero se compromete: el año anterior encabezó el Proyecto de “San Honesto”, que consistía en vender, a través del sitio web de Nueva Alianza, escapularios, veladoras, bolsas, oraciones impresas y vasos con la imagen de ese “santo”, para acabar así con la corrupción y la impunidad. En octubre pasado, la intención de Elba Esther Gordillo de regalar vehículos Hummer a los dirigentes del SNTE despertó una gran reacción social de rechazo, que arrastró consigo también aquel proyecto.

El propio Fuji cuenta lo anterior, no sin frustración, porque “siento que muchas veces, a pesar de que estoy intentando cambiar la forma en que se hace la política, cambiar el estatus quo (sic), empezar a trabajar dentro de la sociedad, finalmente termino siendo el nieto de Elba Esther, ¿no? Mucha gente cree que por esto me hace ser un junior”.

Un problema es, por ejemplo, que Elba Esther Gordillo sea una de esas líderes sindicales millonarias por cuenta de los expoliados trabajadores de la educación. En medio de una sonrisa, Fuji responde, textual, que “me he desintetizado de eso a lo largo de los años… yo tengo una opinión muy diferente (...) no creo que ella sea así”.

 

EL JOVEN ESPERANZADOR

 

Mientras juguetea con su pluma, dice que “la falta de esperanza en los jóvenes” lo llevó a tomar la decisión de presidir Alianza Joven, que se financia con aportaciones del SNTE y recursos del partido Nueva Alianza. “La falta de esperanza siento que lleva al ausentismo escolar, al alcoholismo, a la drogadicción, al vandalismo, y todo se despliega a través de esto”, define, tras decir que la política debe acercarse a lo que piensan y hacen los jóvenes.

Para acercarlos, a través de la página de internet de ese partido se crearon espacios con nombres “atractivos”, como El árbol, El alebrije, El estetoscopio y El espejo, sobre temas culturales y de salud, derechos humanos, ambiente, participación ciudadana y desarrollo personal. Pero el sitio, lugar donde puede encontrarse todo esto, parece reflejar dónde quisieran los dirigentes de Nueva Alianza a Fuji: “Sótano”, denominado así, refiere el nieto, porque “es un lugar de convivencia de los jóvenes… un lugar donde se pueden ir a esconder, a platicar y tener su espacio”.

Inmerso en el entramado del grupo político que encabeza Elba Esther Gordillo desde hace 20 años, René Fujiwara Montelongo asume el liderazgo formal de una nueva generación política dentro del partido Nueva Alianza, lo cual de cierta forma lo mantiene en familia, pues a ese partido pertenecen lo mismo Maricruz, su madre, que su tía Mónica y quien fue su tío político, Jorge Kahwagi, actual presidente. “¿Esta carrera política que inicia tiene como objetivo de largo plazo algo como la Presidencia de la República?”. Fuji, siguiendo el tono jocoso de la pregunta, aunque medio en serio también, responde: “La Presidencia no le cae mal a nadie”.

 

 



comentarios
0