aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Más educación reduciría pobreza en México: Cepal

Noemí Gutiérrez| El Universal
Sábado 24 de enero de 2009
Población rural, beneficiada si accede a primaria y secundaria, señala estudio

[email protected]

 

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) aseguró que México reduciría sus niveles de pobreza alimentaria en 18% si su población tuviera acceso a la educación primaria, y bajaría 30% si concluye la secundaria.

En el estudio México: Impacto de la educación en la pobreza rural, del investigador Juan Luis Ordaz Díaz, se analizó si la educación que se ofrece en México podría ayudar a la población rural a salir de la pobreza (alimentaria, de capacidades y patrimonial).

“La educación, por sí sola, es un mecanismo efectivo para ayudar a que las personas del sector rural de México salgan de la pobreza”, se indica.

En la investigación también se advierte que el incremento de la calidad educativa sería el medio “más efectivo en el combate a la pobreza, y pudiera coadyuvar a que los programas sociales en México tuvieran una mayor penetración”.

En el medio rural, si una persona cuenta con educación primaria terminada reduce las probabilidades de tener pobreza alimentaria en 7.3%; de capacidades, en 8.3%, y de patrimonio en 6.1%, lo que representa una reducción en las tasas de pobreza de 16%, 15% y 8%, respectivamente.

En lo que respecta a la educación secundaria, ésta disminuye la probabilidad de que una persona promedio se encuentre en pobreza alimentaria en 10.1%; de capacidad en 11.2%, y de patrimonio en 9.6%

“Ello implica que la educación reduce las tasas de pobreza para quienes estudian la secundaria en aproximadamente 25% en pobreza alimentaria; 23% en la de capacidades, y 14% en la de patrimonio”, se menciona en el trabajo.

Cuando se amplió el análisis, se determinó que la educación “por sí sola es un instrumento efectivo para ayudar a los individuos a salir de la pobreza”.

Una persona con la primaria terminada, en comparación con quien no lo hace, reduce la probabilidad de pobreza alimentaria en 5.5%; de capacidades en 5.9%, y de patrimonio en 2.6%, lo que representa una baja de 18%, 16% y 4%, respectivamente.

Si se concluye la secundaria, la reducción es mayor. Quienes terminaron sus estudios en este nivel disminuyeron su pobreza alimentaria en 7.7%; de capacidades en 8.9%, y de patrimonio en 8.5%.

“Estos niveles de reducción pueden explicarse en cierta medida por la calidad de la educación, que al parecer es más desigual en secundaria, comparando el medio urbano con el rural”, se explica en el texto.

 

 



comentarios
0