aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Más que un simple servicio de banquetes para eventos

Natalia Gutiérrez| El Universal
Miércoles 09 de junio de 2010
El catering se ha puesto de moda, pero desde una perspectiva personalizada, con la idea de satisfacer los gustos del cliente

[email protected]

Cuando las personas escuchan la palabra catering, inmediatamente se imaginan un servicio de banquetes para un gran evento.

Aunque esto es cierto, actualmente el concepto de cáterin -como también se le conoce- ha ido evolucionando hasta convertirse en una herramienta que hace de cualquier celebración un momento muy especial. Ahora no es necesario organizar un evento con cientos de invitados para solicitar este servicio. Una cena para dos, una comida entre amigos o una reunión familiar también son motivo de fiesta y, por supuesto, de catering.

Armando Azcárate, líder de Mandarina Cocina Fusión, empresa dedicada a satisfacer las necesidades de cada cliente -desde un menú gourmet hasta un montaje de vanguardia-, nos habló sobre el auge que ha tomado este negocio.

“México se está abriendo paso en este ámbito, sobre todo, porque ofrecemos un servicio personalizado y hecho a la medida de cada cliente. Lo más importantes es satisfacer sus necesidades”, señaló el joven ejecutivo.

Pero esto no sería posible sin un equipo de profesionales, factor que para Armando es importante. El trabajo de especialistas es clave al momento de atender a los invitados, sobre todo, “el tener la visión de adelantarse a las circunstancias”, a decir de Azcárate.

“No se trata sólo de llegar con la comida, sino de estar pendiente del más mínimo detalle. Nosotros, por ejemplo, llevamos botiquín médico; otra opción de alimentos, en caso de que alguien sea alérgico a algún ingrediente del menú, y hasta curitas para amortiguar las heridas causadas por los tacones”, afirmó.

La clave: personalizar

Armando Azcarate se graduó de la licenciatura en publicidad; sin embargo, su pasión por los detalles y su deseo por brindar una atención personalizada lo llevaron a introducirse en el negocio de cáterin. Para el empresario, de 28 años, la clave del éxito reside en “aprender a escuchar las necesidades del cliente”. Sin duda, el traer a la realidad una idea y que ésta luzca aún mejor de lo que el cliente imaginó no es cosa fácil.

“Hay que saber interpretar lo que las personas quieren. Guiarlas lo mejor posible. No se trata sólo de ofrecer una variedad de opciones, sino de crear algo nuevo para cada cliente”, señaló.

En Mandarina Cocina Fusión están preparados para atender desde una centa íntima de dos invitados, hasta un comedor industrial. Para ambos casos, la calidad de los ingredientes utilizados para preparar los platillos y la ambientación del lugar son primordiales.

“Es muy importante contar con elementos de calidad. Ahí radica el sabor de los platillos y su presentación. Nosotros compramos los ingredientes en donde una ama de casa lo haría, en establecimientos confiables y de renombre. Buscamos lo más fresco y delicioso”.

Un buen servicio de catering está al pendiente de las últimas tendencias gourmet y de decoración. Atrás quedaron los días del típico menú compuesto únicamente por cremas, carnes y ensaladas; ahora es posible contar con delicias, incluso, de la cocina oriental.

“Hay que estar a la vanguardia en un negocio de este tipo. Ofrecer opciones diferentes que deleiten todos los sentidos. Tenemos una fusión de cocina oriental e internacional, podemos preparar tanto un omelette como pescados o un suculento postre de chocolate. El chiste es estar al tanto de las nuevas corrientes gastronómicas”.



Ver más @Univ_Estilos
comentarios
0