aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Los Peralta no se perdieron la corrida

Redacción| El Universal
Jueves 13 de enero de 2011
Los Peralta no se perdieron la corrida

ANIMADOS. Javier Sordo Madaleno y Ana Paula Haro de Sordo Madaleno. (Foto: RICARDO HERNÁNDEZ EL UNIVERSAL )

A “La México” también acudieron Javier Sordo Madaleno y su esposa Ana Paula

[email protected]

La tarde del domingo 9 de enero, el segundo del año, se antojaba para vitorear a los valientes que en el ruedo se rifarían la vida al lidar astados de más de 500 kilos de peso.

En la imponente Plaza México se congregaron los taurinos de hueso colorado, entre quienes estuvieron Carlos Peralta Quintero y su hijo Nicolás Peralta Tort, muy en su papel de ganaderos, pues los toros que se lidiaron esa tarde pertenecían a la ganadería Real de Saltillo, de su propiedad; también por ahí el arquitecto Javier Sordo Madaleno acompañado de su esposa, Ana Paula Haro, también ganaderos y amantes de la fiesta brava; la rejoneadora mexicana Mónica Serrano; Diego Ventura, quien también practica el toreo a caballo y es originario de Portugal; Francisco Macías Valadez Treviño, presidente del Instituto Mexicano de Contadores Públicos; Jesús Villalobos, director del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, ISSSTE, así como un nutrido grupo de aficionados taurinos entre quienes estaban Vanessa Newman y Sandra Rosiles, Ana Isabel Gómez y Edgar Silva, Juan Carlos Gallástegui y Ana Aguirre, Ana, Jenny y Sonia Pereira, Rosy de Diego, Oscar Vázquez del Mercado, Ana María y Óscar Vázquez del Mercado de Diego, José Luis Torres, Eduardo Arellano y Elizabeth Azuara, Sophie Jensen, Mick Grundahl, Jesús Flores y Michelle Vicente entre muchos más.

El prometedor cartel incluía a Manolo Mejía; enseguida, al español Pedro Gutiérrez Lorenzo, a quien nombran “El Capea”; y, para cerrar, Mario Aguilar, el más joven de los tres.

La tarde fue para Pedro Gutiérrez “El Capea” quien, luego de mucho tesón y entrega, logró cortar la única oreja de la tarde; es más, el único premio que se ha dado este año, pues en la corrida del pasado domingo, ningún otro matador consiguió un codiciado apéndice.

 

 

 



Ver más @Univ_Estilos
comentarios
0