aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




"Transparencia, alternativa ante falsificaciones"

Alberto Morales| El Universal
Miércoles 22 de enero de 2014

REVISIÓN. María Marván Laborde, ex presidenta del Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI). (Foto: ADRIÁN HERNÁNDEZ / EL UNIVERSAL )

Marván Laborde destaca que la SEP aceptara publicitar las cédulas

[email protected]

La ex presidenta del Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI), María Marván Laborde, consideró que la transparencia da certeza a la ciudadanía, ante la falsificación de documentos como cédulas profesionales.

“Los ciudadanos no estamos indefensos. Hoy en la Dirección General de Profesiones de la SEP, tenemos la posibilidad de consultar y verificar en internet las cédulas profesionales”, dijo la hoy consejera electoral del IFE.

En entrevista, María Marván refirió que la publicidad de las cédulas profesionales fue aceptada por la SEP, no por petición del IFAI, sino porque es un derecho abierto de todos los ciudadanos.

Lo anterior, afirmó, gracias al apoyo del extinto Alonso Lujambio, ex titular de la dependencia y también ex co misionado presidente del IFAI.

Recordó que en su momento se libró un debate para definir si el número de cédula era un dato personal, o un dato público.

“Esto fue un trabajo de muchos años que se logró a través de la Ley de Transparencia. Desde el inicio del IFAI los ciudadanos preguntaban sí una cédula era válida o cuál era el número de cédula de un determinado funcionario”, aseguró.

“Hubo una intensa discusión sobre si el número de cédula era un dato personal o un documento público, al consultar la Ley de Profesiones descubrimos que había un principio de publicidad de cédulas, que quedó atrasado en el tiempo, porque se obligaba a la SEP a que cada año publicara en los periódicos de circulación nacional el número de cédulas otorgadas, a qué personas y qué título había recibido”, explicó la ex comisionada del máximo órgano de transparencia.

Consulta en línea

De acuerdo con María Marván, hoy cualquier persona puede tener un pergamino o un título pegado en la pared de su oficina y no saber si es falso o no.

Sin embargo “lo que sí puedo saber es si un número de cédula es inventada, porque al entrar a la página de la SEP o me dice que ese número no existe o me va a revelar el verdadero nombre de quien tiene ese documento.

“Supongo que por alguna exigencia de la Secretaría de Salud, en las recetas médicas siempre viene escrita la cédula profesional del médico, con ese número el ciudadano puede entrar a la página de internet de la SEP y revisar si en verdad es médico quien lo está atendiendo”, señaló.

María Marván asegura que la misma situación puede presentarse si alguien es remitido al Torito (Centro de Sanciones Administrativas del Gobierno del Distrito Federal), y una persona le dice que le puede tramitar un amparo.

En ese caso, el ciudadano puede saber si está frente a un “coyote” o un abogado.

También al IMSS; al Instituto Nacional de Salud Pública, al Hospital Juárez de México y al Centro de Recursos Educativos Avanzados en Chiapas.

De las cédulas y títulos profesionales falsos detectados, 23 correspondieron a personal de mandos medio y superior: una dirección general, dos direcciones generales adjuntas, ocho direcciones de área, cuatro subdirectores y ocho jefes de departamento; otros ocho documentos falsos corresponden a personal de apoyo.

De acuerdo con el Código Penal Federal, el delito de usurpación de profesión se castiga con prisión de uno a seis años, y multa de 100 a 300 días de salario mínimo. También es delito atribuirse el carácter de profesionista sin serlo.



comentarios
0