aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Nuevo clan De Tavira, a continuar con el legado

Julio Alejandro Quijano| El Universal
Sábado 03 de julio de 2010
Los jóvenes vienen fuertes. José María estrena obra y Marina, películas

[email protected]

Tan trivial como un pollo rostizado en domingo o tan profundo e indignante como el asesinato impune de su padre. Así son los recuerdos de infancia de la joven generación de los De Tavira (Marina, José María, Julián), en los que hay un elemento inevitable: un teatro.

La próxima semana, José María de Tavira debutará en teatro con la obra La retirada, con lo que cumplirá finalmente (luego de haber enfocado su carrera en el cine) el destino que le marcó su infancia: “Me acuerdo de una obra de teatro con mi mamá, cuando yo tenía unos tres o cuatro años, pero comían siempre pollo rostizado. Me la pasaba jugando, pero esperaba el momento justo para llegar y comer de eso”, dijo a KIOSKO en 2008, cuando apenas comenzaba a ganar sus primeros personajes en películas, como la hollywoodense La marca del zorro (donde conoció y entabló una amistad con Anthony Hopkins) y Cansada de besar de sapos.

Luis, la raíz

Esta generación De Tavira tiene su raíz en Luis, dramaturgo, pedagogo, actual director de la Compañía Nacional de Teatro, padre de José María y Julián, y tío de Marina. De hecho, es inexacto (e injusto para su padre) decir que José María debutará con La retirada porque en realidad, su primera aparición en un escenario fue en la obra Clotilde en su casa, una de las tantas paráfrasis que ha hecho Luis de Tavira y en la que utilizó al niño José María (entonces de 7 años) para interpretar a un Jorge Ibargüengoitia niño y vestido de boy scout.

Los recuerdos infantiles de Marina, por su parte, también fueron marcados por Luis de Tavira pero implican un elemento profundamente doloroso. El padre de Marina la llevaba a ver todas las obras dirigidas por su tío. Ella era una niña y difícilmente asimilaba la propuesta filosófica humanista que ha caracterizado a los montajes del maestro Luis: “Eran obras complicadas y enigmáticas; yo no entendía nada, pero sabía que era algo maravilloso y quería participar”.

Hasta que un día su padre nunca más pudo llevarla al teatro: fue asesinado. Peor, fue asesinado por sus convicciones políticas y activismo social. Este episodio ha impulsado la vida de Marina de Tavira hacia la obra de Berthold Brecht y el activismo social.

Y si en la memoria de José María hay unos pollos rostizados y una caracterización como “Ibargüengoitia Scout”, en la de Marina hay un techo de cristal y un Macbeth con escenas eróticas y sensuales. Ella narra: “Yo iba siempre a los ensayos de las obras de mi tío, pero esa en particular me la habían prohibido por esas escenas sexuales. Yo me escapaba para verla desde el techo del teatro, que era de cristal, hasta que se rompió”.

Marina cayó, cayó y cayó. Antes de azotar en el piso del escenario, Macbeth la atrapó en el aire. “Así que caí del cielo al teatro”, dice la actriz divertida.

Ahora, ya con la dura experiencia de su padre víctima de un crimen político, tiene al teatro como su salvación y quizá por ello es que casi siempre coincide con personajes tremendos y grandes pasiones: “Santa Juana de los Mataderos, de Berthold Brecht, me conectó con mi necesidad de cambiar el mundo y abatir la desigualdad entre los seres humanos. Ella era todo lo que yo no me atreví a ser, y, sin embargo, yo me atrevía a hacerlo en el escenario.

“La señorita Julia, de Patrick Marber, me reveló un personaje que se pregunta si es posible trascender la clase social”. Marina lo dice porque, aunque casi nadie lo sabe, su segundo apellido es Servitje, del clan de empresarios mexicanos.

La joven está por estrenar Viento en contra, al lado de Bárbara Mori y Fernando Luján, así como Espacio interior, con Kuno Becker y Ana Serradilla.

El tercer integrante de esta naciente dinastía es Julián de Tavira, hermano de José María. Cumplió, como todos los miembros de esta generación, con una infancia ligada a la actuación: debutó en la versión de 1994 de la telenovela Corazón salvaje, donde interpretó a Juan del Diablo cuando era niño.

Luego, Julián ha desarrollado una carrera como director de teatro, varias veces en colaboración con su padre, Luis. Actualmente, además, realiza proyectos de cine con su hermano José María.



Ver más @Univ_espect
comentarios
0