aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




De las peñas, al Palacio de Bellas Artes

Fernando Figueroa| El Universal
Sábado 01 de septiembre de 2012
De las peas, al Palacio de Bellas Artes

SHOWS. Los conciertos de Bellas Artes serán grabados en CD y DVD. (Foto: AGUSTÍN SALINAS EL UNIVERSAL )

Guadalupe Pineda celebra hoy 35 años de una carrera en la que ha granado 26 discos, incluyendo uno de arias de ópera

[email protected]  

Para celebrar 35 años de carrera artística, Guadalupe Pineda ofrecerá hoy dos conciertos en el Palacio de Bellas Artes, un recinto en el que ya estuvo a solas en 1985, cuando era la cantante favorita del entonces presidente Miguel de la Madrid y de su esposa Paloma Cordero.

También ha pisado ese mismo escenario en sendos homenajes al bolero, acompañada de Amparo Montes, Tania Libertad, Olga Guillot, Marco Antonio Muñiz y Los Tres Ases. Con Fernando de la Mora y los Niños Cantores de Morelia dio ahí un concierto navideño.

Sociología campirana

Por ser sobrina de Antonio Aguilar, desde muy chica Guadalupe Pineda entró en contacto con la música ranchera. Por supuesto que se sabía muchas canciones de ese género y las interpretaba en reuniones familiares, pero le dio por estudiar Sociología en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM y ahí cambió de rumbo.

En ese ambiente universitario, la “onda” era el Canto Nuevo latinoamericano, la Trova Cubana o, para decirlo en cuatro palabras setenteras: la música de protesta. Fue su época en peñas como El Cóndor Pasa y El Sapo Cancionero y de su paso por el grupo Sanampay (algo así como Los Folcloristas pero con alineación “argenmex”). A principios de los ochenta estuvo casada con el cineasta Alfredo Gurrola, quien la puso a cantar como guerrillera en dos churros de Mario Almada: La fuga del rojo y La venganza del rojo.

También en los ochenta, Guadalupe Pineda grabó la canción “Yolanda” de Pablo Milanés, aunque con el título “Te amo” y vendió un millón y medio de copias.

Los amantes de la música de protesta le gritaban “es Yolanda” cuando interpretaba en vivo ese hit. Muchos radicales de izquierda nunca le perdonaron tal éxito “comercial”. Tampoco le perdonaron que se convirtiera en la cantante favorita del periodista Ricardo Rocha, quien la incluía con frecuencia en los programas de Televisa Para gente grande y En vivo, que él conducía. La admiración mutua se convirtió en matrimonio.

Actualmente, Guadalupe Pineda está casada con el político panista Antonio Lozano Gracia, quien es su fan número uno y suele llenar de rosas el escenario cada vez que ella se presenta en público.

En 35 años de carrera, Pineda ha grabado 26 discos de todo tipo, incluso uno de Arias (2002) que fue producido por ella misma. Ha platicado que esa fue una aventura muy difícil, aunque con final feliz porque le llevó el disco a Carlos Slim y el ingeniero ordenó que el material se distribuyera en Sanborns, Mixup y Sears, firmas de su grupo Carso. Ella presentó el álbum en la Sala Nezahualcóyotl.

En 2009, Guadalupe Pineda recibió un premio en París por el disco Francia con sabor latino, también de edición independiente. Los conciertos que dará hoy en el Palacio de Bellas Artes serán grabados en CD y DVD por Sony Music, materiales que saldrán a la venta en noviembre próximo; el programa estará compuesto por temas de Juan Gabriel, Joan Sebastian y Marco Antonio Solís, además de exitazos como “El unicornio azul”, “Cómo fue”, “Gracias a la vida”, “Te amo”, “Fina estampa”, “Amapola”, “El día que me quieras”, “Uno”, etcétera. Estará acompañada por la Sinfonietta Mexicana, coros y su grupo; no contempla cantar arias.

De Rulfo a Chumacero

En la página oficial de Guadalupe Pineda se muestran comentarios elogiosos a su trabajo por parte de varios escritores. Por ejemplo, de Juan Rulfo: “Guadalupe Pineda es un joven y vigoroso talento; los jaliscienses y todos los mexicanos debemos felicitarnos por tener una representante tan genuina de nuestra canción” (con motivo de su presentación en Bellas Artes, en 1985).

Alí Chumacero: “Escuchar la voz de Guadalupe Pineda, así sea en el ámbito de la más breve canción, es percibir la sonoridad apasionada, el fulgor de las sílabas, la supervivencia de la alegría, el predominio del asombro sobre la sombra”.

Ángeles Mastretta: “Valiente y generosa como un misterio, la voz de Guadalupe Pineda nos hechiza, deslumbra y acompaña con una irrebatible limpidez... Cuando canta Guadalupe Pineda, cumple con el deber de reinventar el canto y mejorar el mundo invocando con su voz instantes de luz, sombras y claridades de una hermosa perfección. Detrás del modo con que esta mujer de apariencia inocente nombra el dolor, hay un carácter dispuesto a desentrañar la complejidad de lo que parece fácil”.

Jorge Ruiz Dueñas: “Tu cantar nos ha llevado, hablo de mi tiempo y de mi gente, desde la lid juvenil cuando creíamos en la transformación del mundo como una primicia del deseo, hasta la epifanía del primer abrazo con la compañera”.



Ver más @Univ_espect
comentarios
0