aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




El fin del conflicto en EL UNIVERSAL

Eduardo Mora Tavares| El Universal
Domingo 10 de mayo de 2015

En su edición del 9 de mayo de 1945, así reprodujo EL UNIVERSAL en sus páginas el fin de la Segunda Guerra Mundial Hemeroteca EL UNIVERSAL

Hemeroteca EL UNIVERSAL

Hemeroteca EL UNIVERSAL

Hemeroteca EL UNIVERSAL

Hemeroteca EL UNIVERSAL

Hemeroteca EL UNIVERSAL

Hemeroteca EL UNIVERSAL

Hemeroteca EL UNIVERSAL

Hemeroteca EL UNIVERSAL

Antes y después del fin de la Guerra, éstas fueron algunas de nuestras portadas Hemeroteca EL UNIVERSAL

Hemeroteca EL UNIVERSAL

Hemeroteca EL UNIVERSAL

Hemeroteca EL UNIVERSAL

Hemeroteca EL UNIVERSAL

El fin del conflicto en <B>EL UNIVERSAL</B>

Tras la rendición de Alemania, el epicentro de la lucha se trasladaba de Europa al Pacífico, contra Japón. (Foto: ESPECIAL )


 

[email protected]  

“El teatro de la guerra vira en redondo de Europa al Pacífico”, decía el titular de EL UNIVERSAL el miércoles 9 de mayo de 1945, al reportar la rendición de Alemania. La nota, fechada en Washington el 8 de mayo, consignaba que “el presidente (estadounidense Harry) Truman proclamó hoy solemnemente la victoria de Europa y manifestó a la nación que ahora debe trabajar incansablemente para lograr la victoria en el Pacífico”.

La nota detallaba que Truman daba a Japón “una oportunidad de evitar el suicidio nacional mediante una rendición incondicional antes de que sea demasiado tarde”. Debe considerarse que dos meses más tarde Estados Unidos probaría su primera bomba atómica en Álamo Gordo, Nuevo México (16 de julio de 1945) y menos de un mes después (6 de agosto de 1945) lanzaría un artefacto atómico sobre Hiroshima.

Una nota secundaria, fechada en París, señalaba que “el Presidente Truman y el Primer Ministro (británico, Winston) Churchill anunciaron hoy, a sus respectivos pueblos, el fin de la guerra mundial número 2 en el teatro europeo, en el curso de sendas proclamas correspondientes al Día de la Victoria. La guerra terminó oficialmente a las 12.01 a.m. de hoy con la completa rendición militar de Alemania, lo que significa la iniciación de una nueva era en Europa”.

La portada de este diario incluía además un despacho con el comunicado del alto mando alemán a las fuerzas armadas de su país, en el que se ordenaba “cesar las hostilidades en todos los teatros de la guerra”. La principal nota secundaria retomaba las palabras del presidente de México, general Manuel Ávila Camacho, en las que desde su casa en Los Pinos, se congratulaba por “la victoria de las Naciones Aliadas, que es también la de México”. La portada, con 24 notas — 9 relacionadas con la guerra—, no tenía una sola imagen. La primera sección tenía 16 páginas.

Una sección separada, con el rubro “Edición de la victoria”, también de 16 páginas, sí incluía una gran ilustración con la imagen de un soldado haciendo la “v” de la victoria. El titular decía: “(Franklin) Roosevelt, campeón de la democracia y creador de la política del buen vecino”, según señalaba un artículo de Miguel Ancestro. Este periódico rendía así homenaje a la memoria del presidente estadounidense muerto el 12 de abril de 1945, casi un mes antes de que terminara la guerra en Europa.

Otro articulista destacaba que “el acontecimiento que celebra hoy el mundo, está plasmado por inmensas pérdidas... La victoria en estos momentos es la suspensión automática de la matanza mundial, de la incertidumbre del hambre, del infierno efectivo de los campos de concentración, de los ríos de lágrimas y de las detonaciones de las más grandes bocas de fuego que han vomitado metralla”.

La edición en inglés News of The World, de EL UNIVERSAL, señalaba a 8 columnas “Solemn proclamation of victory over Germany in allied capitals (Solemne proclamación de la Victoria sobre Alemania en las capitales aliadas)”. Una nota relativa titulaba “Bowed, broken nazis whine for generosity (Humillados, quebrantados nazis, gimotean por generosidad)”.

La tercera sección del 9 de mayo de 1945 reportaba a doble página, con 14 fotografías, ceremonias en las que el presidente Ávila Camacho impuso medallas al patriotismo en el Estadio Nacional. “México previó, desde el primer instante, las contingencias que su situación de país en guerra contra naciones poderosas y de sistemas felones en sus actos, le podía acarrear”, señalaba el artículo firmado por Manuel Moguel Traconis, que elogiaba la actitud del mandatario mexicano, “quien siguió una política condensada en esta frase ‘sin sacrificios inútiles’”.

La celebración era generalizada. Incluso anuncios publicitarios festejaban el acontecimiento, como el del Monte de Piedad deseando la paz, “basada en la victoria de las democracias”. Por esos días México vivía la agitación de la sucesión presidencial, con desplegados políticos que hablaban del tipo de mandatario que debería tener el país “para afianzar la paz”. El mes siguiente (5 de junio de 1945), la Confederación de Obreros de México (CTM), liderada ya por Fidel Velázquez, destapó a Miguel Alemán Valdés como su candidato a la presidencia de la república.

La primera plana del 10 de mayo de 1945 destacaba: “Todavía ayer sonaban los últimos tiros de la contienda en Europa”. El líder soviético José Stalin también daba nota de portada, afirmando en Moscú que “aun cuando Adolfo Hitler había proyectado la destrucción de Rusia, por su parte Rusia no se propone llevar a cabo ni la destrucción ni el desmembramiento de Alemania”. El encabezado de la nota sobre el dictador ruso era revelador: “Capitulación de verdad, no como en 1918”, en referencia al fin de la Primera Guerra Mundial.



Ver más @Univ_Mundo
comentarios
0