aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Michoacán sigue igual: expertos

Marcos Muedano Enviado| El Universal
Martes 13 de enero de 2015
Michoacn sigue igual: expertos

El 13 de enero de 2014 se firmó el criticado acuerdo por el entonces gobernador Fausto Vallejo y el titular de Segob, Miguel Ángel Osorio.. (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL )


[email protected]  

Morelia, Mich.— A un año de que el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y el entonces gobernador de Michoacán, Fausto Vallejo firmaran un acuerdo para regresar la seguridad a Michoacán. Especialistas en temas de seguridad coincidieron en mencionar que la estrategia es un “fracaso", ya que lejos de regresar la paz a la entidad, sigue prevaleciendo la inseguridad y además existe un peligro por el resurgimiento de las autodefensas, las cuales pueden originar grupos paramilitares.

Los especialistas consultados por EL UNIVERSAL explicaron que el proyecto para regresar la seguridad a la entidad fue voluntades en lugar de una estrategia a largo plazo con acciones contundentes.

“Creo que hay unas declaraciones del gobernador en algunos diarios donde no es verdad lo que dice, donde la problemática esta muy lejos de haberse resuelto, y en ese sentido me parece que la gravedad pone en tela de juicio la posibilidad de la realización de las elecciones. No se ha solucionado, porque el asunto descansó o se llevó más en un asunto de voluntades, que en un proyecto de largo plazo y bien elaborado. Creo que no hay una estrategia en Michoacán, si no por el contrario, hay respuestas tácticas”, explica Javier Oliva, especialista en temas de seguridad nacional y académico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Gerardo Rodríguez, especialista en temas de seguridad y terrorismo e integrante del Colectivo de Análisis de la Seguridad con Democracia (Casede), comentó que “sigue la inseguridad. En términos de estrategia de guerra, la estrategia del gobierno federal fracasó en sus dos grandes objetivos que quería obtener.

Una es la desarticulación de la delincuencia organizada y la gran bandera que se quería conquistar: la captura de Servando Gómez Martínez, alias La Tuta. Dos, el segundo gran fracaso es la desarticulación de las llamadas autodefensas, por el contrario, el gobierno las legitimó y ya se las salieron de control”.

Por su parte Jorge Chabat, especialista en temas de seguridad, considera que la estrategia ha tenido algunos resultados, sin embargo, fracasó en combatir a los grupos criminales.

“Sigue el problema, la entidad funciona a medias. Se han combatido a algunos de los integrantes de los templarios, pero da la impresión de que no han desaparecido. El descontento de los grupos de autodefensas sigue, por lo que siguen los problemas de estabilidad, porque no se sabe si responden a intereses personales. El problema no se ha solucionado”, refiere Chabat.

Oliva opina que el problema que enfrenta Michoacán debe llevar a la desaparición de los poderes.

“Lo primero que tiene que hacerse es la desaparición de poderes en el Estado para poner un orden, sobretodo en lo que se refiere al contubernio de autoridades locales con el crimen organizado. Eso es lo primero que se debe de hacer.

“Lo segundo es rescatar las prácticas sociales que en algún momento pudiera. Desactivar la propensión a la criminalidad a la propia sociedad”, argumenta.

Rodríguez asegura que los habitantes deben de recuperar la transparencia de la administración pública a través de un trabajo coordinado con un gobierno honesto y el apoyo de los empresarios.



comentarios
0