aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Cadereyta: "Vivos o muertos los queremos de vuelta"

David Carrizales Corresponsal| El Universal
Domingo 04 de enero de 2015
Cadereyta:

Grupos de familiares de desaparecidos a los cuales pertenecen los de los trabajadores petroleros que fueron “levantados” en 2007 por elementos del crimen organizado, aseguran, también se manifiestan en otros estados de la República en demanda de la presentación de sus seres queridos, como en Nuevo León.. (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL )

Familiares de 38 trabajadores desaparecidos en 2007, buscan que reconozcan sus derechos, entre otros, el pago de sueldos desde 2010

[email protected]  

Monterrey

A más de siete años de que desaparecieron 38 trabajadores petroleros de la Refinería de Cadereyta, sus familiares los siguen buscando, y no descansarán hasta encontrarlos vivos o muertos, dice Josué Hilario Vega Estrada, hijo del ex líder de la Sección 49, Hilario Vega Zamarripa.

Vega Estrada afirma que cada vez que las autoridades reportan el hallazgo de restos en alguna fosa clandestina, principalmente en Nuevo León y los estados vecinos de Tamaulipas y Coahuila, acuden por si están ahí sus seres queridos, no porque quieran encontrarlos sin vida, sino porque deben saber la verdad para terminar la incesante búsqueda que han mantenido desde mayo de 2007, ante autoridades de los tres niveles de gobierno.

“Nosotros no perdemos la esperanza de encontrarlos con vida, puesto que tampoco han aparecido muertos”, dice el joven jimenense que encabeza la búsqueda de su padre, quien fuera secretario general del sindicato petrolero en Cadereyta; además de otros 37 trabajadores, entre ellos su tío David y Víctor Manuel Mendoza Román, cuñado de los hermanos Vega Zamarripa.

El también trabajador de Pemex señala que si su padre hubiera andado en algo malo, para el crimen organizado o el gobierno, “a nosotros ya nos hubieran fregado como a cualquier delincuente”, pero, en cambio, nadie los ha molestado, porque no tienen cuentas pendientes de ningún tipo.

Hilario Vega Zamarripa fue tres veces secretario general de la Sección 49 del sindicato petrolero en Cadereyta Jiménez, Nuevo León. Sin embargo, al permanecer desaparecido por la ola de violencia del crimen organizado, desde el 17 de mayo de 2007, actualmente su familia no recibe una pensión, pese a que por sus años de servicio ya tendría derecho a la jubilación, asegura su hijo, Josué Hilario Vega Estrada.

El ex líder sindical forma parte de un grupo de 38 petroleros de Cadereyta que fueron levantados por el crimen organizado en mayo de 2007 y cuyas familias han enfrentado desde entonces una situación de incertidumbre y desamparo económico.

Tienen esperanzas de que empiecen a cambiar las cosas, pues hace seis meses un juez mixto de Cadereyta declaró oficialmente la presunción de muerte de Hilario Vega, y se siguió el mismo proceso con los demás trabajadores de Pemex desaparecidos.

El acta de defunción y el resolutivo sobre la presunción de muerte de Hilario Vega se enviaron ya al Comité Ejecutivo Nacional del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), para que a través del departamento jurídico reclame legalmente ante Pemex, el pago de una pensión, seguro de vida y salarios caídos; además, que se reconozca su caso como el de los trabajadores de la paraestatal que se pierden en el mar, pues de ser así, hoy a Hilario Vega Zamarripa se le reconocerían 35 años de antigüedad.

Inminente sucesor de Romero Deschamps. El 10 de enero de 2007, a los 47 años de edad, Hilario Vega Zamarripa fue electo para un tercer periodo de tres años al frente a la Sección 49 del sindicato petrolero, y se le mencionaba como candidato natural a suceder a Carlos Romero Deschamps.

Sin embargo, el 16 de mayo de 2007, después de concluir una asamblea seccional, presuntos miembros de la delincuencia organizada levantaron a David Vega Zamarripa y a otros petroleros entre activos y jubilados que lo acompañaban.

Un día después, Hilario Vega recibió una llamada telefónica de los secuestradores, donde lo conminaban a presentarse a negociar la liberación de su hermano y de los demás trabajadores. Pese a las recomendaciones de sus amigos y otros familiares para que no acudiera, Hilario se presentó solo a la cita, pero ya nunca regresó ni los captores volvieron a llamar.

En una semana, fueron en total 38 los petroleros desaparecidos en Cadereyta, de los que hasta hoy se desconoce su suerte.

Tras la desaparición del secretario general de la Sección 49, Vega Zamarripa, tomó posesión como interino, el secretario del Interior, José Izaguirre Rodríguez; mientras a los desaparecidos que estaban comisionados para ocupar cargos en el sindicato, se les continuó pagando su sueldo, hasta que terminó el periodo de comisión en diciembre de 2009.

Congelan salario. A partir de enero de 2010, cuando José Izaguirre inicia un periodo de tres años como secretario general, se les dejó de pagar el sueldo a las familias de los desaparecidos, a los que Pemex había tenido bajo el estatus de “permiso especial”; se reconocían sus derechos de antigüedad, pero no podían agregar años de servicio a su expediente laboral, hasta que reaparecieran y regresaran a trabajar.

Cansados de buscar sin éxito ante diversas instancias oficiales durante cuatro años, los familiares de Hilario Vega Zamarripa tuvieron que llegar a lo que no querían, y promovieron ante el Juzgado Mixto Primero de Cadereyta un procedimiento de declaración de ausencia y presunción de muerte, registrado bajo el expediente 1092/2011.

Como parte de las diligencias que tuvieron que realizar, publicaron edictos en Nuevo León y en Salamanca, Guanajuato, donde Hilario Vega estaba registrado.

A mediados de 2014, el juez resolvió afirmativamente sobre la declaración de ausencia y presunción de muerte, obtuvieron un acta de defunción, que se envió al Comité Ejecutivo Nacional del sindicato petrolero, para que interceda ante las autoridades de Pemex.

Con esto esperan que a los familiares del desaparecido líder sindical le reconozcan los derechos que se les han negado desde 2007, pero principalmente los últimos cuatro años, manifiesta Josué Hilario, en representación de su madre María de Jesús Estrada.



Ver más @Univ_Estados
comentarios
0