aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Adán Cortés Salas, el universitario que pidió "no olvidar a México"

Mariana León| El Universal
Jueves 11 de diciembre de 2014

Video. Adán Cortés Salas, estudiante de excelencia de la UNAM de la carrera de Relaciones Internacionales fue quien interrumpió la entrega del Nobel de la Paz y solicitó a Malala no olvidar a México


[email protected]

El estudiante mexicano Adán Cortés Salas, quien irrumpió en la entrega del Premio Nobel para protestar por Ayotzinapa, no viajó a Noruega con con ese propósito, según relataron a EL UNIVERSAL amigos y familiares del estudiante de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Hace aproximadamente un mes, un día antes de su cumpleaños 21, Adán Cortés escribió en su cuenta de Facebook que iba a “salir de su burbuja personal”, para “unirse a la realidad que está sacudiendo mi país”, sin importar las consecuencias.

Decía la verdad. Ayer, su nombre se hizo famoso cuando se acercó a la ganadora Malala Yousafzai y le pidió que “por favor, hablara de México” cuando la joven de 19 años de edad sostenía su galardón en la ceremonia en Oslo, enfrente de toda la comunidad internacional.

‘Interrupción fue planeada’

Austin Cortés Salas, quien identificó al manifestante como su hermano gemelo, informó que éste le llamó el pasado martes “y sabía que iba a manifestarse en la ceremonia del premio Nobel de la Paz”.

Agregó que su hermano la dijo que su intención era que lo de Ayotzinapa continuara en las noticias.

También aseguró que su hermano no pertenece a ningún partido ni agrupación política, y destacó que Adán le había pedido hacer hincapié en que “no es violento, ni radical”.

“El sabía que si hacía esta acción estaría más a salvo en Noruega que en México. Tiene miedo que lo deporten a México, sabe que después de la acción, el ‘narcogobierno’ podría hacer uso de la violencia e intimidación”, explicó el joven.

Antes, el 17 de noviembre ya había participado en otra de las protestas por la desaparición de los jóvenes de Guerrero en Costa Rica. Adán había pedido una baja temporal en la universidad y se disponía a viajar, con recursos propios.

Logró pasar filtros

Según relató el embajador de México en Noruega, Luis Javier Campuzano, a la televisora NRK, el joven mexicano pasó dos filtros de control de una de las ceremonias más importantes en el mundo sin tener alguna invitación.

Tenía guardada la bandera de México con una mancha roja en el centro, que nadie notó. Lo acompañaban sus amigos en Noruega, quienes tampoco habían sido invitados.

Pasó uno de los escáneres de rayos x que había puesto el cuerpo de seguridad, pero al acreditarse como fotógrafo le fue más fácil entrar.

A la ceremonia asistieron también el rey de Noruega Harald V y su esposa, la reina Sonia.

Elementos de seguridad se dieron cuenta de la presencia de Adán cuando sostuvo su bandera frente a Malala en el auditorio, justo cuando giró y le pidió a la joven que también dijera algo de su país. Después autoridades de Oslo lo sacaron y lo detuvieron.

Un día antes, Adán había pedido asilo político en ese país y, de acuerdo con autoridades, quienes ofrecieron una conferencia de prensa, “estaba muy interesado por la situación de inseguridad en México”.

En su cuenta de Twitter el joven se describe: “nunca me arrepiento de nada, nunca me quedo con ganas de nada, siempre aprendo de todo”.

Sus motivos

Adán estudia relaciones internacionales en la UNAM, además es nadador y clavadista.

De acuerdo con el expediente del examen de ingreso a la carrera, obtuvo 116 aciertos de 120 necesarios.

Según cuentan quienes lo conocen, la idea de comenzar a viajar inició cuando un amigo noruego lo invitó a quedarse tres meses en ese país. Aún no había terminado la universidad, así que se dio de baja temporal.

El joven de 21 años le estaba sacando provecho a su viaje. Su vuelo hizo escala en Costa Rica y decidió quedarse para participar en una de las acciones globales para protestar por el asesinato de seis personas y la desaparición de los 43 estudiantes normalistas en Iguala, Guerrero.

Fotos suyas vistiendo un traje de águila comenzaron a circular en las redes sociales.

Para el miércoles 26 de noviembre, Adán ya había visitado seis aeropuertos y seis ciudades, entre éstas Costa Rica, Nueva York, Chicago y Copenhague. Llegó a Oslo a principios de la semana pasada.

Dos días antes de interrumpir en la ceremonia del Nobel, Adán compartió en sus redes sociales la noticia de que los restos de Alexander Mora, uno de los estudiantes de la normal rural Isidro Burgos de Ayotzinapa, habían sido identificados.

“Sinceramente cuando leí esto lo hice con lágrimas; un joven mexicano de 19 años, su delito ser estudiante y alzar la voz inconforme ante un gobierno corrupto. Cuando a la gente de por acá le platico sobre esto realmente no pueden creer que soportemos el gobierno que tenemos... a quienes no dejan de criticar las protestas les pido un poco de empatía que abran los ojos”, escribió Adán.

Al día siguiente, hizo la solicitud formal de asilo político al gobierno de Noruega.

Los amigos y familiares de Adán, aseguran que su interrupción en la ceremonia del premio Nobel nunca fue la intención del viaje, “fue algo que surgió debido a la situación del país”, comentan.

Detenido

Hasta ahora, Adán permanece bajo la custodia de las autoridades noruegas. La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) emitió un comunicado confirmando la nacionalidad del joven y explicando que se le brindará toda la ayuda consular necesaria.

“La embajada de México en ese país ha ofrecido al ciudadano mexicano la asistencia consular, en caso de que así lo requiera; dicha representación dará seguimiento puntual a la evolución de la situación jurídica del connacional detenido en Oslo”, explicó en el comunicado.

El representante de México en el país nórdico, Javier Campuzano, señaló que el sentir del joven “es legítimo”, pero se equivocó de lugar”.

Antes de que su cuenta de Facebook fuera cerrada, Adán había recibido cientos de publicaciones que lo felicitaban por su acto que calificaron como “una protesta valiente”. (Con información de AP)



comentarios
0