aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Debaten sobre las bibliotecas digitales

Alida Piñón| El Universal
Miércoles 12 de septiembre de 2012
En 2009 ya se había discutido sobre la propiedad de lo adquirido en Internet, cuando Amazon entró a los dispositivos de sus clientes y borró los libros 1984 y Rebelión en la Granja, de George Orwell

[email protected] 

El 3 de septiembre pasado, el diario Sunday Times publicó que el actor Bruce Willis estaba considerando emprender una acción legal en contra de la empresa Apple, con el fin de obtener herramientas legales que le permitan heredar el costoso archivo musical que ha adquirido en Internet y que los activistas digitales Open Rights Group apoyarían su “hazaña”.

Aunque la noticia fue parcialmente desmentida por la esposa del actor, dio pie a que el periódico El País abriera un debate en torno a qué sucederá con las bibliotecas digitales conformadas por los títulos adquiridos en empresas como Amazon.

Y es que los libros y la música pertenecen al usuario siempre y cuando la cuenta esté activa, por lo que sólo se es usuario, pero no propietario de los títulos.

“Amazon sólo remite, a través su agencia de comunicación, un párrafo con las condiciones legales para usuarios: ‘Salvo que se indique específicamente lo contrario, no podrá vender, alquilar, distribuir, emitir, otorgar sublicencias, ni de algún otro modo, asignar ningún derecho sobre el Contenido Digital o parte del mismo a terceros (...)”. Sobre por qué se aplican esas condiciones, ni palabra. Qué sucedería con nuestra biblioteca si los servidores o las propias empresas que prestan este servicio se fueran al traste, tampoco lo sabemos”, se escribe en el diario español.

En 2009 ya se había discutido sobre la propiedad de lo adquirido en Internet, cuando Amazon entró a los dispositivos de sus clientes y borró los libros 1984 y Rebelión en la Granja, de George Orwell, publicados por una editorial que no tenía sus derechos en Estados Unidos. Un cliente se inconformó y la empresa no sólo tuvo que pedir perdón, también tuvo que pagarle al quejoso.

En entrevista con EL UNIVERSAL, el periodista y escritor español Jesús Marchamalo, autor de Dónde se guardan los libros, quien se encuentra en México para impartir una conferencia magistral en el marco del Segundo Simposio Internacional del Libro Electrónico, refiere que el mundo digital plantea ganancias y pérdidas.

“Una de las claves del libro electrónico es la propiedad, pero es muy difícil sentirse propietario de una pantalla, porque el libro implica construir una relación distinta con el objeto. Por ejemplo, en casa tengo libros que llevan 35 años conmigo, no sé si mis hijos querrán tenerlos o no. En general, el futuro de las bibliotecas siempre es una incógnita, muchas terminan en las librerías de viejo, aunque sólo con el libro impreso tenemos la certeza de que existirá en el futuro, certeza que, al parecer, le es negada al libro electrónico; esto provoca una sensación edificante porque significaría que tu biblioteca podría morir al mismo tiempo que tú”, opinó.



Ver más @Univ_Cultura
comentarios
0