aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Cártel del Golfo y ‘La Familia’ en guerra por DF

Silvia Otero| El Universal
Domingo 17 de agosto de 2008
Células de ambos grupos buscan que sea centro de operaciones

[email protected]

Los líderes de La Familia, que era el brazo armado más violento del cártel del Golfo, rompieron su alianza con esa organización, y ahora las células de ambos grupos se disputan el DF como uno de sus centros de operación.

De acuerdo con las investigaciones de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal y de la Procuraduría General de la República (PGR), los líderes de La Familia, que decapitó a 17 personas en Michoacán durante 2006, se han asentado en la capital del país, por lo que los jefes del cártel del Golfo también han enviado a sus células de sicarios para eliminarlos.

Una triple ejecución registrada en abril de 2007, en la delegación Miguel Hidalgo, es el primer indicio de que el Distrito Federal se ha convertido en escenario de la disputa entre los grupos del sicariato de Los Zetas y La Familia.

El 15 de abril del año pasado, en una camioneta Mitsubishi Endeavor sin placas, abandonada frente al tercer camellón de la avenida Lomas de Sotelo, en la colonia Loma Hermosa, la policía capitalina encontró los cuerpos de tres ejecutados.

Junto a las víctimas, en una cartulina, los sicarios escribieron: “Chango Méndez, sigue mandando más mugrosos de estos para robar carros para chingarlos. Z sigues tú”.

El narcomensaje aludía a Jesús Méndez Vargas, alias El Chango Méndez, quien junto con Nazario Moreno, conocido como El Loco, son considerados por las autoridades como los principales líderes de La Familia, que comenzó sus operaciones en Michoacán al servicio del cártel del Golfo, aunque esta alianza se fracturó por una supuesta traición de estos jefes de sicarios.

Heriberto Lazcano, el líder de Los Zetas y uno de los mandos del cártel, Miguel Ángel Treviño Morales, alias El 40, al conocer las operaciones de La Familia en el DF, enviaron a uno de sus principales lugartenientes a la capital del país con la misión de eliminarlos. Ante esta orden, Alfredo Rangel Buendía, alias El Chicles, El Licenciado o L-46, instaló un centro de operaciones en la ciudad de México, aunque antes de cumplir su objetivo fue detenido el viernes en la colonia Del Valle, junto con seis de sus presuntos cómplices.

Entre los aprehendidos están traficantes del barrio de Tepito y sicarios que pertenecen a la célula de Los Halcones, el grupo del Cártel del Golfo encargado de vigilar las actividades de la policía. Esta célula es interrogada en la PGR donde en las próximas horas se definirá la situación jurídica de los presuntos narcotraficantes y sicarios.



comentarios
0