aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Un colaborador delató a "El Chapo"

Marcos Muedano Enviado| El Universal
Lunes 24 de febrero de 2014
Un colaborador delat a

ATRAPADO. El lugar donde fue detenido Joaquín Guzmán Loera es un edificio de 11 pisos con sólo dos salidas, ambas en la entrada del inmueble. Hoy es un sitio atractivo para los turistas. (Foto: LUIS CORTÉS EL UNIVERSAL )

Operador de Guzmán Loera, detenido por PGR, dio pistas

[email protected]  

MAZATLÁN, Sin.— Sin escondites, túneles secretos o posibles lugares para evadir la justicia, el narcotraficante más buscado del mundo pernoctó durante dos noches en un departamento de Mazatlán, en el que finalmente fue capturado usando el celular de uno de sus colaboradores, que fue hallado en una casa que era centro de acopio de drogas en Culiacán.

Fuentes del gobierno estadounidense revelaron a una agencia que el teléfono perteneciente a un colaborador de Joaquín El Chapo Guzmán, fue recuperado con las pistas producidas por una intervención telefónica de Estados Unidos.

Aunque el capo llegó a utilizar túneles que conectaban al drenaje y puertas blindadas para evitar su detención, el edificio donde el capo fue detenido el sábado pasado no contaba con ninguna salida de escape, ni tenía cámaras de seguridad; cambió todos sus protocolos de seguridad y eso le costó la libertad.

La única seguridad que tomó el capo fue el vigilante del edificio Miramar y su acompañante, Hoo Ramírez, quien fue detenido sin resistencia.

El edificio de 11 pisos sólo tiene dos salidas, pero ambas están en la entrada del inmueble. Los residentes aseguraron que la única forma de salir era en coche o por la puerta principal, sobre la Avenida del Mar. De acuerdo con fuentes del gobierno federal, el edificio era una “ratonera” de la que Guzmán Loera “sólo saldría vivo o muerto”.

El celular

El aparato celular fue hallado el 16 de febrero en la casa que El Chapo ocupó en Culiacán, durante uno de los operativos en los que cayeron sus colaboradores y los de Ismael El Mayo Zambada; uno de ellos ofreció detalles sobre las casas donde Guzmán y sus asociados se escondían, revelaron los funcionarios.

Fue Manuel López Osorio, —uno de sus operadores detenido en poder de plátanos y pepinos de plástico rellenos de droga— quien dijo a los investigadores que recogió a Guzmán, al jefe de comunicaciones del cártel Carlos Manuel Ramírez y a una mujer en el alcantarillado y que los ayudó a huir a Mazatlán.

Antes de las 4:00 horas del 22 de febrero, un auto salió del edificio 608 de la Avenida del Mar. El vehículo era conducido por un hombre quien pedía con desesperación un teléfono celular para recibir señales de internet.

Minutos después, al inmueble arribaron cuatro camionetas blancas con los elementos de la Secretaría de Marina. En el lobby capturaron a Carlos Manuel Hoo Ramírez, hombre de confianza y el último cinturón de seguridad del capo. En el interior del departamento 401 —rentado por mil dólares mensuales—, los elementos encontraron en una de las dos habitaciones a una persona recostada en la cama. El bigote y los rasgos faciales lo delataron. El hombre estaba dormitando con su ropa puesta, listo para evadir a las autoridades, para huir a “salto de mata”, como lo hizo durante los últimos años.

Al notar la presencia de los marinos, El Chapo trató de alcanzar un arma que tenía junto a él. Fue inútil, de inmediato fue sometido sin un solo disparo. Llegó el fin de la cacería, una búsqueda de 13 años. (Con información de AP).



comentarios
0