aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Brasil y México, una relación con puentes académicos y culturales sólidos

Yanet Aguilar Sosa| El Universal
Miércoles 11 de junio de 2014
Brasil y Mxico, una relacin con puentes acadmicos y culturales slidos

OPINIÓN. "Las universidades de los estados ya empiezan a mirar hacia allá (a Brasil) desde sus colegios de letras", asegura Armando Escobar, estudiante de Maestría en Literatura Brasileña en la UNAM. (Foto: ILUSTRACIÓN: BOLIGÁN )

Sitios Relacionados:

El gobierno del país sudamericano, la UNAM y otras instituciones alientan el intercambio entre ambas naciones

[email protected]

La mañana en que Valquiria Wey, siendo muy joven, dejó Brasil para buscar con sus padres una nueva oportunidad de vida en México, su tío Pablo le pidió a su madre que por favor investigara qué es lo que hacía María Elena Marques cuando en la película La Perla palmeaba sus manos acalorada frente a una hornilla. El tío Pablo era un gran apasionado de la música, el cine y la cultura mexicana.

Décadas después, durante los casi cuatro años que Consuelo Rodríguez Muñoz vivió en Brasil como estudiante de Doctorado en Literatura Brasileña en la Universidad de Sao Paulo, confirmó que entre México y Brasil hay tendidos puentes sólidos en lo académico y en lo cultural alentados por el gobierno brasileño, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y por otras instituciones mexicanas que tienen claro que Brasil es más que futbol y samba, y que intentan dar a conocer que existe toda una cultura gastronómica y una historia detrás de esos símbolos brasileiros.

Valquiria Wey Fagnani, profesora de letras iberoamericanas en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, quien durante muchos años dirigió el Centro Cultural Brasil en México, asegura que las pasiones entre los brasileños y los mexicanos han cambiado con los tiempos. Que a veces han sido más fuertes los intereses en la cultura popular proveniente de Brasil para México y en otros aspectos lo ha sido el interés de Brasil en México.

“Tengo un primo hermano que se aprendió cuando era chiquito todos los boleros de memoria de Agustín Lara, ¿no me diga que usted tiene un tío de 70 y tantos años que se sabe las canciones de Carmen Mirada?, para nada. Y mi tío Pablo adoraba las películas de Dolores del Río y María Félix. Hubo momentos de la cultura mexicana que eran conocidísimos, cercanos, a la cultura popular brasileña”, afirma la también traductora.

Ella ha atestiguado y hasta protagonizado la edificación de puentes que se han tendido entre ambos países tan distintos en lo geográfico, lo cultural y lo idiomático, pero tan cercanos en los intereses.

“Hay innumerables tesis de literatura brasileña en la facultad, muchas las he dirigido yo, he formado un grupo de alumnos con los que continuo el intercambio de trabajo y estudios, y hemos formado incluso un grupo de traductores literarios del portugués para cubrir la falta de obras traducidas al español que puedan ser insertadas en los cursos de literatura hispanoamericana y latinoamericana”, asegura la profesora universitaria de origen brasileño.

Lazos educativos

Dos de los alumnos de Valquiria Wey y sus colaboradores actuales en el Seminario de Traducción Literaria y en la Cátedra Extraordinaria João Guimarães Rosa en la UNAM, instancias que han incentivado la traducción y presencia de autores brasileños en México, son Consuelo Rodríguez Muñoz, doctora en literatura por la Universidad de Sao Paulo y Armando Escobar, quien está a punto de concluir su maestría en literatura brasileña en la UNAM donde analiza la obra de un escritor mexicano y uno brasileño.

Es él quien reconoce que su primer acercamiento con Brasil fue por el futbol y la selección de brasileña, ya después vino el interés por el idioma y luego por la literatura. Asegura que desde el gobierno de Luiz Ignacio Lula da Silva se han incrementado las escuelas de portugués y a últimas fechas la publicación de traducciones de la literatura brasileña.

“Aparte de lo que se hace aquí en la UNAM, las universidades de los estados ya empiezan a mirar hacia allá desde sus colegios de letras; me he encontrado traducciones de cuentos brasileños en la Universidad de Guadalajara, en la Universidad de Veracruz, está empezando a crecer el interés por la literatura brasileña”, dice.

Escobar reconoce que la mayor presencia de literatura brasileña se debe a que el gobierno de Brasil impulsa la traducción mediante becas tanto para traductores como para publicaciones y a que es relativamente fácil conseguir una beca.

“En México empieza a ver el interés de editoriales independientes como Elephas, para allá va la traducción de literatura brasileña en México con editoriales independientes, porque la literatura brasileña tiene muchos experimentos a los que no se atreven las editoriales comerciales”, declara.

Consuelo Rodríguez Muñoz aplicó a una beca para el Doctorado en Literatura por la Universidad de Sao Paulo después de establecer comunicación con profesores y escritores brasileños a través de la Cátedra Extraordinaria João Guimarães Rosa. Dice que acceder a ella no fue complicado aunque sí de muchos papeleos normales para un intercambio académico, pero la experiencia valió la pena pues pudo conocer la intimidad cultural de un país aparentemente aislado de América Latina.

“No creo que hace 15 o hace 20 años hubiera ese mismo intercambio; que alumnos de posgrado que hoy van a hacer investigación antes lo pudieran hacer. También se abren becas para los estudiantes a través del convenio entre México y Brasil; yo me fui justamente a través de un convenio entre México y Brasil dentro de un programa que se llama Programa de Estudiantes de Posgrado, el PEC, pero hay también para alumnos de licenciatura, para estancias sabáticas o estancias de investigación”, asegura la también traductora.

Nexos comerciales y futboleros

Sin embargo, el intercambio va más allá de las instituciones educativas y diplomáticas. En México desde hace varios años hay autores brasileños que son traducidos y muy leídos como Jorge Amado, Rubem Fonseca y Paulo Coelho; hay otros tantos que empiezan a ser más atendidos por las editoriales independientes como Clarice Lispector, Paula Parisot, Luiz Ruffato, Luis Muñoz Oliveira y Joca Reiners Terron.

También hay instituciones que han nacido para enseñar el idioma portugués en México, cada vez más demandado y para descubrir la cultura, la gastronomía y la música de Brasil, como es el caso del Instituto Brasileiro de Cultura que quiere más que enseñar una lengua, a decir de su directora académica, Virginia Cardinal: “Nosotros no solamente enseñamos lengua portuguesa, sino que trabajamos toda una parte social, con eventos culturales, con capoeira, con samba, con eventos musicales, para que la gente vaya aprendiendo que Brasil es mucho más que aquello que se ve en el estereotipo de la televisión”.

Adoración Rodríguez, directora administrativa del mismo Instituto, dice: “Queremos romper con esos clichés que existen sobre Brasil nada más es samba y sólo es futbol, queremos que sepan que hay toda una cultura gastronómica, toda una historia. La historia de Brasil que se hermana con México”.



Ver más @Univ_Cultura
comentarios
0