aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Atentados en Morelia Indagarán a policías que vigilaban el ‘grito’

Francisco Gómez Enviado| El Universal
Viernes 19 de septiembre de 2008
La SIEDO revisará cómo fueron burlados por los presuntos sicarios

francisco.gó[email protected]

MORELIA, Mich.— Los sicarios que presuntamente pertenecen a un grupo de La Familia, de Michoacán, y quienes rompieron el cerco policial para concretar el ataque con granadas durante el grito de Independencia en esta ciudad, escaparon frente a más de 500 policías ministeriales y preventivos.

La Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) verificará el accionar de los oficiales y mandos locales, más cercanos a donde ocurrieron los ataques, ya que ello forma parte de la estrategia de la investigación sobre el atentado que dejó siete muertos y 132 heridos.

Uno de los trabajos que realizará la dependencia de la Procuraduría General de la República (PGR) en el marco de la indagación será cotejar y analizar las comunicaciones que entablaron los diferentes mandos de las policías locales, incluido el director de Seguridad Pública del estado, Mario Bautista, durante su intervención en el momento cuando ocurrieron las dos detonaciones de los artefactos explosivos en la Plaza Melchor Ocampo.

Los fiscales federales además buscan establecer cómo fue posible que los cuatro presuntos sicarios disfrazados de policías del Grupo de Operaciones Especiales (Goes) y que burlaron el cerco de seguridad, operaron con radios muy similares a los de la policía, como declararon algunos de los testigos dentro de la averiguación previa del caso.

Lo que sí ya es un hecho es que las dos cámaras de video montadas frente a la Plaza Melchor Ocampo, donde ocurrió el primer ataque con granadas, no registraron el momento del atentado ni la identidad de los presuntos responsables, quienes lograron escapar de la zona donde se dieron los acontecimientos de sangre.

Detenidos

No obstante, anoche las autoridades investigaban a tres personas, dos de Morelia y una de Uruapan, aunque la última de éstas supuestamente se le deslindó del atentado, pero se aclaró que está involucrado presuntamente en el secuestro del jefe de la policía de Uruapan, Carlos Negrete Lezama. Los otros dos seguían sujetos a investigación.

Los dos hombres restantes, cuyas identidades no han sido reveladas, serán sometidos a un intenso interrogatorio para deslindar su responsabilidad en el ataque perpretado la noche del lunes pasado, en los festejos patrios en la plaza principal de esta capital.

Las autoridades no han dicho si alguno de los detenidos pertenece a la organización criminal conocido en Michoacán como La Familia.

 



comentarios
0