aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Incitan por radio al saqueo de comercios

Alberto Morales y Vania Pigeonutt Enviado y corresponsal| El Universal
Domingo 26 de octubre de 2014

Video. Un grupo de normalistas irrumpieron en por lo menos cuatro tiendas departamentales, en Chilpancigo, Guerrero, de donde sustrajeron despensas y electrodomésticos

Incitan por radio al saqueo de comercios

Personas resguardan lo saqueado a Bodega Aurrerá, en Chilpancingo, Guerrero. Estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa causaron destrozos en tiendas departamentales, reportaron autoridades municipales.. (Foto: WENDY TORRES. XINHUA )

Comité de Padres de normalistas reprueban la acción. En desagravio, alumnos regalan a gente de Tixtla lo que se llevaron

[email protected]  

Chilpancingo, Gro.— “A toda la ciudadanía se le hace el llamado para que se haga presente en estos dos centros comerciales [Aurrerá y Comercial Mexicana] ya que como nos manda Ayotzinapa, las tenemos tomadas, serán saqueadas por nosotros mismos para darles el producto a las personas que pasen por ahí y a las personas que nos escuchen”.

Esa fue la voz de un estudiante normalista que irrumpió en Radio Capital Máxima de esta ciudad haciendo un llamado a los habitantes —como lo hacía la guerrilla en los 70— a que fueran a las tiendas departamentales a tomar “lo que es del pueblo”.

Sin embargo, la acción acordada por los normalistas fue reprobada por el Comité de Padres de los 43 estudiantes desaparecidos, porque la estrategia no incluía “llevarse” electrodomésticos, pantallas planas, aparatos electrónicos, teléfonos celulares, lentes de marca o videocámaras.

En acto de desagravio, los normalistas entregaron en la Plaza Primer Congreso de Anáhuac las cosas que se llevaron, pero no fueron devueltas a las tiendas departamentales sino a ciudadanos de Tixtla y a familiares de los 43 desaparecidos.

Así se vivió el segundo después de que Ángel Aguirre dejó el cargo para lograr calmar a un estado convulsionado por los asesinados y la desaparición de los normalistas en Iguala que hoy cumplen 30 días de que se desconoce su paradero.

Mientras daban el anuncio en la radio, los normalistas abrieron con barretas las puertas de los centros comerciales y entraron con furia rompiendo cristales a su paso con bats y palos. En tanto, un grupo llenaba los carritos del súper con víveres y los dejaba en los estacionamientos para que cualquiera pudiera tomarlos.

Por paradójico que parezca el llamado fue atendido. Amas de casa, taxistas o curiosos aprovecharon este “mercado popular” para llevar a sus alacenas latas de comida.

Los taxistas que hacen base en el Aurrerá de la colonia Jacarandas, a unos 500 metros de casa Guerrero, fueron los primeros en aprovechar el regalo de los normalistas.

Una empleada de una óptica Devlin comentó que sólo en esta sucursal de la Comercial Mexicana las pérdidas ascendieron a más de 180 mil pesos, porque se llevaron más de 50 pares de lentes de marcas con valor entre 2 mil y 3 mil 500 pesos.

Anoche, los encargados de estas tiendas departamentales acudieron a la Fiscalía General del Estado a presentar las denuncias por robo o por lo que resulte.

Ayer, después de los saqueos, las tiendas departamentales de esta capital y Plaza Galerías se mantuvieron cerradas ante la zozobra y el miedo de que estudiantes de Ayotzinapa regresaran a cometer saqueos. Tras lo ocurrido, las policías estatales comenzaron con rondines en los centros comerciales.

Por la tarde, el encargado de despacho del gobierno de Guerrero, Jesús Martínez Garnelo, emitió un comunicado en el cual sólo solicitó a la población y a los empresarios de esta capital tomar “medidas preventivas” a fin de evitar incidentes en sus establecimientos, “ante los actos vandálicos de grupos de manifestantes en diversos centros comerciales (…) Se atenderán las denuncias correspondientes, para actuar en consecuencia”, se exhortó.



comentarios
0