aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




‘El Barbas’ y los sobornos

Francisco Gómez| El Universal
Sábado 27 de diciembre de 2008

[email protected]

El nombre de Arturo Beltrán Leyva aparece en las listas de los narcotraficantes más buscados en el mundo, pero sus sobrenombres lo definen: La Muerte, El Barbas o El Botas Blancas. A sus 47 años, su poder e influencia en el mundo del tráfico de drogas se deja sentir de Colombia a Estados Unidos como uno de los más peligrosos capos y cuyas operaciones en México le han permitido infiltrar las más importantes instituciones de seguridad.

La Procuraduría General de la República (PGR) y la Secretaría de la Defensa Nacional lo señalan como el jefe máximo de la organización criminal que conformó con sus hermanos Héctor y Alfredo, este último el único del clan detenido hasta hoy y cuya captura provocó la ruptura y enfrentamiento con otros grupos criminales que tienen a Sinaloa y gran parte de México en medio de una escalada de violencia sin par en la historia nacional.

Desde Badiraguato, Sinaloa, de donde proceden varios de los jefes del narcotráfico en México, el líder de los Beltrán Leyva tejió sus alianzas y rencores en el mundo del tráfico de drogas. El ex aliado de sus paisanos y hoy rivales, Joaquín Guzmán Loera, El Chapo Guzmán, e Ismael Zambada García, El Mayo Zambada, así como de Ignacio Coronel, Nacho Coronel, y de Juan José Esparragoza Moreno, El Azul, ha hecho frente a su lucha contra éstos con uno de los grupos de sicarios más violentos, encabezados por Édgar Valdez Villarreal, La Barbie.

Lo mismo ha comprado a funcionarios encargados de su captura que ejecutado a varios de los que se han interpuesto en su trayectoria criminal. Este hombre barbado logró sobornar desde militares hasta los principales jefes antidrogas de la PGR y de la SSP incluyendo presuntamente hasta el ex subprocurador Noé Ramírez Mandujano, lo mismo que asesinar dentro de su domicilio a otro de los principales jefes policiacos, Édgar Millán Gómez. La captura de Arturo Beltrán es uno de los principales objetivos de la PGR contra el narco, pero hasta ahora su poderío y nexos con policías han impedido su arresto.

 

 

 



comentarios
0