aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Se destruye mural de Hernández Delgadillo

Noemí Gutiérrez| El Universal
Viernes 05 de septiembre de 2008
La obra de 80 metros cuadrados no ha recibido mantenimiento

[email protected]

 

Se desmorona el mural del maestro José Hernández Delgadillo que se encuentra en el plantel Azcapotzalco del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH).

Desde que fue creado, en 1973, no se le ha hecho ningún trabajo de mantenimiento o restauración.

En la parte inferior de la obra, que mide unos 80 metros cuadrados aproximadamente, se observa que varias partes del mural están totalmente borradas y la pintura en otros lados se “está levantando”.

Un grupo de estudiantes del plantel, agrupados en el “Fronte Arte”, alertó a los hijos del muralista.

Los herederos de Hernández Delgadillo, Beatriz y Francisco, han intentado entrevistarse con el director del CCH, Andrés Hernández López, pero no han sido recibidos. La última cita fue el martes 2 de septiembre. Este diario buscó a Hernández López pero hasta el cierre de esta edición no se obtuvo alguna respuesta.

Por iniciativa propia, hace un par de años, un grupo de estudiantes trató de “arreglar el mural” y pintó algunas zonas de color blanco y añadieron dos textos, aunque no significó un “grave daño” para la obra.

El muralista es considerado un heredero de la corriente de artistas como Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros, José Clemente Orozco, entre otros. Creó más de 170 murales, 20 de ellos ya destruidos, en escuelas, normales rurales, teatros, sindicatos, hospitales y otros espacios públicos.

“Siempre estuvo comprometido con las causas sociales”, recordó su hija Beatriz.

Hernández Delgadillo (1928-2000) nació en Tepeapulco, Hidalgo y recurrió al dibujo, grabado, obra de caballete y obras de carácter monumental como esculturas, relieves y murales.

Hernández Delgadillo viajó por todo el país, desde Baja California hasta Chiapas, involucrado en diversos movimientos sociales, donde trabajó con estudiantes, maestros, obreros y campesinos a los que hizo partícipes de su obra.

“En muchos lugares mi papá trazaba la obra y los campesinos o los obreros la pintaban”, comentó en entrevista.

El mural que se encuentra dentro del CCH Azcapotzalco es uno de los pocos al que al autor no tituló.

Beatriz Hernández explicó que su padre ideó el mural en 1973 durante una protesta por el asesinato del profesor Alfonso Peralta a manos de un grupo de porros.

“Quiso recrear el poder del conocimiento (...) siempre denunciado la injusticia social y apoyando el trabajo de los estudiantes y su relación con el conocimiento”, dijo.

Explicó que el libro extendido en el mural representa la manera cómo se obtiene el conocimiento.

En febrero de 2002, el Instituto Politécnico Nacional aceptó haber destruido “por descoordinación” tres de los cuatro murales de Hernández Delgadillo que estaban en la Escuela Superior de Economía (ESE).

Los murales eran Armamentismo y opresión I, de 23 metros cuadrados; Armamentismo y opresión II, del mismo tamaño y La conquista, de 13 metros, realizados en 1978 por invitación del Comité de Lucha de la ESE. Sólo permanece La clase obrera de 36 metros cuadrados.

Otros de sus murales que han sido destruidos estaban en la Universidad Autónoma del Estado de México, la Escuela Superior de Ciencias Marinas y la Preparatoria de Ensenada, en Baja California.

 

 

 



Ver más @Univ_Cultura
comentarios
0