aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




México, sitio estratégico para un puerto espacial

GUILLERMO CÁRDENAS [email protected]| El Universal
Sábado 13 de septiembre de 2008
En específico ve a la península de Yucatán como lugar del proyecto, que requiere financiamiento mixto. Además de fomentar la innovación tecnológica, fortalecería el turismo y generaría ingresos, considera el ingeniero de ascendencia mexicana, quien viajará al espacio en 2009

Cuando imagina cómo promover el despegue económico del país, la mente del futuro astronauta mexico-estadunidense José Hernández Moreno se remonta de las costas del Caribe, al cielo e incluso a la Luna, y no duda en apostar por el turismo espacial como detonador.

Y es que a decir del miembro de la NASA, de visita en la capital para respaldar la creación de la Agencia Espacial Mexicana (AEXA), esta entidad requiere un financiamiento mixto, donde participe no sólo el gobierno federal sino también varias empresas privadas.

Bajo ese esquema, Hernández considera que un puerto espacial en la península de Yucatán sería un paso clave en caso de erigirse la AEXA.

Con ello, según el ingeniero electricista que viajará en 2009 a la Estación Espacial Internacional, además de lanzarse cohetes y satélites se generarían tecnologías y recursos propios.

 

“En 2018 la industria del turismo espacial va a exceder los 3 millones de dólares”, refirió en entrevista previa a la conferencia que ayer ofreció en el Senado.

 

México, agregó, está en un lugar más favorable que EU, pues por su mayor cercanía con el Ecuador, aquí se requiere menos combustible para enviar naves al espacio. “Es una oportunidad tremenda que no debemos desperdiciar”.

 

Con esta infraestructura, puntualizó Hernández, se aumentarían los recursos económicos de la AEXA y así no sólo dependería del gobierno federal, al cual solicitarán un presupuesto inicial de 20 millones de dólares al año.

 

Explorador incansable

Acompañado por el ingeniero Fernando de la Peña, impulsor de la AEXA, el jefe del área de Procesos y Materiales de la División de Ingeniería Estructural del Centro Espacial Johnson en Houston reiteró la necesidad de insertar a México en la comunidad espacial.

El futuro tripulante del transbordador Atlantis —el mismo que puso en órbita a Rodolfo Neri en 1985— fue más allá al enfatizar los beneficios que con esa medida se obtendrían .

 

Entre ellos, dijo, está el desarrollo de tecnologías propias como los microsatélites (que ya se fabrican en la UNAM) o la participación en la construcción de las que serán requeridas para establecer bases humanas en la Luna, como un vehículo explorador tipo rover, habitaciones que simulen la atmósfera terrestre o un sistema de localización similar al GPS, denominado LPS (Lunar Positioning System).

 

¿Intentarán establecer internet en la Luna?

El hombre y la mujer somos exploradores natos. En tiempos de Cristóbal Colón querían saber qué hay más allá y a base de sus esfuerzos descubrieron América. De la misma manera, ahora hay que reconocer que tarde o temprano nuestro planeta no va a sostener el número de habitantes, le vamos a hacer daño y tal vez tengamos que irnos a repoblar otros mundos.

 

 

Y para eso se requerirán innovaciones...

Todas esas tecnologías se tienen que desarrollar, entonces es prudente que México participe, porque si espera mucho va a perder la oportunidad.

Siempre afable y de buen humor, el futuro astronauta remarcó que su meta es impulsar a los científicos y tecnólogos talentosos del país.

“Me interesa evitar la fuga de cerebros y crearles oportunidades aquí para que puedan desarrollar sus carreras”.

 

 

 



comentarios
0