aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Prefiere Arjona no cantarle al ‘narco’

Gustavo Silva G.| El Universal
Jueves 20 de noviembre de 2008
Dicen que ya muchos lo han hecho; opta mejor por hablar de la homosexualidad, del amor y del desamor

[email protected]

En su nuevo disco de nombre 5to piso el cantautor guatemalteco, Ricardo Arjona, habla del amor y del desamor, pero también de la homosexualidad y los atentados terroristas del 11 de marzo de 2004 en una estación de trenes en España. ¿Pero, y cuándo abordará el tema del narcotráfico?

Esto fue lo que respondió el intérprete de “Cómo duele”, previo a una comida que ofreció a algunos representantes de la prensa en México:

“¡Uy Dios! Ya lo incluyeron bastante y algunos muy bien. La verdad es que no sé. A mí de repente con la guitarra en la mano me cazan ciertas historias, ellas a mí, entonces me enamoro y digo ‘hay que desarrollar eso’.

“Pero -afirmo- no soy un tipo cazando posibles historias. Narcotráfico, no he hablado de eso, no es ´vamos a hacerlo´, no.

“Tiene que haber algo que no sé qué es, que me golpeé de determinada manera, que me haga ir para escribir algo sobre eso... Al menos para mí es complicado; no sé, a lo mejor un día se me ocurre algo”, manifestó Arjona, quien espera hacer el video de “Ni tú ni yo”, al lado de Paquita la del Barrio.

Emprende un nuevo camino

Durante casi 40 minutos, el artista guatemalteco intérprete de temas como “Taxi” comentó sobre su cambio de disquera, de Sony-BMG a Warner Music. Indicó que se debió básicamente a que “estábamos en el punto exacto para dar un giro el cual yo necesitaba”.

“El cambio no obedeció a un asunto de negocios, sí de piel y de emoción. A estas alturas estoy buscando el resguardo de mi trabajo más que una ebullición y el mejor negocio”, expresó en charla en el salón de un lujoso hotel del Centro Histórico donde minutos antes tuvo una sesión de fotografías con la prensa.

Sobre la canción que aborda la homosexualidad, “Que nadie vea” mencionó:

“He tenido amigos gays que de repente en una reunión, específicamente uno, es el que genera esta canción; confiesa su historia. Es un tema delicado; la parte más difícil es omitir opinión; sólo narrar la historia. Me parece de las canciones mejor logradas de este disco”, finalizó.

Sobre el supuesto porcentaje que últimamente las disqueras exigen al artista por cada concierto que ofrecen a su público, además, obviamente, de lo que piden por la venta de discos, Arjona comentó:

“Podrán ver otros que pidan otras cosas. Siempre que te avisen y lo aceptes está bien. En esta época complicada, todo mundo ha dado rienda suelta a la imaginación, de ver por donde encuentra un agujero para encontrar una salida a este problema”.

Curiosamente, Arjona reveló que en algún momento de su carrera “estuve a punto de pagar por vender un disco”.

 

 



Ver más @Univ_espect
comentarios
0