aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Gobernación va por otro casinero

Francisco Nieto y Horacio Jiménez| El Universal
04:00Viernes 13 de junio de 2014
La empresa Comercial de Juegos La Frontera SA de CV tiene presencia en varias entidades de la Repbl

IMPERIO EN LA MIRA. La empresa Comercial de Juegos La Frontera SA de CV tiene presencia en varias entidades de la República, con casas de apuestas. Hoy es investigada por las autoridades federales que presumen irregularidades en su operación. (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL )

La Secretaría de Gobernación y la Cámara de Diputados investigan la legalidad de los permisos de operación de los casinos Big Bola, propiedad de la familia Rodríguez Borgio, por los posibles delitos de lavado de dinero, documentación apócrifa e insuficiente, y el involucramiento de funcionarios públicos en el desarrollo de sus actividades

[email protected]

La Secretaría de Gobernación y la Cámara de Diputados tienen en la mira los permisos de los casinos Big Bola, los cuales son propiedad de la familia Rodríguez Borgio, parientes del ex banquero Ángel Isidoro Rodríguez, alias El Divino.

Según información oficial recabada por EL UNIVERSAL, la autoridad federal continuará con la clausura de más casas de apuestas instaladas en el país que tengan irregularidades, por lo que ahora investiga a este consorcio casinero por los posibles delitos de lavado de dinero, tener documentación apócrifa e insuficiente y por el involucramiento de funcionarios públicos en el desarrollo de sus actividades.

Con ello corre peligro la continuidad de 18 casinos Big Bola, pertenecientes al consorcio Comercial de Juegos La Frontera S.A. de C.V., que funcionan principalmente en el Estado de México, Veracruz, Sinaloa, Campeche, Guanajuato, DF y Querétaro.

El pasado 21 de mayo EL UNIVERSAL informó que la Secretaría revocó el permiso para operar 19 casinos de la empresa Entretenimiento de México (EMEX) propiedad de Arturo Rojas Cardona y Juan José Rojas Cardona, el llamado Zar de los Casinos.

Este diario también documento que una red de jueces protegía al “zar” casinero.

El apoderado de Comercial de Juegos La Frontera es Óscar Rodríguez Borgio, a quien se identifica como familiar de Angel Isidoro Rodríguez Sáez quien en su momento fue acusado de fraude, y después fue exonerado.

El presidente de la Comisión de Casinos de la Cámara de Diputados, Fernando Zárate (PRD), escribió en su cuenta de Twitter que “existen diversos operadores como propietarios de casinos que no están dentro del marco legal; (por lo tanto) se deben aplicar las mismas sanciones que a otros”.

En las redes sociales el legislador del partido del sol azteca ha promovido que el gobierno federal continúe con la depuración de casinos en el país, a fin de que pronto entre en vigor una nueva Ley General de Juegos y Sorteos que establezca el orden en este sector.

Un permiso ilimitado

El permiso que permitió la apertura de los 18 casinos es el DGG/723/97, el cual cuenta con el aval para operar apuestas remotas con salas de sorteos de números, así como una licencia “ilimitada”.

En 2012 se le autorizó el último permiso para la operación de maquinas tragamonedas.

De acuerdo con la información recabada por este diario, una de las principales líneas de investigación contra Big Bola tiene que ver con lavado de dinero, con el que se pudieron haber beneficiado políticos y funcionarios públicos, vinculados a la administración del ex presidente Felipe Calderón.

Asimismo, se revisa la legalidad de la documentación que este consorcio de 18 casinos ha presentado a la autoridad federal, así como los posibles nexos con servidores públicos (calderonistas) que de manera dolosa pudieron haberse beneficiado con estos casinos.

El poder de la Gran Bola

Comercial de Juegos de La Frontera S.A. de C.V., la cual ampara el funcionamiento de los 18 casinos Big Bola, es una de las principales empresas del sector de juegos y sorteos que existe en el país.

En un comparativo realizado por este diario a los balances financieros de los principales casinos registrados en el padrón de la Segob, este consorcio aparece en un segundo lugar sobre los reportes de ingresos anuales.

En 2012, la empresa reportó ingresos por el orden de 3 mil 886 millones 258 mil pesos, por debajo de Administradora Mexicana de Hipódromos, empresa perteneciente a CIE, con 4 mil 886 millones 983 mil 290 pesos.

Le sigue Hipódromo de Agua Caliente de Tijuana, con ingresos de 2 mil 589 millones 811 mil 780 pesos, cuyo accionista principal es el priísta Jorge Hank Rhon, con los 29 casinos Caliente que tienen por todo el territorio nacional.

En el siguiente peldaño de importancia, según sus reportes financieros, se encuentra Atracciones y Emociones Vallarta con ingresos que alcanzan los 2 mil 125 millones 460 mil 897 pesos.

En cuanto a las casas de apuestas del “zar de los casinos”, los reportes financieros de 2012 indican que a pesar de ser unas de las empresas boyantes del sector, sus números son negativos. Es el caso de Entretenimiento de México, quien reportó ingresos por 330 millones 464 mil 839 pesos, y Exciting Games, que llegó a alcanzar la cifra de 558 millones 826 mil 710 pesos.

Todos los consorcios reportaron que sus utilidades netas mínimas están muy por debajo de sus propios ingresos. Big Bola dijo tener utilidades netas de 7 millones 959 mil 789 pesos, cifra mínima en comparación con 3 mil 886 millones 258 mil pesos de ingresos. 



comentarios
0