aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Rescatan perros de las vías del Metro

Víctor Adrián Espinosa y Karla Mora| El Universal
Jueves 29 de noviembre de 2012
Rescatan perros de las vas del Metro

CUIDADO. Una pareja joven leyó la historia de “Remi” en internet y acudió al Parque México a conocerlo personalmente; ese mismo día lo adoptaron. (Foto: ESPECIALES )

Los caninos, buscando resguardarse de las inclemencias de la calle, entran en las instalaciones del transporte público. En lo que va de 2012 se han reportado 17 mascotas vistas cerca de los rieles

[email protected]

El instinto de supervivencia es quizá lo último que se pierde en el Metro. Remi, un labrador color negro, es muestra de ello. Hace tiempo, usuarios de la estación Río de los Remedios, de la Línea B del Metro, lo vieron merodear por las vías y lo reportaron a través de las redes sociales.

El perro, que en un principio fue confundido con una hembra preñada, deambuló alrededor de 15 días por las vías, asustado, sangrando por algunas heridas que lastimaban su cuerpo.

No permitía que nadie se acercase para atraparlo, hasta que fue rescatado de manera conjunta por elementos de seguridad industrial del Sistema de Transporte Colectivo Metro y la asociación protectora de animales Mundo Patitas.

Norma Huerta Zárate, fundadora y presidenta de dicha asociación, explicó que desde hace aproximadamente un año mantienen un trabajo en conjunto con el Metro para rescatar animales extraviados en las instalaciones de ese sistema de transporte. Hasta el momento, dijo, seis perros han sido sacados de las vías.

Los activistas se enteran de la ubicación de estos animales principalmente por las alertas que los pasajeros del Metro publican en las cuentas oficiales de este sistema de transporte en las redes sociales, sobre todo en Twitter.

“Siempre tenemos que iniciar las búsquedas después de la una de la mañana, cuando dan la autorización de bajar la corriente eléctrica y poder bajar a vías a buscar al perro”, comentó Norma.

“En general, cuando son perros grandes ‘la libran’ más que los pequeños, porque los cachorros se electrocutan o sufren lesiones con mayor facilidad y mueren. Me dicen los trabajadores del Metro que los perros se acostumbran a que en el día permanecen ocultos y, en la noche que se suspende el servicio, es cuando salen a buscar comida”, dijo la fundadora de la asociación.

Uno de estos casos es el de Remi; Norma recuerda que durante varios días en internet los usuarios compartían mensajes de que una perrita preñada deambulaba sobre las vías.

Tras comprobar que esto era cierto, el viernes 19 de octubre llevaron a cabo un primer intento de rescate entre los activistas y trabajadores del Metro; sin embargo, no se pudo cortar la corriente eléctrica y se canceló la misión.

El segundo intento se presentó las primeras horas del domingo 21, cuando después de las 00:00 horas, personal del STC descendió a las vías para iniciar la búsqueda del perro.

Cuauhtémoc Butrón, encargado de redes sociales del Metro, también tiene presente el hecho en su memoria, fue el rescate que tardó más tiempo en realizarse: cerca de cinco horas.

“El perro no permitía que se acercaran. Entonces nuestro personal, con equipo especial, rescató al animal (...) el perro se resguardaba en un punto donde no se podía sacar y ya teníamos que iniciar el servicio, afortunadamente alcanzó a salir”, recordó el trabajador.

Remi salió en brazos, desnutrido y estresado, unos minutos antes de que el Metro comenzara a dar su servicio.

De inmediato recibió atención médica, empezaba a repararse la odisea que lo llevó a las vías, aunque su futuro en un hogar aún era incierto.

Varios domingos después, en el Parque México, una pareja buscó a Remi para conocerlo tras enterarse de su historia por internet. Lo adoptó y llevó a casa.

El caso de “Pingo”

EL 24 de octubre pasado, este perro juguetón, de color miel, fue visto por varios usuarios vagando en las vías de la estación Deportivo Oceanía. Y de inmediato las alertas corrieron en Twitter.

Personal del STC lo ubicó y rescató, para después dar aviso a la asociación. Cuando Mundo Patitas lo recogió en la jefatura de la estación, el canino, temblando, presentaba contusiones por todo su cuerpo. Luego de un examen médico, se determinó que debido a su estado, el perro llevaba pocos días de haber ingresado al subterráneo.

Un par de domingos atrás y superada esta crisis, Pingo también fue adoptado por una joven en el Parque México.

Los canes buscan el calor de las vías, se meten por lugares inimaginables donde a simple vista es imposible que quepan; pero lo logran y al hacerlo causan reacciones entre los usuarios; van de los avisos a los gritos, y quienes tienen un smartphone mandan la foto a @STCMetroDF; el rescate puede no ser inmediato, depende de las horas pico.

El Metro tiene conocimiento de dos reportes ocurridos en 2011 referentes a perros atrapados en las vías, en este año llevan 17 reportes, de los cuales se ha logrado el rescate de ocho perros, el resto no fueron localizados, sin que se registre la muerte de alguno de ellos.

Cuauhtémoc Butrón, encargado de redes sociales del Metro, explicó que una vez que se da el aviso, seguridad industrial se traslada a la estación reportada, ahí personal del STC determina si es posible rescatar al animal en ese momento sin afectar el servicio.

Los horarios para realizar los rescates inmediatos son entre las 10:00 y las 18:00 horas; depende de qué línea sea la afectada, pues hay rutas en las que la hora pico comienza desde las 14:00 horas.

Si están en las condiciones pertinentes, los encargados de la estación hacen un corte de corriente parcial de dos minutos, el perro puede ser sacado rápidamente, causando retrasos que no son superiores a los 10 minutos.

“En algunas ocasiones la gente de las asociaciones nos esperan en el andén y se les entrega el animal para que ellos lo puedan dar en adopción”, abundó.

En ocasiones, los sitios son problemáticos y ponen en peligro tanto la integridad del perro como del personal, en esos casos se tiene que hacer el corte de corriente al cierre del servicio que es a las 00:00 horas.

Redes sociales ayudan en rescates

Consideró que las redes sociales han sido una pieza fundamental en el rescate de los perros, principalmente Twitter, donde reciben el mayor número de reportes de todo el sistema.

“La comunicación con los usuarios fue más cercana. A partir del Twitter y el Facebook empezamos a tener muchas de las denuncias. Antes si se detectaban al animal podría estar cinco o siete días ahí y nadie lo veía”, recordó.

Mundo Patitas alista una propuesta para incluir en el Manual de Procedimientos del Personal del STC, un protocolo de sensibilización para el rescate y cuidado de animales extraviados en las instalaciones de este transporte capitalino.

Dentro de éstas propuestas, que entregarán en enero de 2013, buscan que el último vagón del Metro pueda transportar pasajeros caninos, donde los usuarios compartirían asiento con mascotas que serían transportadas en jaulas provisionales rumbo a centros de vacunación, esto durante las dos semanas de vacunación antirrábica que hay en el país.

Explicó que varios de los dueños de mascotas capitalinos tienen la intención de esterilizar a los caninos, pero debido a que no cuentan con automóvil y en el transporte público no pueden acceder con los animales, optan por no someter a sus perros al procedimiento.

Plantean movilidad para mascotas

Los activistas plantean que el último vagón del Metro esté equipado con al menos 20 jaulas y un voluntario que preste cuidados a los caninos.

No obstante, Butrón consideró inviable la propuesta de los activistas, debido a que las mascotas pueden sufrir de estrés al ver a la cantidad de pasajeros que se trasladan en el Metro.

De llevarlos en los últimos vagones, se generarían condiciones de inseguridad tanto para usuarios como para los animales, un caso similar al de las bicicletas, las cuales sólo se permiten los fines de semana y días festivos.

“Les decimos a los usuarios que, por seguridad, sólo pueden entrar perros guías a las instalaciones, porque los animales, por muy educados que estén, ante tanta gente pueden ponerse nerviosos y tener problemas. Insistimos mucho en que no pueden ingresar con mascotas de ningún tipo al sistema”, aclaró.

Hizo un llamado para que los usuarios avisen a través de Facebook y Twitter del SCT Metro, cada vez que detecten la presencia de los animales en las vías.

Los usuarios, expresó, tendrán la seguridad de que se dará atención a la denuncia y se emprenderá un operativo para retirar a las mascotas y trasladarlas a un lugar donde sean dados en adopción.



comentarios
0