aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Spencer Tunick celebra la muerte con desnudos

Xóchitl Álvarez / Corresponsal| El Universal
Viernes 31 de octubre de 2014

El fotógrafo estadounidense Spencer Tunick, famoso por las imágenes de desnudos colectivos en varias ciudades del mundo, realizó esta mañana el proyecto "El sendero de los redimidos". Cuartoscuro

Realizado en el centro histórico de la ciudad de San Miguel de Allende, Guanajuato, el proyecto se inspira en el uso que en México se le da a la flor cempasúchil. Cuartoscuro

La sesión fue realizada con 100 mujeres de diversas ciudades de México y forma parte de La Calaca Festival 2014, que se realiza hasta el 2 de noviembre. EFE

Las participantes posaron con miles de flores de cempasúchil, con collares hechos de estas flores y en algunas imágenes se les pidió que las lanzaran al aire. EFE

"El trabajo lo he llamado "El sendero de los redimidos" porque se sigue pensando que el cuerpo es algo impuro, pero para mí es el contenedor para nuestras almas", explicó Tunick. EFE

Hasta ahora, el fotógrafo refirió que aún no está en pláticas con ninguna galería para exhibir el resultado de la instalación. EFE

Spencer Tunick celebra la muerte con desnudos

IMÁGENES. El proyecto forma parte de La Calaca Festival que se inició ayer y concluirá el 2 de noviembre. Hasta ahora se desconoce cuándo podrán ser vistas las imágenes. (Foto: ULISES RUIZ BASURTO / EFE )

El fotógrafo neoyoquino realizó en San Miguel de Allende la instalación "Sendero de los redimidos", con 100 mujeres provenientes de distintas partes del país

[email protected]

San Miguel de Allende, Gto.— Bajo un manto de neblina natural, 100 mujeres de entre 18 y 70 años de edad se despojaron de su ropas frente a la lente del fotógrafo neoyorquino Spencer Tunick, para inmortalizar un vivo y desnudo altar de muertos, coloreado con cientos de flores de cempasúchil.

El termómetro marcaba los ocho grados centígrados, el viento helado golpeaba el rostro de las mujeres que se mostraban al natural, con siluetas definidas y otras con huellas del tiempo. Guirnaldas forjadas con la flor de muertos colgaban de sus cuellos o rodeaban sus cabezas.

La parroquia del templo de San Miguel Arcángel hizo las veces de escenografía en la locación que se montó en la primera cuadra de la calle de Aldama. Sus torres de cantera sobresalían entre la oscuridad.

Las mujeres, el 90 por ciento mexicanas, el resto extranjeras, sobre todo estadounidenses, escuchaban atentas las indicaciones del artista. “Uno dos, tres, desnudos”, se escuchó.

La segunda y tercera locación fueron en la calle de Diez de Sollano, en el primer cuadro de la ciudad; como fondo quedaron las viviendas de fachadas coloniales. La última sesión se desarrolló en privado, en la Plaza de Toros.

El controvertido Spencer Tunick hizo clik una y otra vez para culminar satisfecho con el proyecto que tituló Sendero de los redimidos. Así dio inició La Calaca Festival.

“No puedes imaginar miles de flores sobre la gente, mis expectativas no estaban tan locas, pero todo salió muy bien porque las flores circularon espontáneamente. Estoy feliz y muy emocionado de ver la niebla misteriosa en las fotos”, expresó el artista.

Su intención fue trasmitir la cosmovisión única que tienen los mexicanos sobre la muerte, así como sus formas de celebrarla.

Lorena, quien viajó de Estados Unidos para formar parte de la instalación, dijo estar emocionada por haber estado cerca de Tunick. “El arte es indescriptible, es una experiencia que no puedo describir, es increíble”, refirió.

Maribel, una mexicana, comentó que vivió momentos únicos durante la jornada que culminó con un desayuno en uno de los restaurantes de la zona. “Pensé que iba a ser más difícil, por el frío, por el hecho de quitarte la ropa, pero te dejas llevar y sé que estoy en la foto, la sensación es mágica”, expresó en entrevista.

María Cecilia, otra de las participantes, destacó del evento la belleza natural combinada con el arte. “Lo que puedo decir es que fue algo maravilloso porque la energía fue muy bonita, mostramos lo que somos”, comentó.

Klaudia Oliver, organizadora del festival, destacó el éxito de la instalación. “Le dimos a Spencer el reto de hacer su segunda obra para La Calaca, sobre justamente el tema de Día de Muertos y todo salió muy bien. Sendero de los redimidos representó una oportunidad para mostrar que las personas deben aceptarse como son, desnudando el cuerpo y el alma”, dijo.

La directora de La Calaca agregó que la instalación se hizo con el objetivo de abordar la purificación a través de la esencia de las flores, en el marco del Día de Muertos.



Ver más @Univ_Cultura
comentarios
0