aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Roberto Sneider es un creador de éxitos

César Huerta| El Universal
Viernes 19 de diciembre de 2008
Dirigió ‘Arráncame la vida, la cinta mexicana más taquillera de 2008

[email protected]

Hace 14 años, durante el primer día de filmaciones de ‘Dos crímenes’, Roberto Sneider estaba furioso. En el set estaba una actriz que no deseaba ser dirigida. No hacía caso a las indicaciones y era a propósito. De hecho, desde días antes esa actriz le pidió que sólo le hiciera acercamientos al rostro.

Roberto comenzaba en el mundo del cine. Ya completamente enojado, tomó una decisión que le ayudó en el resto de la producción de la cinta.

“Encabr... grité enfrente de todos que ‘esta mierd... de escena la iba a quitar de la película y que ya pasáramos a lo siguiente”, recuerda entre risas.

“Entonces, ella me dijo que ahora sí me iba a hacer caso. Dije que me valía madr... y ella insistía. Claro, yo sabía que con lo que tenía ya filmado podía funcionar, pero era necesario que supiera quién tenía el mando y empezó a escucharme”, relata.

Pasaron más de 10 años para que el director hiciera una nueva película, ‘Arráncame la vida’, la cual ha sido vista por cerca de 2.5 millones de espectadores.

En su primera semana impuso récord de taquilla de cintas nacionales. Ahora busca un lugar para México en la categoría de Lengua Extranjera por el Oscar.

—¿Cuál fue el mejor comentario que escuchaste de la película?

—A veces iba al cine y veía cosas. Una vez un señor que estaba al lado y hablaba constantemente solo, disfrutaba cada vez que aparecía Daniel Giménez Cacho. Cuando no se muere el general Ascencio, casi aplaude.

—¿Y el más negativo?

—No he escuchado algo así, pero un día estaba la película y un grupo de chavos estaban haciendo relajo y no le ponían atención. A uno como cineasta esa actitud le molesta, porque quiere decir que no los enganché.

—¿Hay algo que le cambiarías ahora a la película?

—En la edición le quité de más. Me interesaba que fuera ágil, una de las virtudes de la novela. Cuando tuve el primer corte duraba dos horas y cinco minutos, pero había cosas que me daban miedo y le metí tijera. Quedaron fuera escenas como cuando Ascencio le regala el Sanborns a Catalina, pero rompía con la narrativa que deseaba.

Creo que cometí errores con el personaje de Carlos Vives (José María de Tavira), me dí cuenta desde la edición. Cambiaría un poco la aproximación al personaje, lo volvería más fuerte, más irreverente, más de lo que fue. Claro, en su momento pensé que quedó bien, pero uno siempre piensa que podría haber quedado mejor todo.

—¿Te cambió la vida la cinta?

— Un poquito. Me puso como con ‘Dos crímenes’, cuando se me abrían las puertas. Ya hay invitaciones, por ahí tengo un guión de Estados Unidos. Lo que sí tengo claro es que el año que entra hago ‘Ciudades desiertas’, de José Agustín. Puedo hacerla con mi camarita de video y tres pesos sin problema.

 



Ver más @Univ_espect
comentarios
0