aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Diputados "apadrinarán" obras en las delegaciones

Carina García| El Universal
Martes 08 de enero de 2013
Diputados

PRIORIDAD. En Iztapalapa se asignaron 10 millones de pesos para reparar casas con grietas. El diputado Alejandro Ojeda (PRD) cedió a ese rubro parte de sus 20 mdp. (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL )

Da la ALDF 20 mdp a cada uno para cumplir compromisos de campaña

[email protected]

Para cumplir sus compromisos de campaña, apoyar a los gobiernos delegacionales de sus partidos o fortalecer su presencia territorial, los 66 diputados locales acordaron repartirse una bolsa millonaria a razón de 20 millones de pesos cada uno.

Sin embargo éstos no llegarán a sus manos ni serán administrados por ellos, sino que serán invertidos en las obras y servicios que cada legislador propuso y “apadrinará”, pero la ejecución correrá a cargo de las delegaciones o unidades de gasto como las Secretarías de Salud, Educación o Medio Ambiente.

Los compromisos de inversión fueron firmados por los jefes delegacionales y diputados locales durante las largas horas de negociación del paquete económico 2013, y fue la salida que la Asamblea Legislativa (ALDF) dio a la exigencia de las delegaciones por más recursos.

Pero la integración de esa “bolsa” que en total es de mil 320 millones de pesos y fue producto de reasignaciones presupuestales, reparto y asignación entre los diputados, no es una fórmula nueva, sino el método común para destrabar los paquetes económicos de la ciudad cada año y alcanzar acuerdos.

La novedad, en esta sexta legislatura, es que a la bolsa entraron diputados de oposición, pues históricamente la repartición era entre los 40 diputados de mayoría (los que ganan su elección en distritos electorales.

Ahora los diputados (34 de PRD, tres de PT, dos del PAN, uno de Movimiento Ciudadano) y 26 plurinominales, todos de oposición, contaron con su parte de la bolsa.

A diferencia de otros años, en esta negociación ambas partes, diputados y delegados, pactaron y comprometieron con su firma, que se vigilarán las fases de ejecución de cada proyecto, y las obras y/o servicios serán inauguradas en conjunto.

Y es que de acuerdo a los reportes que se han realizado sobre las obras financiadas con la “bolsa”, sólo un porcentaje reducido de ellas se concreta, debido a la ausencia de proyectos ejecutivos, o inviabilidad de las obras por carecer de uso de suelo requerido, por ejemplo, o por insuficiencia presupuestal.

Un análisis de la Comisión de Presupuesto sobre el avance presupuestal al segundo trimestre de 2012 reveló el escaso cumplimiento de los proyectos financiados con esa bolsa de Etiquetados Delegacionales, por lo menos hasta junio, en que detectó que a ese mes se habían ejercido sólo 26.4 millones de pesos de los 896 mil 696 pesos asignados.

Esto se debe a que por lo menos una parte de ellos se improvisan al calor de la discusión presupuestal y carecen de planeación o sustento.

En 2013 algunos de los proyectos quedaron etiquetados bajo rubros genéricos, pues carecen de detalles sobre su objetivo o aplicación.

Sonrisa de mujer, Espacio de participación en Benito Juárez, Recuperación de espacios físicos, Programas de Apoyo a la Población, Capítulo 6000 o Programas sociales, son algunos de los rubros para los que se apartaron recursos.

Las negociaciones

El acuerdo, del que participaron todas las bancadas en la Asamblea Legislativa, era que los recursos serían destinados al distrito que representa cada diputado, en el caso de los diputados electos a través del voto.

Mientras que los plurinominales asignarían su “bolsa” a la delegación en que se encontrara ubicado su módulo de atención ciudadana, a la demarcación gobernada por el partido político que representan o bien a proyectos específicos del gobierno central.

Previo al reparto de esta millonaria bolsa, el diputado del PRD Víctor Hugo Lobo- ex jefe delegacional en Gustavo A. Madero- tensó la discusión, pues en conjunto con el grupo parlamentario del PAN en la ALDF buscaban aprobar reformas a la Ley de Presupuesto y Gasto Eficiente.

La propuesta, hecha por Acción Nacional, buscaba establecer que el 20% del total del presupuesto del Distrito Federal fuera destinado de manera directa a las delegaciones. A cambio de que legisladores del blanquiazul otorgaran su bolsa de 20 millones de pesos a la delegación Gustavo A. Madero.

Las diferencias políticas también se hicieron notar en el reparto de los recursos presupuestales. Ese fue el caso de Cuajimalpa, en donde, de acuerdo con el jefe delegacional, Adrián Rubalcava, los recursos de la diputada priísta, María de los Ángeles Moreno, no fueron asignados a esa demarcación sino a la rehabilitación de un deportivo.

Otro ejemplo es la delegación Magdalena Contreras, donde de acuerdo con la jefa delegacional, Leticia Quezada, fueron aportados 4.5 millones de pesos a la demarcación por el diputado del PRI José Fernando Mercado Guaida; el resto decidió aportarlos a obras en Cuajimalpa.

Bolsa con historia

La integración de la llamada “bolsa” inició bajo la presidencia de Víctor Hugo Círigo (PRD) en la ALDF, de 2006 a 2009, quien importó el esquema de la Cámara de Diputados —donde ocupó una curul en 2000— pues ahí el reparto para obras patrocinadas por legisladores es ya una tradición.

En el caso de la ALDF los recursos se hacen explícitos en el Anexo 3, para Proyectos para dependencias y órganos desconcentrados en el caso de los que desarrollarán dependencias como la Secretaría de Educación para Entrega de zapatos, la de Salud para el Programa de Salud Visual o la de Cultura para festivales.

En el Anexo 4 quedaron consignados los proyectos específicos para delegaciones. Algunos fueron con detalle de ubicación u objetivo, como Alumbrado en Chimalpopoca entre Isabel La Católica y Bolívar, en la delegación Cuauhtémoc y con fondos por 200 mil pesos.

Pero otros son generalidades como Proyecto de mantenimiento y mejoramiento de la imagen urbana, para Cuajimalpa, con 80 millones etiquetados, aunque en total tendrá recursos por 150 millones de pesos por este financiamiento.

Los padrinos

En entrevista, el diputado Vidal Llerenas (PRD) explicó que esta práctica no es sana, en el sentido de que los diputados no tienen como principal función la de la gestoría.

“No es exactamente el mejor camino para asignar un gasto, lo ideal es que hubiera proyectos y alternativas preparadas, pero por lo menos ahora hay acuerdos con los delegados o con unidades de gasto que certifican que los proyectos sean realizables”, explicó el legislador.

Vidal Llerenas explicó que en su caso asignó los recursos a proyectos que el jefe delegacional en Azcapotzalco, Sergio Palacios, consideró prioritarios, como dotar de alarmas a casas de la zona y dar mantenimiento a escuela.

Para el coordinador de los diputados del PRD y presidente de la Comisión de Gobierno, Manuel Granados, el reparto “fue de manera equitativa y proporcional a los distritos en donde son electos los diputados para retribuir el compromiso que se hizo con el electorado y fortalecer el contacto y las demandas sociales”.

Cuestionados sobre la nueva modalidad de distribución, diputados de oposición consideraron que fue una oportunidad para asignar recursos a demandas ciudadanas.

Los acuerdos entre diputados y delegados fueron “que nos inviten cuando se inaugure y que nos informen trimestralmente los avances”, dijo el diputado Édgar Borja (PAN).

El coordinador de la bancada del PRI, Tonatiuh González Case, quien ya fue legislador en 2006, aseguró que no le había tocado antes reparto en la bolsa, “yo en este caso es la primera vez que lo veía”.

Pero en todo caso consideró que no hay nada cuestionable en ello, “nosotros damos sugerencias (de asignación), uno habla con su jefe delegacional, que diga las necesidades de la delegación. En mi caso fue para Cuajimalpa, es mi prioridad porque ahí somos gobierno”.

El reparto

Otra de las reglas fue que las delegaciones Benito Juárez y Cuajimalpa, gobernadas por PAN y PRI-PVEM, tuvieran un tope de inversión de 150 millones de pesos, lo que sí representó un avance, pues en 2012 la primera tuvo apenas 46.8 millones de pesos de etiquetados, y la segunda 31.8 millones de pesos.

“Somos 13 diputados del PAN, por 20 eran 260 millones y no se podía ir todo a Benito Juárez, tuvimos un acuerdo en Comisión de Gobierno por eso se etiquetaron en otras delegaciones” estableció Borja Rangel.

“Sus” etiquetas por 20 millones se fueron para ciclovías en Miguel Hidalgo, en inversión para la Plaza Mariana en La Villa, en Gustavo A. Madero, y en Venustiano Carranza para rehabilitar escuelas, y en Benito Juárez en gobierno digital.

Andrés Sánchez, también del PAN, informó que sus recursos fueron para rehabilitar parques públicos en Benito Juárez, el resto de la bancada “no se qué hicieron con sus 20 millones, yo lo destiné con ese fin”.

Y en respuesta a las críticas por el reparto, al que esta vez le “entraron” los de oposición, Sánchez Miranda sostuvo que como representante popular se conocen las necesidades y si existe la oportunidad de impulsar “proyectos que beneficien a un sector de la población con el que has tenido algún tipo de acercamiento yo no veo ningún problema con ello”.

El actual presidente de la mesa directiva de la Diputación Permanente, Alejandro Ojeda (PRD) expuso que una parte la etiquetó a reparación de casas con grietas en Iztapalapa, 10 millones de pesos a la reconstrucción de la escuela Jesús Romero y Fuentes, con 15 millones de pesos y tres millones para el festival de arte callejero Ozomatli.

El diputado de Nueva Alianza, Jorge Gaviño, destinó sus etiquetas a rehabilitar escuelas de Coyoacán con nueve millones, siete millones para rehabilitar un mercado en Iztacalco, y cuatro millones para un parque en Miguel Hidalgo.



comentarios
0